Close
Radio Radio Radio Radio

A 8 meses de la pandemia Ñuble sigue sin avanzar a mayores libertades

Cristian Cáceres

Chillán, Chillán Viejo y Coihueco son las comunas de la región de Ñuble que desde hace varias semanas se encuentran en la fase 2 de Transición del Plan Paso a Paso, que entre sus medidas prohíbe el funcionamiento de restaurantes y cafés, y establece cuarentena obligatoria los fines de semanas y feriados.

Han sido reiterados los llamados, tanto de diversos sectores económicos como de la población, para que las comunas avancen a la etapa 3 de Preparación, sin embrago, las autoridades son enfáticas en señalar que aún no están las condiciones para dar luz verde a la siguiente fase, evitando así que aumente el riesgo de contagio.

“18 de las 21 comunas están en fase 3, solo nos faltan Chillán, Chillán Viejo y Coihueco que están en fase 2. Los números han estado estancados, salvo ayer que tuvimos una leve mejoría con menos casos, y estamos bastante cerca de que si bajan un poco más los números podríamos pasar a fase 3, pero aquí los números son los que mandan. Si nos anticipamos en esto y aceleramos el proceso el riesgo de un rebrote, como está sucediendo en muchas ciudades de Chile y países de Europa, es un riesgo que no podemos correr debido a que se pagan con vidas humanas”, sostuvo el intendente Martín Arrau en el matinal “Todos Juntos” de Radio La Discusión.

“Lamentablemente el virus lo transmiten las personas y una medida de seguridad muy importante es el uso de la mascarilla, cuando nos sentamos en un lugar a comer o tomar alimentos claramente nos sacamos la mascarilla a poca distancia de las personas y eso es algo que da la naturaleza de la propagación del virus, por tanto, hay que entender qué rubros naturalmente van a ser más afectados por las medidas sanitarias”, prosiguió.

Reconoció que el rubro gastronómico ha sido uno de los más afectados por la pandemia de Covid-19, a quienes insistió en que es necesario esperar a que mejoren los indicadores epidemiológicos para lograr el anhelado avance a la fase 3.

“Pedimos paciencia, estamos revisando todos los días los números, nos falta poco pero falta aún, necesitamos un mayor compromiso de la población y de esa manera seguir avanzando”, dijo la autoridad.

“Mucho cuidado”

El epidemiólogo y académico de la Usach, Christian García, se refirió a la situación actual de la pandemia en la región de Ñuble, destacando que todavía existe un número importante de casos diarios de coronavirus en relación a la cantidad de habitantes.

“Mantenerse con 40 casos diarios para la región de Ñuble son muchísimos casos, por tanto, creo que es importante entender que estamos en una especie de estabilización con bastantes casos, significa que tenemos que tener cuidado para actuar rápidamente si es que los casos llegan a aumentar mucho más (…) Para seguir avanzando todos los sectores, las industrias y locales que reciben gente tienen que estar con el objetivo de cortar la cadena de transmisión en su mente, y para ello es fundamental que todos hagamos y apoyemos a la gestión del Ministerio de Salud”, destacó.

Asimismo, explicó que las autoridades deben mantenerse alertas para actuar de manera rápida y oportuna en caso de que se registre un aumento de contagios. “Si no somos capaces de encontrar rápido los casos, encontrar la mayor cantidad posible de sus contactos y a su vez aislarlos rápidamente, es decir, meterlos a cuarentena, no vamos a controlar nunca esta enfermedad”.

El experto señaló que siempre está latente la amenaza de un aumento explosivo de casos motivada por la flexibilización de la ciudadanía ante las medidas y protocolos sanitarios para contener los casos de Covid.

“Siempre se puede repetir una alza de casos, ahí está el problema, parece que la gente está relajándose más pero seguimos en pandemia, con contagios, con una transmisión comunitaria activa. Los países europeos como Italia o España lograron reducir hasta 200 o 300 casos diarios con una población mucho más grande a la que tenemos nosotros y nosotros todavía no bajamos de 1.500 a .2000 casos de manera constante, por tanto, es importante estar consciente que lo que estamos viviendo es un problema serio, estamos con muchísimos casos, no hay que relajarse y seguir adelante trabajando para controlar la cadena de transmisión”, precisó García.

Colmed

El Colegio Médico de Chillán señaló que mientras no se logren bajar las cifras de Covid-19 en la Región de Ñuble, no se puede avanzar en el control de la pandemia, y por ende, cambiar de fase, ya que la tendencia sigue presionada por los brotes intradomiciliarios.

“Desgraciadamente cifras necesarias para pasar de fase no las hemos cumplido, lo único que está normal en la utilización de camas críticas, pero la cantidad casos activos en las últimas semanas se mantienen bastante alta. Si bien el cambio cultural, el uso de la mascarilla en lugares abiertos uno lo puede ver en la calle, si bien todo el esfuerzo que se ha hecho para que la gente mantenga la distancia física en lugares públicos, donde no podemos de alguna manera influir es que las personas se abstengan de realizar reuniones sociales y familiares, en las cuales corren riesgo. Por mucha confianza que se tenga en una amistad o familiar, el riesgo de que alguna persona asintomática contagie a una familia completa se repite ya desde el comienzo de la pandemia, no se ha podido evitar”, explicó el presidente del gremio, Juan Pedro Andreu.

En esa línea, el doctor consideró como necesario recurrir a una estrategia de carácter informativo, que recalce el mensaje dirigido a evitar reuniones fuera del círculo íntimo con el que reside, para que se pueda interiorizar el concepto y los riesgo que ello conlleva.

“Es un urgente una campaña educativa que informe a la gente del riesgo, porque mucha gente cree que esto no existe, que va a pasar la pandemia y ya tenemos que lamentar más de 160 fallecidos. (…) No tenemos ninguna arma para defendernos, sino que se definieron las mismas medidas para combatir la gripe española en 1918, que es lavarse las manos, usar mascarilla y distanciamiento físico, tanto en interiores como exteriores”, dijo.

El representante de los médicos manifestó su preocupación por la época estival, que por sus condiciones climáticas puede incidir en el eventual aumento de contagios.

“Se nos avecina la temporada de verano y eso hay que decirlo con todas sus letras que el que suba la temperatura no genera protección. Al disminuir la humedad, las gotitas que transportan el virus disminuyen su peso y viajan más. Por lo tanto, en lugares cerrados el riesgo es mayor, lo más probable que hayan más posibilidades de contraer la enfermedad, por lo tanto, es urgente que tengamos claro que la temporada de verano no nos va a proteger. Por eso, es necesario que disminuyamos las reuniones sociales y familiares”, indicó.

Si bien la trazabilidad es una estrategia clave en la contención de la pandemia, su impacto se debilita cuando la persona afectada con la enfermedad o sospechosa no entrega la información necesaria de quienes pudo haber contagiado, recalcó Andreu.

“La autoridad sanitaria puede tener toda la intención de realizar la trazabilidad, pero si la gente no reconoce todos los contactos nunca vamos a poder contener la enfermedad. Es importante que se transparente la información a la autoridades sanitarias para que pueda llegar a los contactos estrechos y hacer la trazabilidad, para eso se necesitan muchos profesionales de la salud y muchos recursos, y no somos un país rico”, explicó

Andreu cree que la incorporación de tecnología es indispensable para mantener bajo control a quienes cursan el virus y con ello evitar su expansión. Además, añadió que las sanciones para quienes infringen las normas sanitarias deben ser más severas, sobre todo en el caso de los reincidentes.

“No tenemos información de la movilidad en tiempo real de las personas contagiadas, y eso no puede adherir a modelos de control de la pandemia que se hicieron en países del oriente que generaron la tecnología que existe, medidas para controlar la movilidad de infectados, mediante señales de celulares y reconocimiento facial. Son cosas que ellos incorporan y que acá podrían haberse adaptado. Estamos solamente controlando casos con la tecnología de los años 20, por llamado telefónico. En ninguna parte del mundo va haber personal suficiente para hacer controles necesarios y ahí las fuerzas de orden y seguridad todos los días detectan personas que deberían estar haciendo cuarentena”.

“Creo que la reincidencias de alguna manera deberían conllevar otro tipo de pena, porque ponen en riesgo la salud de la comunidad”, agregó.

Texto: Antonieta Meleán| Susana Núñez

 

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top