Close
Radio Radio Radio Radio

Bachelet pidió la liberación Presidente de Burkina Faso tras golpe de Estado

AFP

Luego que los militares tomaran el poder tras un golpe de Estado, el presidente de Burkina Faso, Roch Kaboré, presentó su dimisión.

“A continuación, y en interés de la nación, luego de los hechos ocurridos desde ayer (domingo), he decidido renunciar a mis funciones como presidente de (Burkina) Faso, jefe de Gobierno y jefe supremo de las Fuerzas Armadas Nacionales. Dios bendiga a Burkina Faso”, escribió el depuesto mandatario.

La carta de Kaboré, que gobernaba este país de África occidental desde 2015, se divulgó después de que los militares confirmaran anoche en la televisión estatal, a través de la lectura de dos comunicados, la toma del poder y anunciaran tanto la disolución del Gobierno y el Parlamento, como la suspensión de la Constitución.

Bachelet, quien visitó Burkina el pasado mes de noviembre, exigió por su parte “el rápido retorno al orden constitucional” en un país que en 2020 celebró unas modélicas elecciones legislativas y presidenciales, según la propia alta comisionada había destacado en su reciente visita.

“Frente a las amenazas a la seguridad y los grandes desafíos humanitarios que tiene el país, es más importante que nunca garantizar que el Estado de derecho, el orden constitucional y las obligaciones del país con las leyes internacionales”, afirmó la expresidenta.

“El espacio democrático debe ser protegido, para garantizar que la población pueda expresar sus quejas y sus aspiraciones, participando en un diálogo significativo en torno a las muchas crisis que sufre el país”, concluyó.

Un portavoz del Movimiento Patriótico por la Salvaguarda y la Restauración (MPSR), indicó que la decisión de tumbar a Kaboré se tomó “con el único objetivo de permitir a nuestro país volver al buen camino y reunir todas sus fuerzas para luchar por su integridad territorial (…) y su soberanía”.

“Ante la continua degradación de la situación de seguridad que amenaza los cimientos de nuestra nación, la incapacidad manifiesta del poder de Roch Marc Christian Kaboré de unir a los burkineses para afrontar la situación con eficacia, y siguiendo las aspiraciones de los diferentes estratos sociales de la nación, el MPSR ha decidido asumir sus responsabilidades ante la historia”, agregó.

Entre las medidas anunciadas por los golpistas está el cierre de fronteras aéreas y terrestres y la instauración de un toque de queda desde las 21:00 hasta las 05:00 hora local (misma GMT) en todo el territorio nacional “hasta nueva orden”.

Igualmente, aseguraron que tomaron el poder “sin derramamiento de sangre y sin ningún tipo de violencia física sobre las personas detenidas, que se encuentran en un lugar seguro y respetando su dignidad”, informó Bio Bio Chile.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top