Close
Radio Radio Radio Radio

Descubren efectos del calentamiento global en peces

Un estudio publicado en el prestigioso Nature Climate Change, reveló cómo los cambios de temperatura en el océano desde hace 150 mil años han influido en el tamaño, la dispersión y la tasa de especiación de peces del orden de los Clupeiformes.

La investigación es obra de un equipo múltiples de investigadores de diferentes universidades del mundo, entre las que se cuentan la Universidad de Concepción.

El estudio coincide con la difusión del último informe del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC).

Principalmente, la investigación advierte el cambio en la temperatura sobre un orden de peces denominados Clupeiformes, como las sardinas, arenques y anchovetas. Todas de gran importancia comercial a nivel pesquero.

“Quisimos estudiar cuál sería el efecto de este aumento de temperatura y de este rápido aumento de la temperatura sobre los peces, tomando en cuenta que la temperatura es el principal factor que afecta la fisiología del organismo, su sobrevivencia y muchas otras características, que permiten a todos los seres que están en el planeta mantenerse vivos”, dice el Dr. Jorge Avaria-Llautureo.

“Las especies necesitan de cierto rango de temperatura para mantenerse vivas, por eso es importante saber qué pasa ahora, qué pasaría y qué podría determinar este rápido aumento de temperatura, producto del calentamiento global”.

A través de modelos estadísticos, que permiten realizar inferencias de características que existieron en el pasado, científicos chilenos hicieron una retrospectiva para conocer cómo ha cambiado la temperatura del ambiente de estos peces en el pasado, en una escala geológica de hace 150 millones de años.

Los resultados fueron sorprendentes. En primer lugar, corroboraron un fenómeno que hace mucho tiempo se venía observando y es que los peces cada vez que experimentan temperaturas altas van disminuyendo su talla, es decir, se hacen más pequeños, como un mecanismo de adaptación y sobrevivencia al aumento de altas temperaturas.

En segundo lugar, descubrieron que dicha disminución en el tamaño de los peces disminuye directamente su capacidad migratoria, afectando su capacidad de nadar para desplazarse a grandes distancias y la velocidad del desplazamiento histórico.

En tercer lugar, y como en una cadena de consecuencias del cambio evolutivo de un rasgo fundamental como el tamaño corporal, al verse afectada su migración, se ve también mermada la tasa de especiación, que es la capacidad de generar nuevas especies. Esta característica muy propia de los seres vivos, los cuales a medida que se desplazaron a nuevas áreas geográficas también diversificaron, en términos evolutivos es lo que ha permitido a las especies del planeta Tierra aumentar su biodiversidad a partir de un ancestro común que existió hace miles de millones de años.

Especies pequeñas

Las especies de pequeño tamaño, como las sardinas, los arenques y las anchovetas, están presentes en diversos puntos del planeta, lo que permite sacar esta fotografía en el tiempo, observando empíricamente lo que ha ocurrido en nuestro planeta, para luego proyectarlo hacia las consecuencias actuales y futuras de los cambios ambientales globales.

“Son peces de importancia económica. Especies de tienen un rol importante en la cadena trófica en el ambiente marino. Este Cambio Climático que hace evolucionar a estas especies a un tamaño más pequeño, que reduce su capacidad de desplazamiento y su capacidad de especiación, en un futuro podría traducirse en un colapso, ya que se trata especies de importancia comercial, lo que podría ocasionar un impacto en la seguridad alimentaria que hay detrás”, explica el Dr. Cristian B. Canales-Aguirre. “Lo que pasa en el mar a veces se visualiza menos en el común de la gente. Si debido al Cambio Climático los océanos se calientan, este grupo de peces no podrá adaptarse y hacer frente a estos cambios radicales y rápidos que están pasando”, recalcó.

El Dr. Cristian B. Canales-Aguirre explica que esto es como una cadena que se rompe. “Si bien las sardinas o las anchovetas no tienen un impacto directo en el día a día de las personas en algunos lugares, pero sí va a afectar a los depredadores que se comen a esas especies, perjudicando la seguridad alimentaria, porque muchas especies que comemos podrían ser cada vez más escasas y potencialmente dejar de existir en las próximas décadas. Si pensamos en un escenario muy negativo donde este calentamiento global siga aumentando. Si ya estamos en 1,5 grados y donde los modelos hablan hasta 2 o más grados, si no se toman acciones concretas, las proyecciones hacia el futuro son muy preocupantes”.

Entre los autores de esta investigación destacan cuatro exalumnos del programa de Doctorado en Sistemática y Biodiversidad de la Universidad de Concepción: Dr. Jorge Avaria-Llautureo, actual postdoctorado Fondecyt en el Centro de Estudios Avanzados en Zonas Áridas (CEAZA) quien encabeza este estudio junto a los exalumnos del programa, Dres. Oscar Inostroza (HOLON SpA) y Reinaldo Rivera (CIBAS-UCSC), ambos asociados al Laboratorio de Ecología Evolutiva y Filoinformática del Departamento de Zoología de la FCNO, y el Dr. Cristian B. Canales-Aguirre del Centro i~mar de la U. Lagos e investigador adjunto del Núcleo Milenio de Salmónidos Invasores (INVASAL). Integran también este equipo: al académico del Departamento de Zoología y director del Laboratorio de Ecología Evolutiva y Filoinformática FCNO-UdeC, Dr. Cristián E. Hernández; Dr. Chris Venditti de la U. de Reading (Reino Unido); y Dr. Marcelo Rivadeneira de CEAZA, UCN Coquimbo y U. La Serena.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top
https://www.ladiscusion.cl/feed/rss/