Close
Radio Radio Radio Radio

Solo el 0,5% de las denuncias en Chillán son contra extranjeros

Esta semana se cumplió un año desde que se implementara la Reforma migratoria por el Gobierno del Presidente Sebastián Piñera a través de un decreto.

“Queremos abrir las puertas de Chile a a quellas personas que vienen a cumplir nuestras leyes, a integrarse a nuestra sociedad, a aportar a nuestro desarrollo. Pero queremos cerrar nuestras fronteras a los que pretenden ingresar en forma ilegal o que vienen a causarnos daño. Delincuentes, narcotraficantes, esas personas no los queremos en nuestro país”, precisó el Mandatario al explicar el proceso de regularización.

Según la encuesta “Chilenas y chilenos hoy : desafiando los prejuicios, complejizando la discusión”, elaborada por Ipsos y Espacio Público, el 59% de los chilenos considera que el fenómeno migratorio “aumenta la inseguridad, el tráfico de drogas y la delincuencia”.

Las cifras de incidencia de denuncias y detenciones recopiladas por el “Diagnóstico Comunal de Seguridad”, elaborado por la Municipalidad de Chillán y entregado esta semana, revelan que para la comuna, la vinculación de extranjeros a delitos o infracciones es mínima.

El municipio elaboró el estudio con datos de la Policía de Investigaciones (PDI). De un total de 1.917 denuncias, solo 10 de ellas responsabilizan a inmigrantes de presuntas infracciones o delitos, lo que equivale a un 0,5% del total de denuncias en la comuna.

En relación a las detenciones, se registraron un total de 1.558, en que solo 33 de ellas fueron a extranjeros. 14 de ellas corresponden a ciudadanos ecuatorianos, seis a personas de nacionalidad china y cuatro colombianos.

Alejandro Beltrán, jefe del Departamento de Extranjería de la PDI, sostuvo que “hay una mala percepción respecto a los delitos cometidos por extranjeros, porque si uno lo lleva a números, es residual, porque no llega a ser el 1%, eso está dentro de cualquier parámetro de cualquier país”.

Beltrán enfatizó que “no es que los extranjeros vengan a delinquir a Chile. Las personas pueden tener una percepción de que han aumentado los delitos, pero no han sido cometidos por extranjeros. El extranjero viene a Chile a trabajar, a buscar una oportunidad de trabajo, a establecerse con su familia o escapando de alguna situación política, y Chile le abre las puertas para eso”.

En tanto Carlos Ruiz , jefe del Departamento de Extranjería y Migración de la Provincia de Diguillín, destacó que “efectivamente existe una tasa muy baja de delitos cometidos por extranjeros, principalmente porque la migración que nosotros evidenciamos, tanto en la región como en el país, es una migración que viene en busca de nuevas oportunidades. Hemos visto que precisamente los migrantes vienen con buenas intenciones, si bien el Gobierno está consciente de que también hay personas que no vienen a trabajar, sino a delinquir, no en la mayoría de los casos afortunadamente”.

José Tomás Vicuña, director del Servicio Jesuíta a Migrantes, analizó que “esa cifra ratifica lo que siempre hemos dicho sobre que la migración está más asociada al trabajo, al esfuerzo, que a la delincuencia en todos los países. Si uno ve los números globales a nivel de Chile, es muy bajo el porcentaje de personas extranjeras condenadas en la cárcel, y parte de ese porcentaje ni siquiera es migrante, porque son coyotes, y ellos no son migrantes, sino que trasladan droga. Hay algo que pasa en todo el mundo que es vincular la migración a la delincuencia cuando no hay ninguna evidencia de eso”.

Videla afirmó que “hay que ser conscientes de que los datos no transforman percepciones, también hay que ayudar con un discurso, un vocabulario, de historias que cuenten lo más cotidiano de la migración, pero hay discursos populistas, políticos, que más bien quieren ganar votos, que promueven el miedo a los migrantes”.

Y agregó que “la primera palabra para el migrante es trabajo, hay que preguntarse por qué para una parte de los chilenos la primera palabra frente al migrante es delincuencia, qué nos pasa que no estamos viendo lo que ellos buscan, que es trabajo, y que hay buena evaluación del trabajo de ellos, por eso las empresas chilenas los están contratando, no se trata de competir con los chilenos, uno ve que se crean empleos”.

Reforma migratoria

A un año del proceso de regularización extraordinaria que finalizó el 23 de julio del año pasado, 1.141 extranjeros realizaron el trámite migratorio. 472 se inscribieron en las oficinas de la Gobernación de Ñuble, periodo en que todavía no estaban implementadas las instituciones regionales. En tanto, 669 realizaron el proceso en el Instituto de Previsión Social (IPS).

El Gobierno tiene plazo hasta el 3 de julio de este año para entregar las visas a los inmigrantes que participaron del proceso.

“Aproximadamente el 40% de las visas entregadas semanalmente corresponden a visas cuyo origen es el proceso de regularización migratoria”, detalló Carlos Ruiz.

Los ciudadanos de nacionalidad haitiana y venezolana fueron quienes realizaron más trámites de regularización migratoria. En relación a los extranjeros que no se adscribieron al proceso, hizo hincapié en que “fuimos muy claros en todas las reuniones y charlas que hicimos con ellos, de decirles que en Chile las autoridades son cercanas, son competentes y quieren que se regularicen para ayudarlos, para que puedan optar a los beneficios básicos del Estado. Hay personas que quedaron en esta irregularidad, pero eran por temores infundados. Como dijo el ministro del Interior, Chile les dio la oportunidad para que regularizaran su situación migratoria, lamentablemente para aquellos extranjeros que no aprovecharon esa oportunidad, pueden verse afectos a una eventual expulsión”.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top
http://www.ladiscusion.cl/feed/rss/