Close
Radio Radio Radio Radio

Día mundial de la filosofía

Señor Director:

El tercer jueves de noviembre se celebra el día mundial de la filosofía, práctica que no es ajena a ninguno de nosotros, pues nuestras vidas se construyen en torno a las reflexiones filosóficas. Por este motivo, ad portas de dicha celebración, nos resulta importante reflexionar sobre el papel de la actividad filosófica, pues no parece ser tan clara su importancia en el mundo actual. Hoy en día la filosofía parece tener un papel marginal dentro de la sociedad, pues los filósofos no parecen aportar un valor útil en ella. El hecho de que hayan querido quitar hace algunos años la filosofía de los colegios es un ejemplo bastante ilustrador sobre la relación que existe entre sociedad y filosofía. En cierto modo, existe una crisis en la relación que mantiene el hombre con la actividad filosófica. Por este motivo, pretendemos brevemente recordar el valor de la filosofía.

Ahora bien, podríamos comenzar preguntándonos ¿para qué sirve la filosofía?

Una respuesta apresurada desde la mirada de la eficiencia nos dice: ¡Para nada! El motivo es simple, parece ser que sin filosofía la gente se alimenta igual, duerme igual, y trabaja igual. Asimismo, si no poseo conocimientos de Hegel, Kant, Aristóteles o Platón, la vida seguirá su curso. Nadie muere por no ser filósofo. En este sentido la filosofía sería completamente inútil.

No obstante, una cosa es que se pueda vivir sin filosofía, o al menos sin ser consciente de ella, y otra muy distinta es que mi vida sea la misma con o sin ella.

En todas nuestras decisiones está presente la filosofía porque nuestras decisiones diarias y objetivos de vida dependen de las reflexiones realizadas en torno al fin último de la vida humana. El acto de querer darle un sentido y explicación a la propia vida constituye un acto propiamente filosófico.

El modo en que el sujeto dice algo de sí dentro de sí determina su vida, y eso es lo que en ocasiones llamamos tener una filosofía de vida. Ésta es parte significativa de la vida humana porque nuestro modo de enfrentarnos a la realidad es propiamente filosófico, somos animales filosóficos.

Obviamente, esto no significa que todo lo realizado en nuestro día a día sea filosófico, pero sí significa que existe una relación entre la filosofía y el modo en que los hombres dirigen sus vidas. Así, la filosofía está por sobre la utilidad y por lo mismo es lo más útil.

En suma, el hombre tiene una tendencia natural a la filosofía, una disposición natural a buscar verdades universales y necesarias, las cuales son los pilares en los que se sostiene nuestro espíritu. En este sentido, Jacques Maritain afirma: “los hombres no sólo viven de pan, vitaminas y descubrimientos tecnológicos. Viven de valores y realidades que están por encima del tiempo, y que son dignos de ser conocidos por sí mismos; ellos nos alimentan con la invisible comida que sostiene la vida del espíritu, y nos mantienen alertas, no de tal o cual medio al servicio de la vida, sino de las razones profundas para vivir, sufrir y tener esperanza”.

Maximiliano Yáñez Gutiérrez

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top