Close
Radio

Desempleo de Ñuble baja a 7,9% en agosto-octubre

En el trimestre móvil agosto-octubre, la tasa de desempleo de Ñuble fue 7,9%, lo que representa una caída interanual de 0,8 puntos, así como también una contracción de 0,7 puntos en comparación con el trimestre anterior.

La medición del INE, sin embargo, apenas alcanza a incluir el inicio de la crisis derivada del estallido social que ha reducido el consumo y el crecimiento, y se pronostica que impactará el empleo.

No obstante la baja, la tasa de Ñuble se ubicó sobre la desocupación promedio nacional de 7%, que registró una caída interanual de 0,1 puntos.

Según el informe de empleo, la disminución interanual se debió  al descenso de los ocupados (-2,3%) y de la fuerza de trabajo (-3,2%) .

El decrecimiento interanual de los ocupados se explica principalmente por el sector comercio, que bajó en 14,2%; agricultura, con un retroceso de 14,4%; e industria manufacturera, al disminuir en 15,5% incidido principalmente por producción de madera y fabricación de productos de madera.

En tanto, los principales incrementos ocurrieron en administración pública, con un aumento de 33,7%; hogares como empleadores, con un crecimiento de 36,5%; y enseñanza, al aumentar 13,3%.

Estacionalidad

Según comentó la seremi del Trabajo, Yeniffer Ferrada, “esta medición registra una disminución del desempleo regional, puesto que ya mide el inicio de la temporada de cosecha en el agro. En nuestra zona, contamos con un potente factor estacional que hace que las cifras, hacia la parte final del año y el verano, mejoren, nominalmente hablando”.

No obstante, la autoridad reconoció que “tenemos enormes desafíos por delante en el sentido de incorporar a los desocupados, desarrollar otros sectores económicos donde la fuerza laboral tenga oportunidades y promover con aún más fuerza la participación femenina”.

Estallido social

Por su parte, el analista cuantitativo del Observatorio Laboral Ñuble (OLÑ), Héctor Garrido, explicó que la medición  “contempla solo una parte del estallido social que ha ocurrido”, aunque sostuvo que “el efecto del estallido social se ha reflejado en una menor actividad económica del comercio producto   de los horarios de funcionamiento y por otro lado, ha aumentado la demanda de trabajadores asociados con la reparación y/o protección de espacios públicos y privados, siendo esto, una oportunidad para ellos”.

En ese sentido, planteó que en los próximos meses se debiera reflejar de mejor forma este fenómeno en el indicador.

Garrido precisó que “las ocupaciones asociadas con el comercio local tienen un componente variable en sus remuneraciones y están asociadas con las comisiones por la venta de productos o servicios. Por ende, se espera una caída en los ingresos producto de las menores horas promedio de funcionamiento del comercio local”.

“En los próximos meses se identifica un escenario con un tipo de cambio alto (presión a la inflación), reducción de remuneraciones por comisiones, mayor uso de tarjetas de crédito, repactaciones de deuda y un mayor escepticismo de las inversiones”, anticipó el profesional.

Consultado por el factor estacional, el analista expuso que “en una situación ‘normal’ es de esperar un repunte del empleo en periodo de verano en la  Región de Ñuble. Sin embargo, dada la situación actual del país con un tipo de cambio alto y alzas en desempleo de otros sectores, el efecto estacional es ambiguo sobre la reducción de la tasa de desempleo y la composición del empleo en los próximos meses”.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top