Close
Radio Radio Radio Radio

Constituyentes de Ñuble se manifestaron conformes con el nombramiento de Elisa Loncón

Agencias

Más allá de las posiciones políticas con las que se puedan identificar cada uno de los cinco constituyentes de Ñuble, la elección de la representante de pueblos originarios y docente, Elisa Loncón como presidenta de esta nueva Convención Constitucional, la que además –y tras votación con tercera vuelta- dejó al representante del Frente Amplio, Jorge Bassa, como vicepresidente, pareció haber dejado satisfechos a cada uno de ellos.

Tras un proceso de elecciones que inició con marchas desde la Plaza Dignidad, que a ratos se vio interrumpida por incidentes violentos entre funcionarios policiales y manifestantes, finalmente culminó pasada las 19 horas, pero con cada uno de los 155 convencionalistas convocados para –a partir de hoy y hasta este viernes- desarrollar un cronograma e itinerario de discusiones para abordar la tarea de crear una nueva Constitución Política, a partir de cero, por los próximos nueve meses que se dio como plazo para presentarla a la ciudadanía.

Pero como era de esperarse, entre los convencionalistas locales hubo ciertas discrepancias por algunos de los temas abordados e incluso respecto a los nueve meses que se dieron como plazo para finalizar el trabajo constituyente.

Aunque Martín Arrau (UDI) votó por Harry Jürgensen para presidente, y por Pollyana Rivera para vicepresidente, admitió que “estoy conforme con que se haya elegido a la presidenta y el vicepresidente que salieron. Les deseo lo mejor y además que creo que hoy (ayer) lo hicieron muy bien. No es ninguna sorpresa, claramente, que quienes estén hoy en estos cargos no fueran personas ni de centro ni de derecha”.

El independiente César Uribe, en tanto comentó que “la convención debía ser presidida por una mujer y además de pueblos originaros, por lo tanto es algo muy significativo porque tanto las mujeres como los pueblos originarios han sido grupos postergados a lo largo de la historia. Tenemos que poner en valor que el pueblo chileno quiere una nueva sociedad”.

En tanto que el PPD, Felipe Harboe, quien por encontrarse con cuarentena preventiva, fue el único constituyente que votó por vía telemática, lo hizo por Patricia Politzer para presidenta y por Jaime Bassa, en dos oportunidades.

“Pero me parece muy bien que se haya elegido a Elisa Loncón, como representante del pueblo mapuche y por su gran formación académica, lo que va a permitir dar una señal internacional de integración. Y ahora será responsabilidad de las minorías, en especial del pueblo mapuche y de la Lista del Pueblo, el éxito de esta convención”, manifestó el exparlamentario.

Nueve meses de trabajo

Otro de los temas que seguro serán factor de debate durante esta primera semana de trabajo constituyente es el plazo de nueve meses que se otorgó para completar la nueva Constitución.

“Creo que en los nueve meses que se dio como plazo, hacemos la pega demás, se puede si nos concentramos sólo en lo que nos compete y se actúa con un real espíritu de trabajar. Lo primero es ver el tema del reglamento, hay que ver lo de las comisiones, existen uno de principios y valores que podrían generar discusiones profundas; y otros de estructura del Estado, en los que no debería haber muchas discrepancias”, sostuvo Arrau.

Diferente postura mostró Uribe quien cree que será necesaria una prórroga. “Es complejo saber si en nueve meses se pueda establecer todos los temas, no sé si alcancemos a llegar a los acuerdos que se necesiten, probablemente vamos a necesitar un poco más de tiempo, pero eso lo vamos a ir viendo de acuerdo a cómo se vaya dando la convención”.

Similar opinión tuvo Harboe, quien sostiene que “es un plazo muy corto, la discusión de un texto constitucional en algunos países ha tomado hasta dos años y cuando se mira la experiencia constitucional promedio, son cerca de 14 meses, en consecuencia creo que vamos a quedar cortos con eso, pero va a depender principalmente del tiempo que la mesa directiva logre despejar los temas administrativos tales como el reglamento”.

A su juicio, los temas de mayor discrepancia podrían ser la del rol del Estado en la actividad económica, el régimen jurídico de la propiedad, las concesiones, el de los bienes nacionales de uso público y sobre los derechos del agua.

¿Presos políticos?

Respecto a la alusión hecha por Loncón y Bassa a los presos durante las manifestaciones, también hay diversas posturas en Ñuble.

Mientras que Arrau dice que “la constituyente no se puede poner a tratar temas que no son de su competencia” y que “aquí no hay presos políticos, sino gente que cometió delitos”; Uribe plantea que “era algo importante de considerar porque lo que estamos haciendo es crear una nueva sociedad y es importante que lo hagamos fuera de la violencia y con justicia lo que no ha sucedido en este último tiempo en Chile. La gente muerta o quienes han perdido sus ojos aún no han obtenido justicia .

Finalmente, para el constituyente PPD “es legítimo que se planteen las peticiones, pero no podemos atribuirnos facultades de otros poderes del estado”.

LA DISCUSIÓN trató de conocer las opiniones de las constituyentes Margarita Letelier (UDI) y de Carolina Sepúlveda (IND), pero no fue posible conseguir sus respuestas.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top
https://www.ladiscusion.cl/feed/rss/