Close

Así será el nuevo servicio de trenes entre Chillán y Santiago

En 2022 debiese debutar un nuevo servicio de trenes entre Chillán y Santiago, el que estará marcado por la seguridad, nuevas máquinas y tiempos de viaje notablemente inferiores a los que se registran en la actualidad, según informó ayer el presidente Sebastián Piñera.

La autoridad, en la Estación de Ferrocarriles ubicada en Avenida Brasil y poco antes del desfile del 20 de Agosto, destacó los avances que se registrarán en el servicio que permitirá unir las ciudades intermedias en condiciones de confortabilidad mucho mayores de las que se hoy se verifican, permitiendo que los ferrocarriles vuelvan a tener un rol preponderante en el transporte de pasajeros.

El presidente de directorio de la Empresa de Ferrocarriles del Estado(EFE), Pedro Pablo Errázuriz, destacó que lo que están promoviendo es “una transformación muy profunda del servicio y eso es algo que esperamos que se concrete a partir del año 2022. Este es un eje muy relevante de la política de Chile sobre rieles. Uno va a sentir que este Gobierno estará marcado en el ámbito de transportes por la electromovilidad y la recuperación de los trenes y estamos muy contentos por eso”.

Errázuriz subrayó que “Chillan es muy importante,  porque tiene una distancia muy característica, pues el tren puede ser mejor que los buses, pero además es mejor que los aviones, a diferencia de distancias más largas que hace que los aviones aparezcan como un actor muy clave. En el caso de esta distancia (entre Chillán y Santiago), el tren realmente es líder y creemos que tendremos un servicio que es imbatible, que le va a ganar al auto privado, a los buses, pero que además le va a ganar al avión”.

El presidente de EFE agregó que para cumplir los objetivos en breve plazo llamarán a licitación para adquirir maquinaria y mejorar la infraestructura disponible en la actualidad, en un plan de alrededor de US$115 millones de inversión.

Una vez que esté operativo el sistema, desde Chillán a Santiago existirán 12 servicios diarios a través de máquinas que tendrán la posibilidad de utilizar la energía eléctrica,  pero además estarán equipadas con motores diésel en caso de emergencia, como puede ser el robo de cables, un delito que, según planteó, ha comenzado a ser desmantelado por las policías.

Un elemento clave en el sistema será el mejoramiento de las vías y en especial los cruces comunales, los que tenderán a ser desnivelados y financiados eventualmente por los gobiernos regionales.

“Actualmente tenemos cuatro servicios de trenes y en el futuro serán 12 diarios. Además, esperamos que haya un ahorro de tiempo, un avance notable que va a ser que estos trenes sean realmente la solución al transporte y conectividad del sur de Chile”.

“Estamos resucitando una historia de amor”

Durante su exposición en la estación ferroviaria, el presidente Sebastián Piñera destacó el futuro servicio entre Chillán-Alameda, que aumentará la frecuencia y mejorará el servicio y la conectividad entre las regiones de Ñuble, Maule, O’Higgins y Metropolitana, además del Biobío.

El servicio, expuso el Gobernante, tendrá una red de 12 estaciones y aumentará los viajes diarios de cuatro a 12, además de establecer nuevas conexiones con Los Ángeles y Concepción.

El nuevo servicio aumentará de 230 mil a 800 mil los pasajeros al año y beneficiará a dos millones de personas, reduciendo los tiempos de viaje tanto en relación a los buses como respecto de los servicios de trenes existentes.

“Estamos resucitando una historia de amor que tienen los chilenos con los trenes. Los trenes siempre han ejercido una magia en nuestro país”, dijo el Mandatario en una ceremonia en la Estación de Ferrocarriles de Chillán, en la que estuvo acompañado por la ministra de Transportes, Gloria Hutt; y el intendente de la región de Ñuble, Martín Arrau.

Con una inversión de US$115 millones, el servicio busca ser una alternativa de transporte de alto estándar con la incorporación de seis nuevos trenes de última tecnología, con una velocidad máxima de 160 km/h, además de climatización, sectores de cafetería, Wifi y mayor espacio en los asientos.

En infraestructura, se automatizarán 74 cruces a nivel, se construirá un nuevo confinamiento de la vía y se rehabilitarán 12 puentes.

“La puesta en marcha de este tren de Santiago a Chillán, como parte de un gran proyecto de recuperar los trenes para Chile, es una manera de seguir haciendo que el país se mantenga en marcha, unir mejor a los chilenos y rescatar una de las tradiciones más hermosas que tenemos en nuestro país”, dijo el Presidente.

El Gobierno está impulsando el programa “Chile sobre rieles” para potenciar los trenes en todo el país. A los ramales Santiago-Nos, Santiago-Rancagua, que ya están en pleno funcionamiento, se suma Santiago-Melipilla, que con una inversión estimada de US$1.560 millones, conectará ocho comunas de la región Metropolitana, beneficiando a dos millones de chilenos.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

0 Comments
scroll to top