Close
Radio Radio Radio Radio

Doble crimen de San Ignacio se convierte en el primer caso de femicidio este 2021

Para hoy a las 09:30 horas, la seremi del Sernameg, Bárbara Hennig dará un punto de prensa en el que anunciará una querella en contra de Guillermo Valenzuela Becerra, quien había sido detenido en la madrugada del domingo tras dar muerte a su padre y a su conviviente.

Esto, porque si hasta entonces los antecedentes recabados por la Brigada de Homicidios (BH) de la Policía de Investigaciones de Chillán daban cuentas de imputaciones por parricidio y homicidio, las indagaciones posteriores, habrían entregado pruebas de que la víctima fatal presentaba, además, lesiones de carácter sexual.

En ese escenario, cambia completamente la figura penal y con base en la Ley Gabriela, promulgada el año pasado, se estaría ante el primer femicidio de este 2021 que registra la región de Ñuble.

Tras una formalización que se extendió por casi cuatro horas, en el Juzgado de Garantía de Bulnes, el Ministerio Público presentó los informes del Servicio Médico Legal que daban cuenta de un ataque sexual en contra la víctima, de 53 años, por lo que a Valenzuela Becerra, de 32 años, se le formalizó por los delitos de parricidio y de violación con femicidio, ya que se acreditaría un crimen con relación a la violencia de género.

De acreditarse ambos hechos en un futuro juicio, el imputado arriesga incluso penas de presidio perpetuo calificado.

Si bien el imputado, no registra antecedentes penales vigentes, sí cuenta con dos anotaciones por estafa y desórdenes que, sin embargo, se encuentran prescritos, por lo que no influirían en un veredicto judicial.

Aún no ha confesado

La abogada Karen Fuentes, de la Defensoría Penal Pública, representante de Valenzuela Becerra, asegura que “esto no se encuentra del todo acreditado, ya que el Ministerio Público, hasta el momento sólo cuenta con pruebas indiciarias. Por lo demás, estamos estudiando la posibilidad de solicitar ciertos peritajes para resolver si algunas de las lesiones que se imputan a mi representado son o no post morten, lo que podría modificar mucho la situación”.

La defensora, además, explica que el imputado sigue acogiéndose a su derecho a guardar silencio, y que tampoco se cuenta con testigos del hecho.

Un negro historial

El último femicidio que se había registrado en Ñuble fue el que afectó a Carolina Fuentes (Ninhue), en julio de 2020. En 2019 hubo otros dos, lo que dejó a Ñuble como la cuarta región con más casos en el país.

Este año, además, los delitos en contra de la mujer aumentaron en un 11%, lo que se traduce a más de 1.780 denuncias. El 2021, desafortunadamente, ya dejó su marca.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top