Close
Radio Radio Radio Radio

Triste postal

En una triste postal de la zona se está convirtiendo el reconocido Velo de la Novia, en el Valle Las Trancas, el principal destino turístico de la región de Ñuble. El salto de agua ya no tiene caudal y un sinnúmero de mangueras de captación asoman como autoras silenciosas de este crimen.

Los visitantes se han llevado la desagradable sorpresa en estos días, siendo un tópico muy comentado en las redes sociales.

No es un secreto que en el lugar hay numerosas extracciones irregulares de agua, una práctica habitual en la zona, donde no existe una red de agua potable, algo que parece inconcebible en un destino turístico relevante.

Tampoco es desconocido que la zona atraviesa la sequía más severa desde que existen registros, una “megasequía” que ya se extiende por 15 años, la que ha reducido las precipitaciones de nieve y agua, y que, por lo tanto, ha ralentizado la recarga de los acuíferos subterráneos, que en la precordillera de Ñuble cumplen un rol fundamental en la alimentación de los ríos y esteros.

Por estos días, tanto la cascada como otros cauces del sector están secos, lo que ciertamente no favorece al turismo, pero fundamentalmente, tiene un impacto directo en el ecosistema y en el consumo humano.

Desafortunadamente, aún existe poca información sobre el comportamiento de estos acuíferos, sus características, sus caudales y su interacción con las aguas superficiales, a excepción del valioso aporte del investigador Dr. José Luis Arumí, de la Universidad de Concepción. Una necesidad relevante de la región es contar con información clave para la gestión del agua, pero no siempre eso se traduce en una priorización de recursos para la investigación.

Frente al problema de la sequía, no depende de las personas revertirla, pero sí adoptar conductas que representen un uso eficiente del agua y, por supuesto, desde el Estado, definir una adecuada planificación territorial que considere aspectos como la densidad habitacional, con el fin de velar por el uso racional del recurso hídrico, estableciendo exigencias que favorezcan un desarrollo sostenible del rubro turístico. Hoy solo existe un seccional para esta zona.

Respecto a las mangueras, que han sido motivo de vergüenza en los últimos años incluso en la televisión, hay que valorar los esfuerzos que en los últimos dos años están haciendo el sector público y el privado para brindar una solución definitiva al problema del abastecimiento de agua, y que permitirá dotar a la población de una red de agua potable y alcantarillado, una iniciativa que se espera concretar a fines de la década.

Sin duda que el cambio climático está afectando duramente a distintas actividades, y la escasez de agua se ha transformado en un problema crítico para el consumo humano, la agricultura y el turismo, entre otros rubros, pero este escenario exige una autocrítica respecto del uso irracional del recurso y el aumento sostenido de la demanda. En estos años, todos se han beneficiado del turismo a costa del medio ambiente; por ello, hoy, la sustentabilidad ya no es una opción, es un piso.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top