Close
Radio Radio Radio Radio

Viñateros proponen crear un poder de compra estatal de uva

Mauricio Ulloa

Nuevamente los bajos precios de la uva golpean a los pequeños productores del Valle del Itata. En el caso de la uva País, los poderes compradores están pagando entre 140 y 150 pesos por kilo (mínimo garantizado), lo que si bien es superior a los $100 y $120 que se pagaban en la vendimia del año pasado, está lejos de cubrir el costo de producción, que bordea los $300 por kilo, aseguran desde las organizaciones campesinas.

En ese contexto, la productora de la zona y dirigente de la Coalición Nacional de Viñateros, Yenny Llanos, criticó que los poderes compradores de las empresas asociativas subsidiadas por Indap, como Cuvas de Ninhue, están pagando $140 por kilo de uva negra, mientras que la corredora Zúñiga y Zúñiga ofrece $150, lo que, según Llanos, refleja el fracaso de la política implementada por el Indap, pues finalmente el Estado termina subsidiando a las grandes viñas.

Fustigó a los poderes compradores que han demorado en publicar sus precios en pizarra y recibir uva. También apuntó a Odepa, por no informar los precios oportunamente, e incluso, por “errores permanentes” en los datos.

Precios referenciales

Es por ello que la dirigente planteó la necesidad de definir formalmente y publicar precios referenciales, que sean un reflejo del valor del vino en el mercado exportador, una medida que, aseguró, si bien no obligaría a las empresas a pagar esos precios, dará mayor transparencia al mercado. “No se trata de obligar a nadie, es una simple referencia, como lo tiene el trigo, el arroz y la leche, por ejemplo, algo que para la uva y el vino no existe, y tenemos una tremenda distorsión, que nosotros hemos denunciado ante la Fiscalía Nacional Económica”.

Yenny Llanos cuestionó, por ejemplo, que, en el Maule, previo a la vendimia 2019 se pagaron $240 por el litro de vino Chardonnay o Sauvignon Blanc a granel a productor, sin embargo, el mismo litro de vino puesto en el puerto chileno para la exportación era $760, en circunstancias que no hubo agregación de valor en el camino, salvo el transporte y la gestión comercial y logística.

“La idea es que se definan formalmente los precios referenciales para la uva y vino a productor, y que sean publicados, y eso sería como un semáforo, sería una referencia para todo el mercado, y si el mercado funcionase, esos serían los precios a los cuales se debería pagar a productor”, planteó.

Agregó que ese valor referencial permitiría identificar con mayor claridad las distorsiones en el mercado y apuntar a su corrección.

De igual forma, los viñateros proponen la creación de un poder de compra estatal, mejor que Cotrisa, pues sería un modelo integrado mediante el cual la empresa estatal que comprará las uvas se encargará de la vinificación y de la comercialización.

“El poder de compra estatal consiste en que el Estado, así como tiene Cotrisa para el trigo, levante un poder de compra, pero a diferencia de Cotrisa, que no funciona muy bien, porque no está integrada, ya que no opera como molino; nosotros pretendemos que la ‘Cotrisa del vino’ o poder de compra estatal, que compre la uva a precios justos, que son esos precios referenciales, que reflejen los valores del mercado exportador, a los pequeños productores y a la vez que pueda vinificar y comercializar, tal como lo hacen otras empresas del Estado”.

Precisamente, los viñateros le presentaron esta propuesta al ministro de Agricultura, Esteban Valenzuela, en la reunión que sostuvieron el 26 de marzo en Quirihue, y según Llanos, la propuesta fue bien acogida por el ministro.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top