Close
Radio Radio Radio Radio

Cae optimismo económico y sube temor a perder empleo

Una importante caída en el optimismo sobre la situación económica del país y de la región entre los ñublensinos evidenció la encuesta  “Pulso de la Economía de la  R e gión de Ñuble”  realizada por la Facultad de Ciencias Empresariales de la Universidad del Bío-Bío (FACE UBB) junto a la Corporación de Adelanto y Desarrollo de Ñuble (CorÑuble).

Entre los principales resultados se observa que la población no identifica mayores variaciones en la economía en relación a un año atrás, no obstante, al consultar por la proyección a 12 meses, un 36,1% piensa que la situación económica del país será peor, cifra superior al 28,6% que respondió lo mismo en la medición anterior, en mayo pasado; asimismo, los que creen que será mejor disminuyeron desde un 31,8% a un 26,4%.

Frente a ello, el decano de la FACE UBB, Benito Umaña, sostuvo que “las personas ven la situación un poco más negativa y eso claramente se debe a las movilizaciones de octubre y noviembre, la gente tiene una percepción un poco más pesimista y es natural que así ocurra”.

En el caso de la economía regional, en tanto, los que creen que la situación empeorará aumentaron desde 9,5% hasta 31,8%, mientras que se redujeron de 54,9% a 41,8% los que opinan que será mejor. “Hay una situación de pesimismo”, sentenció el académico, quien apuntó que los hechos de violencia ocurridos en estos meses y los datos macroeconómicos están afectando la confianza (incertidumbre) y las expectativas.

El decano de la FACE UBB también analizó el mayor optimismo respecto del devenir de la región en comparación con el país, lo que atribuyó, en parte, a las expectativas por la creación de la región y a los bajos niveles de violencia observados en Ñuble en el contexto del estallido social.

En opinión del presidente de CorÑuble, Patricio Poblete, “los ñublensinos seguimos siendo más optimistas a nivel regional que a nivel nacional, que es algo que también identificamos en el estudio anterior y que yo veo con cierto temor, porque en definitiva, significa que en Ñuble aún tenemos altas expectativas de que por el hecho de ser región van a mejorar nuestras condiciones económicas, cosa que no es tan así porque estamos en un contexto internacional complejo y un contexto nacional aún más complejo”.

“A mí me preocupa la fragilidad del argumento de ser región para sostener esa expectativa de una mejoría económica”, añadió Poblete, quien fue enfático en plantear que se debe ser cuidadoso con las expectativas, porque “en un año no van a bajar considerablemente las tasas de desempleo, no vamos a diversificar efectivamente nuestra matriz productiva, no vamos a mejorar la calidad del empleo agregando valor, eso no se hace en el corto plazo”.

A l  mismo tiempo, el timonel de Corñuble comentó que este optimismo “en definitiva sirve, porque una parte importante del crecimiento económico está basado en las expectativas de la gente”.

No obstante lo anterior ,  un 82,6%  considera que el Gobierno no ha hecho los esfuerzos suficiente s  para potenciar el crecimiento económico de la región  (en mayo era 61,8%) ,  lo que según Umaña también se relaciona con la desaprobación en general del Gobierno en la contingencia.

Además, un 59% sostiene  que la situación económica en la actualidad es regular y no ha cambiado en relación a un año atrás  y   un 87%  percibe desigualdad económica en la región y entre comunas .

A nivel de hogares, un 42,9% se mantiene optimista y cree que el ingreso subirá en los próximos meses, cifra inferior al 48,7% de mayo; mientras que aquellos que piensan que bajará pasaron de 9% a 17,7%.

El 80%  no está conforme con su sueldo y un 64% declara cierto grado de complicación en materia de deudas, pese a que manifiestan no haber adquirido bienes durables en el corto plazo y expresan no tener planes de hacerlo.

Así también, el 50,5% de las personas declaran que al menos un miembro de su hogar se encuentra actualmente sin empleo , lo que es levemente superior al 47,6% de la anterior medición.

L a  diferencia aumenta cuando se consulta por el temor a perder el empleo, pues mientras en mayo pasado un 38,5% reconocía un alto o moderado temor, en esta encuesta sube a 63,3%.

De igual forma, un 51,1% sostiene que no hay oportunidades de encontrar trabajo en los próximos seis meses (en mayo era 29%), contra un 22,4% que piensa lo  contrario   (en mayo era 36,1%), frente a lo cual Umaña recordó que “veníamos con una economía en baja, con expectativas de menor crecimiento a lo proyectado, y hoy esta situación hace que sea más negativa”, pese al carácter estacional del empleo en Ñuble.

Movimiento social

Se detecta en los encuestados un cierto descontento con la realidad actual, indicando como problemáticas más relevantes el sistema de salud y los bajos sueldos.

Un 88,4% se mostró de acuerdo con las demandas del movimiento social, contra un 9% que las rechaza; sin embargo, al consultar por las formas de movilización para expresar las demandas, un 29,6% las apoya sin reparos, mientras que un 58,2% las respalda sin el componente de violencia.

Destaca también que un 45,2% dice que no ha visto afectada su vida cotidiana producto de las manifestaciones,  mientras que el 21,9% manifiesta que “sí, pero de forma parcial”; y el 18,2% afirma que “sí, pero considera que el objetivo del movimiento lo amerita” .

La tendencia se repite al constatar que un 52,1% sostiene que no ha visto afectada su vida laboral.

Consultados si el lugar donde trabajan se ha visto afectado por las movilizaciones, un 59,7% responde que no; un 18,5% afirma que sí, pero que se podrá sobrellevar; un 16,2% cree que sí; un 3 %  contesta afirmativamente y piensa que peligra su trabajo; y un 1,8% admite que sí y cree que es posible la quiebra de la empresa.

Al respecto, Umaña apuntó que “esto tiene que ver con que en Ñuble las manifestaciones han sido principalmente pacíficas”.

De la misma manera, Poblete afirmó que “observamos de buena manera que en la región hemos sido capaces de mantener el orden público (…) Hemos sido capaces de cuidar nuestra región”.

Entre las principales demandas, destacan como prioridad el sistema de pensiones para jubilación (48,1%), seguida por salud de calidad y gratuita (22,3%), condonación de deudas universitarias (20,1%) y educación de calidad y gratuita (6,3%).

E l  dirigente subrayó la necesidad de continuar trabajando en una “agenda social potente que se debe implementar en el corto plazo y las discusiones que la agenda social requiere, por ejemplo, la agenda tributaria, la agenda de modernización del Estado o la agenda de seguridad social”.

Finalmente, un 71,5% está de acuerdo con que Chile necesita una nueva Constitución -contra un 18,1% que piensa que no- y preferirían que fuese redactada por una convención mixta (60,0%), versus la convención constitucional (17,2%).

Ficha técnica

El estudio es de carácter cuantitativo de tipo transeccional descriptivo.

Se aplicó una encuesta a 1.000 transeúntes mayores de edad con residencia en Chillán y en otras 12 comunas de la  R e gión de Ñuble, en ocho sectores de la ciudad, entre el 29 de noviembre y el 3 de diciembre.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top
http://www.ladiscusion.cl/feed/rss/