Close
Radio Radio Radio Radio

Gobernador regional expresa incomodidad por cargos de “amarre” que dejará la actual administración

El viernes pasado se reunieron en la Intendencia el actual jefe regional, Cristóbal Jardúa, con el gobernador regional electo, Óscar Crisóstomo, para comenzar a preparar lo que será el traspaso de funciones hacia el nuevo Gobierno Regional.

Varios puntos fueron abordados, pero sin duda, uno que preocupa a la autoridad entrante, es el nivel de “amarre” que dejará la actual administración en cuanto a equipos de trabajo.

Esto porque si bien el artículo 7° de la ley N°21.074 contempló la creación de 14 nuevos cargos para cada planta de todos los gobiernos regionales (Ley N° 19.379), y cuatro más para aquellas regiones en que se constituya un área metropolitana; en el caso de Ñuble y otras regiones, estos han sido completados casi en su totalidad en el último tiempo vía concursos de planta, lo que podría reducir el espacio de acción de Crisóstomo a la hora de poder conformar sus equipos.

Los cargos sobre los que sí podrá decidir son las jefaturas de las seis divisiones del Gobierno Regional: las tres antiguas, Administración y Finanzas; Presupuesto e Inversión Regional y Planificación y Desarrollo, aunque todos ellos deben ser proveídos vía concurso.

Entre las nuevas divisiones, se distinguen cuatro cargos directivos de exclusiva confianza (administrador regional y jefes de las Divisiones de Desarrollo Social y Humano, Infraestructura y Transportes y Fomento e Industria); además de cargos profesionales sujetos a concurso público (10), uno de ellos, el jefe de Control, a definir vía Alta Dirección Pública, y el cual aún no se ha concursado en Ñuble.

Desde agosto de 2020, el Gobierno Regional ha concursado 18 cargos, ocho de ellos entre diciembre de 2020 y febrero de 2021, procesos que no han estado exentos de polémica, ya que se han presentado reclamos ante Contraloría que están actualmente en trámite, en orden a incumplimiento de las bases concursales, vicios meramente formales en los documentos exigidos, sin que se diera la opción de corregirlos, y eventuales vicios en la conformación del comité de selección.

Incomodidad por “amarres”

“Tenemos expectativas de poder generar una instalación ordenada, que esté acorde a las circunstancias que estamos viviendo, y en la cual tengamos los espacios suficientes para poder incorporar a los equipos de trabajo, a quienes la ciudadanía ha brindado su apoyo para poder dirigir la región de Ñuble”, afirmó el gobernador regional electo, Óscar Crisóstomo, tras reunirse con Cristóbal Jardúa.

Este último manifestó a través de las redes sociales de la Intendencia tras el encuentro, que “el trabajo conjunto con el Gobierno Regional es clave para potenciar el desarrollo de nuestra región”.

Crisóstomo insistió en la necesidad de contar con espacio para poder integrar a sus equipos.

“Aparte de los cuatro cargos de exclusiva confianza, que son el administrador regional, y los jefes de las Divisiones de Infraestructura y Transportes, Desarrollo Social y Humano y Fomento e Industrias, esperamos, y así se lo hemos señalado al intendente Jardúa, se puedan incorporar profesionales a estos equipos que permitan el desarrollo, y que no ocurra que aquellas personas que llegaron por exclusiva confianza de la actual administración continúen, sino que dejen sus cargos a disposición, que es lo que se requiere en este instante”, manifestó.

La nueva autoridad agregó que “nosotros tenemos altas expectativas, creemos que hay mucho trabajo por realizar, y sentimos una valoración y respeto por los funcionarios públicos, vamos a trabajar con cada uno de ellos. Es importante que los equipos que ya están formados y que tienen expertise se reencanten para encauzar el rumbo de nuestra región. Todos son importantes, pero sin lugar a dudas, hay una incomodidad respecto de un gran número de concursos para plantas que se ha desarrollado en el último tiempo, a sabiendas que venía un cambio de administración. Se generó este tipo de situaciones que nunca va a ser bien visto ni bien evaluado”, advirtió.

Discusión presupuestaria

Durante la reunión con el intendente Jardúa, también se le hizo saber la necesidad de poder incorporar a los equipos del gobierno regional entrante en la discusión presupuestaria que está en plena generación.

“Tenemos expectativas de que el presupuesto 2022 sea distinto a lo que se ha estado generando, y podamos apoyar iniciativas ligadas a lo local y a municipios, y que los ministerios comiencen desde ya a hacer las programaciones financieras y a pedir los recursos necesarios para invertir en nuestra región. El foco del FNDR estará centrado en el diseño de proyectos relativos a agua, conectividad, caminos, electricidad, y los ministerios deberán encargarse de su ejecución. Nos colocaremos al día también con aquellos proyectos que fueron aprobados, pero cuyos presupuestos no fueron traspasados a los municipios”, sentenció Crisóstomo.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top
https://www.ladiscusion.cl/feed/rss/