Close
Radio Radio Radio Radio

Vecinos de Bulnes, Quillón y Ránquil manifestaron contra la extracción de áridos

En el puente El Roble de la ruta N-48, que une a las comunas Bulnes y Quillón, se realizó este sábado una protesta pacífica convocada por agrupaciones ambientalistas  y comunidad en general para manifestar el rechazo a la extracción de áridos en el río Itata.

En detalle, se oponen al proyecto presentado por la empresa Maquinaria y Transportes Aninat, de Concepción, que pretende extraer 500 mil metros cúbicos del sector San Ramón.

“Este proyecto afecta a las comunas de Quillón, Bulnes y Ránquil. Es una extracción a 11 años y es renovable, es un proyecto para uso particular y no para carabaos fiscales”, explicó Asmeri Landero, coordinadora del Comité Medio Ambiental de la Cuenca del Valle del Itata.

Reiteró que ya fueron presentadas las observaciones de la participación ciudadana que se efectuaron en las tres comunas, y están a la espera de las respuestas por parte de la empresa a cargo del proyecto. “Este proyecto fue ingresado al Servicio de Evaluación Ambiental a través de Declaración de Impacto Ambiental sin aportar ningún bien social para la comunidad. Es todo lo contrario porque estos tipos de proyecto sí tienen cargas ambientales”, añadió.

La coordinadora detalló que los 300 camiones que transitarían diariamente desde los tramos de extracción de áridos hacia la chancadora influirá negativamente.

“Es un camino que no tiene berma, ciclovías, pista de desaceleración y además hay especies protegidas por Sernapesca desde 2011 en el río Itata y ellos en el proyecto presentan un plan de manejo irrisorio para el cuidado de las estas especies (…) El Comité de Agua Potable Rural de Ránquil saca agua del río y al haber movimeinto de material dentro del río se contamina, hay problemas de ruidos y salud mental”, dijo a La Discusión.

El Comité Medio Ambiental de la Cuenca del Valle del Itata destacó que la actividad, en hicieron uso de globos, banderas y carteles, buscó generar conciencia en la comunidad y exponer la preocupación presente en el sector ante la amenaza de la aprobación del proyecto.

“No estamos en contra del progreso pero hay otras formas de sacar áridos, no queremos que el río Itata s etranforme en lo mismo que está pasando en Quinchamalí, San Nicolás o Portezuelo”, añadió.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top