Close
Radio Radio Radio Radio

Permisos de residencia temporal a migrantes caen en 30% durante el último semestre

La migración es un tema que se desarrolla en todas las regiones del país y la Región de Ñuble no se queda atrás. Son mayoritariamente inmigrantes que trabajan en áreas agrícolas y de comercio, y el Servicio Nacional de Migraciones opera a través de la Oficina de Extranjería que se ubica actualmente en la ciudad de Bulnes.

Además de tener una nueva ubicación, pues esta operaba tradicionalmente en Chillán, en el Servicio Nacional de Migraciones de Ñuble asumió su director el pasado 1 de octubre: el cientista político y administrador público Roger Cisterna Rondanelli; quien aborda las estrategias de trabajo para mejorar el servicio. Antes  se desempeñó como seremi de Economía y gobernador de la Provincia de Diguillín.

Los trámites de quienes llegan migrando a la Región de Ñuble se centran en la solicitud de permisos permanentes y temporales -ya sean temporarios, por contrato o estudios-, y, ahora último, solicitudes de refugio. Estos se pueden materializar vía online. “El 100%de los trámites de solicitudes se hacen online, lo único que se hace presencial son las citas, entrevistas para ver si se acoge o no la solicitud de refugio”, afirmó Roger Cisterna.

De acuerdo a las estadísticas, durante el primer semestre de 2021 se registraron 94 solicitudes de permisos permanentes pero solo se aprobaron 41 de ellos. Esto, a un 22.2% de inmigrantes provenientes de Venezuela y un 19.26% de Haití. Convirtiéndose en la cifra más baja registrada durante los últimos cinco años, donde en el mismo periodo en 2020 se entregaron 318.

Mientras que las cifras de permisos temporales son muchos más altas, porque en 2021 se registran 747 otorgamientos, siendo el peak más alto registrado el segundo semestre de 2018 con 2406 tramitaciones aprobadas. Durante los últimos diez años, la visa temporaria fue la más entregada, correspondiendo al 75,4% del total.

Para obtener un permiso permanente, mínimo se deben estar dos años con visa temporal, y luego, para obtener la ciudadanía, se debe poseer por mínimo cinco años el permiso permanente.

En ambos casos, los grupos etarios con mayor cantidad de solicitudes son los jóvenes y adultos desde los 15 a los 44 años, quienes de acuerdo al director Roger Cisterna, “nos hemos llevado muchas sorpresas en cuanto al tipo de oficio y profesión que ejercen estos migrantes, ya que algunos están en proceso de convalidación de estudios. Esto nos viene a dinamizar la profesionalización en Chile y poder aportar en distintas áreas, no tan solo en la medicina”.

Aunque, en los dos últimos años se registró una gran cantidad de solicitudes de refugio, “hay abogados inescrupulosos que acogen causas de migrantes que ingresan de manera ilegal e intentan ocupar esta causal de refugio y la interpretan a su medida, cosa que se pueda acoger a este. Esto es una trampa para poder regular la situación del migrante, pero no necesariamente es, y es ahí donde está el problema, porque las personas entran y creen que por razones socioeconómicas solamente pueden quedarse en el país, y eso no es así”.

¿Qué pasa con la nueva Ley de Migraciones?

-La Ley de Migraciones tiene 45 años de vigencia, porque todavía está vigente, desde 1975. Recién el 20 de abril de este año fue promulgada la nueva Ley de Migración, pero aun no entra en vigencia porque falta que se apruebe el reglamento.  La diferencia es que esta nueva ley, a cada persona que ingrese al país, tiene que venir con su documentación regulada y no regular aquí en Chile.  Además, esta otorgará instrumentos para el proceso de expulsión, una de las cosas que se ha demorado y que realmente es necesario modificar y traerá una plataforma mucho más amigable que la que hay.

-¿Por qué la oficina de extranjería está en Bulnes? ¿Son ciertos los rumores de colapso del servicio en la región?

-La oficina de Extranjería atendía en la Casa del Deporte en Chillán hasta junio de este año, nos fuimos a Bulnes porque estábamos en un recinto prestado por el período alcaldicio anterior. Pero en este momento estamos en el proceso de arriendo de un inmueble acá en Chillán y prontamente la oficina de migración va a volver a la capital regional, y estimamos que la instalación de la oficina regional será este año. No es así, no existe un colapso en el servicio, la gente habla de colapso porque veían filas de personas fuera de la oficina de Extranjería. Pero es por un tema sanitario, ya que se tenían que respetar los aforos y no podíamos tener a todos, pues las dependencias eran bastantes pequeñas. De que hay un aumento de solicitudes lo hay, pero no necesariamente un colapso.

– ¿Cuáles son las estrategias de trabajo para mejorar el servicio?

Desde el momento que se empezó a digitalizar esto, uno entiende que hay personas que no manejan los temas computacionales, nosotros hemos apoyado permanentemente a esas personas en la oficina de extranjería. Además, levantaremos cuáles son las problemáticas del servicio, las que están más o menos claras, esto es dependiente del origen del migrante porque hay situaciones distintas. Y esto vincularlo con los servicios atingentes para poder dar solución a sus problemas, cosa que mejore sus condiciones de vida y tengan las mismas oportunidades para poder desarrollarse en el mundo social, pero no vulnerando ciertos derechos o deberes que se exigen en este país. Y finalmente, hay unos convenios de colaboración que se van a realizar y ya están en vigencia: el Sello Migrante. Esto viene a dar facultad a los municipios y capacitarlos en temas migratorios para que ellos sean un puente entre los migrantes que hayan en las ciudades y nosotros, y tiene mucha repercusión porque facilita mucho las cosas.

Felipe Ahumada

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top