Close
Radio Radio Radio Radio

Solo un 2% del comercio minorista olvidó el fin de las bolsas plásticas

Desterradas. Las bolsas de plástico ya no corren más en el comercio, salvo en casos de artículos vendidos a granel y que no cuenten con envase primario, y de esta manera, el país se transforma en el primero en Latinoamérica en sacarlas totalmente de circulación, con miras a una meta de saneamiento medioambiental.

La medida entró en vigencia ayer, lunes 3 de agosto, para el comercio minorista, pero la mayoría de los ñublensinos decía haber estado prevenido y muchos tomaron precauciones como ir a comprar con bolsas reutilizables, bolsos, mochilas o incluso cajas de cartón.

“Lo había visto en las noticias y de la semana pasada que acá en Chillán, las personas en el comercio nos estaban avisando, así que trajimos cajas y bolsos”, comentó Flavio Gutiérrez, quien esperaba un minibus para la comuna de Bulnes, en el Terminal La Merced.

El seremi del Medio Ambiente de Ñuble precisó: “sabemos que se trata de un proceso, la gente se tiene que ir acostumbrando a realizar sus compras transportando los artículos en sus propias bolsas”.

Advirtió, sin embargo, que “este proyecto de eliminar el plástico para evitar que sigan contaminando nuestros océanos y el medio ambiente en general, comenzó hace dos años, cuando se retiraron las bolsas plásticas de los supermercados y de las multitiendas, por lo que la gente ya está acostumbrándose a que no les den bolsas de plástico, y ahora es el turno de los pequeños locales, almacenes de barrio y algunos puestos en la feria”.

No solo lo ambiental es el factor a considerar en esta estrategia de eliminación del plástico.

El seremi agregó que “no tenemos que pensar en una economía lineal, es decir, esa que consiste en comprar, ocupar y botar algo; sino que debemos comenzar a pensar en la economía de manera circular, que es comprar, ocupar y reutilizar o reciclar”.

Es en este punto en que destaca el concepto de Responsabilidad Extendida del Productor (REP), que hoy en Chile ya es un concepto que se espera incluir en la ley de reciclaje.

La REP obliga a los fabricantes de ciertos productos, a organizar y financiar la gestión de los residuos derivados de sus productos, porque desde el punto de vista ambiental, la disposición final de basura en vertederos o rellenos sanitarios no es considerada por el el Gobierno como la mejor alternativa.

“Entonces, a lo que se apunta es a que todos los productores o importadores de los llamados productos prioritarios se hagan cargo de los bienes, una vez que terminan su vida útil y vuelvan a las industrias donde fueron fabricados, o a las bodegas donde comenzó su distribución”, apuntó.

Así, si las bolsas de supermercados y grandes tiendas fueron las primeras en salir de circulación y desde ayer se sumaron las bolsas plásticas de los almacenes minoristas, el proyecto apunta como próximo objetivo lograr que los productores se hagan cargo de los envases y desechos de seis de los llamados “productos prioritarios”.

Estos son, los aceites lubricantes, aparatos eléctricos y electrónicos, batería, pilas, envases y embalajes y los neumáticos.

La celeridad con que se comience a asentar en el país esta modalidad, dependerá del Congreso.

Cuando si se dan bolsas

La nueva disposición estipula que solo se darán bolsas de plástico a los clientes cuando estos adquieran productos a granel que no vengan envasados o embolsados (con papel, plástico o mallas), previamente.

Por esta razón, sí se puede comprar pan por kilo, frutas no envasadas, carne no envasada, alimento para mascotas por kilo “y un largo etcétera. Pero no se puede, por ejemplo, pedir una bolsa para llevar pan de molde”, advirtió Caamaño, quien aclaró que lo anterior “solo rige para alimentos o todo aquello que deba ser embolsado por razones de higiene”.

Es decir, esto no aplica para quien compre prendas de vestir por pequeñas que sean, en el comercio ambulante.

Respecto a la fiscalización de esta nueva medida, en la Seremi de Medio Ambiente  explicaron que será labor de a Inspección Municipal.

“La verdad es que todos los municipios han estado alineados con esto de ir sacando el plástico, porque todos entienden que es una medida ya muy necesaria. Y al menos hoy (ayer) me atrevería a decir que menos del dos por ciento de los locales fiscalizados dijeron no estar al tanto de la medida, y se les invitó a ponerse al día con esto”, explicó el seremi.

Se estima que tras la primera restricción a las bolsas plásticas, en 2018, unas 5 mil millones dejaron de circular, por lo tanto, el mar y su fauna se vio más aliviada, en ese sentido.

“El progreso es de la humanidad”

El intendente, Martín Arrau, comentó que “cuando uno ve nuestros océanos inundados de plástico, las orillas de camino con bolsas o los vertederos con estos elementos que se degradan en cientos de años, es como preguntarnos hoy qué hubiese pasado si no se hubieran erradicado algunas prácticas medioambientales de hace 50 años”.

Finalmente, añadió que “hay muchos países que ya adoptaron esta medida, y el progreso es de la humanidad”.

Respecto a las multas, se estableció una sanción de 5 UTM por cada bolsa plástica entregada, lo que no será extensivo a los clientes. Estás se pagarán en el Juzgado de Policía Local.

“Lo que pedimos es que las personas se gasten esos 500 pesos o mil pesos en una bolsa reutilizable. Yo sé que hay quienes han criticado esto, porque piensan que debe correr por cuenta del empresario, personalmente, no me parece que así sea, pero debemos pensar que esta estrategia va en directo beneficio del planeta, el planeta que queremos dejarles a nuestros hijos y a nuestros nietos”, reflexionó Caamaño.

“La gente lo entiende”

En más de un local minorista del centro de Chillán se podía ver letreros hechos por sus propios dueños, recordando que a partir del 3 de agosto ya no era legal entregar bolsas de plástico.

Y aunque muchos de estos locatarios recordaban las malas reacciones que hubo, por parte de algunos, cuando en 2018 se terminaron de entregar en los supermercados, ahora admiten que “no ha habido ningún problema. Al menos aquí, todos llegaron a comprar con sus bolsitas y nadie me pidió”.

El comentario es de Cristian Pérez, del local Ampuero, quien vende especies como ají, cereales, frutos secos y aliños envasados en bolsas plásticas.

“La gente tiene todo el conocimiento por toda la información dada, así que se van con sus cositas sin pedirme bolsas, así que no he tenido ningún problema”.

Para Andrés Vásquez, del local Frutas y Verduras Vásquez, de la plaza Sargento Aldea, “la ley es positiva, ayuda en lo económico y en el tema de la contaminación. Yo vendo frutas, verduras y ahí sí se sigue entregando bolsas, pero lo que es legumbres, cebollas en escabeche, el chapsui o las mismas ensaladas que se venden envasadas, esas la gente ya sabe que se las tiene que llevar en las manos o en sus bolsos”.

Sí admitió que hubo personas que ignoraban la nueva ley, “o no falta el que siempre sale a comprar y se le olvidan las bolsas. Pero nadie reclamó, todos entienden que es por el bien general, así que se las llevaron en las manos. Pero fueron los menos”.

Finalmente, Edwin San Martín, de la tienda de artículos de aseo Alis-Alis, fuera de aprobar la medida, dice que “yo sabía que a muchas personas se les iba a olvidar que hoy comenzaba esta nueva ley, así que me llevé algunas bolsas de papel para entregarles, pero diciéndoles que era la última vez”.

San Martín ya optó por vender bolsas reutilizables “y pedimos el primer cargamento de las bolsas biodegradables, que están permitidas y son más económicas”.

Foto: Mauricio Ulloa

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top
https://www.ladiscusion.cl/feed/rss/