Close
Radio Radio Radio Radio

Cinco claves del nuevo Plan Intercomunal que aprobará el Consejo Regional

Cristian Cáceres

Durante los próximos días, el Consejo Regional de Ñuble aprobará definitivamente el Plan Regulador Chillán-Chillán Viejo que busca reemplazar al que está en vigencia desde el año 2007 y que necesita cambios fundamentales dada la evolución que ha tenido la conurbación desde aquella época.

Luego de que el Ministerio de Vivienda entregara hace un par de semanas al Gobierno Regional y la Intendencia, el instrumento de planificación diseñado por la empresa Urbe Diseño y Construcción, los consejeros regionales están preparados para validar la propuesta.

Según confirmó el consejero Hernán Alvarez, “estamos esperando la citación para retomar el análisis de este proyecto que es importante no solo para la intercomuna sino que para la Región en general”.

Este Prich, recalcó, “debe ser aprobado, pues de lo contrario,habría que comenzar desde cero. Este documento tiene cosas muy interesantes, pero lo dije antes, es necesario que luego comience el proceso de actualización para que no sea un instrumento provinciano sino que de carácter más regional y pensando en la capital de Ñuble”.

Desde la municipalidad de Chillán, el alcalde Sergio Zarzar comentó que “respecto a la adecuación de los instrumentos de planificación territorial locales, como municipio, consideramos de extrema relevancia poder contar con la actualización del Prich, pues nos permitirá abordar la actualización y creación de un conjunto de diversos instrumentos de planificación territorial, entre ellos al Plan Regulador Comunal, de acuerdo a los ámbitos temáticos señalados en la Política Nacional de Desarrollo Urbano, vigente desde 2015”.

Esto permitirá a la urbe, se planteó desde el consistorio, “proponer nuevas estrategias de integración social, desarrollo económico, equilibrio ambiental, identidad y patrimonio e institucionalidad y gobernanza; en sus instrumentos acorde a las necesidades de las ciudades contemporáneas y sus habitantes”.

En tanto, el presiente del Colegio de Arquitectos de Ñuble, Pedro Ramos, resaltó que la carta de navegación en etapa final de análisis, generará las pautas para un desarrollo equilibrado del territorio.

“Debemos entender que el Prich, Plan Regulador Intercomunal Chillán–Chillán Viejo, corresponde al instrumento constituido por una serie de normas o acciones reguladoras orientadas al desarrollo físico, en este caso del área comprendida por las dos comunas que determinan los alcances en el ámbito de la planificación urbana del futuro”, enfatizó Raos.

La altura es un factor que no ha podido ser resuelto en la capital de la Región

La municipalidad de Chillán, pretende iniciar los estudios para definir las alturas de las futuras edificaciones en la comuna, particularmente en la zona céntrica. Este, que ha sido un tema que ha generado discrepancias entre la comunidad, el municipio, arquitectos y la Cámara Chilena de la Construcción, no está de ninguna manera resuelta. La necesidad de crecimiento en altura choca con el resguardo del patrimonio arquitectónico.

El arquitecto y presidente de Ñuble Transversal, Claudio Martínez Cerda, las cuatro avenidas del cuadrante histórico, siendo el eje Libertad “es el más importante mirador con que cuenta la ciudad hacia la cordillera, y que hace que el paisaje también sea parte del patrimonio de la ciudad”. La entidad propuso en carta enviada el jueves pasado al municipio chillanejo, “limitar las alturas por ejemplo en el cuadrante comprendido entre calles Bulnes, Carrera, El Roble y 5 de Abril, considerando ambos lados de la calzada, donde la altura de edificación no podrá exceder la altura de la catedral de Chillán”.

Carta de navegación será la base de los planes reguladores

Una vez que sea promulgado el Prich, la municipalidad de Chillán podrá comenzar o retomar el trabajo para generar un Plan Regulador propio que reemplace o actualice al que fuera aprobado el año 2016. La sede del poder político regional, concluyó en aquel año un largo trabajo de ejecución de su carta de navegación que no satisfizo a la comunidad ni al municipio, particularmente en lo referido a las alturas de las edificaciones.

Es por ello que el gobierno comunal deberá retomar las acciones para modelar un instrumento de planificación que asegure el crecimiento armónico de la ciudad.

Pedro Ramos, presidente del Colegio de Arquitectos, sostiene que son muchos los elementos que deberán ser considerados en el futuro Plan Regulador de Chillán y que no forman parte del Prich.

“Respecto del Nuevo Prich, si bien ha recogido las consideraciones de la comunidad, además de instituciones privadas como entes públicos, es conveniente que la carta de navegación de cada una de las comunas incorpore condiciones reguladoras que surgen hoy de la implementación de nuevos procesos tecnológicos, urbanos sanitarios, y ambientales que generan la instalación de plantas fotovoltaicas que cubren extensiones considerables en áreas rurales, energías sustentables, eólicas, redes e infraestructuras 5G, con una mirada de futuro, aprovechamiento de los recursos fluviales, entre otros elementos que solo se ven desde la mirada de los planes reguladores comunales”.

El Colegio, detalla que son muchos los aspectos que deben ser expuestos a la comunidad organizada, la cual juega un rol importante en la determinación y uso del territorios urbanos y rurales.

En busca del esquivo desarrollo sustentable y armónico de la urbe

Dentro de las propuestas que realizó la empresa Urbe Diseño y Construcción, se cuenta la generación de sistemas de desarrollo comunal que enfatizan el crecimiento ordenado y planificado de la intercomuna.

En el caso de Chillán, se destaca que “a escala del territorio comunal la opción de desarrollo priorizada por el Prich, denominada “Entre Rios, Puertas”, propiciará una regulación sustentable del territorio en conjunto (Urbano y Rural) relevando la cercanía con los ríos y sus vocaciones territoriales interfluviales, en especial la silvoagropecuaria, creando estrategias para su preservación y desarrollo controlado”. Según este modelo, se optimizan las condiciones de las zonas de extensión urbana, con una mayor visión de desarrollo hacia el norte de la ciudad y fortaleciendo la integración del sector oriente y sur oriente con la trama urbana más consolidada, a partir de la localización de actividades e infraestructura de impacto intercomunal, áreas verdes intercomunales, parques intercomunales y vialidad estructurante.

Además, se destaca que “en lo que refiere al ámbito comunal se establecen disposiciones transitorias de carácter supletorio, ya que corresponden a materias propias del ámbito de la planificación urbano comunal y quedarán sin efecto al momento de entrar en vigencia las normas del Plan Regulador Comunal; vías colectoras, normas supletorias de estacionamientos y normas urbanísticas supletorias de carácter transitorio en las zonas de extensión urbana”.

Actualización responde a necesidades de desarrollo

El seremi de Vivienda, Carlos Urrestarazu, planteó que la Actualización del Prich, transcurrida más de una década desde la aprobación del actual, responde a las necesidades de desarrollo actuales y futuras de la Intercomuna, en el contexto de la nueva Región de Ñuble.

La autoridad, agregó que el instrumento de planificación, deberá abordar los cambios introducidos en la legislación vigente y aplicables a este tipo de mecanismos de planificación.

Se suma a ello que desde el 2007 a la fecha, se han registrado cambios de la jurisprudencia administrativa, en el ámbito de la planificación urbana intercomunal, emanada de la Contraloría General de la República (CGR).

Es por ello, detalla que el Prich tuvo que revisar y actualizar el límite de extensión urbana, estudiar la red vial estructurante y proponer los cambios que sean necesarios, definiendo vías expresas y troncales.

 

 

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top
https://www.ladiscusion.cl/feed/rss/