Close
Radio Radio Radio Radio

Regantes piden celeridad para enfrentar sequía

Analizar la situación de escasez hídrica en la región fue el motivo de la reunión sostenida entre los representantes de las juntas de vigilancia de los ríos Diguillín, Chillán y Ñuble, y de la Asociación de Agricultores (Asoñuble), con el seremi de Agricultura, Fernando Bórquez.

El déficit de 36% de precipitaciones en la zona mantiene al agro en alerta, a lo que se suma que la superficie cubierta de nieve en la cuenca alta del río Ñuble es un 22% menor respecto a igual fecha del año pasado.

Ante tal escenario, los agricultores pidieron a la autoridad que evaluara la realidad de escasez con el fin de tomar medidas urgentes antes de iniciar la temporada de riego 2019-2020, como la declaración de Emergencia Agrícola, tal como se ha hecho en otras regiones.

“La situación es preocupante, yo encargué un informe a INIA para conocer proyecciones, de tal manera que, teniendo esos antecedentes, nos vamos a reunir y haremos un seguimiento periódico”, sostuvo el seremi.

La autoridad agregó que “esto nos lleva a reflexionar que no estaríamos en este problema si tuviéramos construidos los embalses, por lo tanto, una de las cosas que sacamos por conclusión, es que hay que tratar de acelerar la política de los embalses porque es la única manera que tengamos seguridad”.

Por su parte, Alfredo Wahling, presidente de Asoñuble, dijo que si bien no comienza oficialmente la temporada de riego, “considerando la cantidad de nieve que ha caído y la pluviometría que ha bajado históricamente, indudablemente que vamos a tener un verano bastante complicado, así que llamamos a los agricultores a tomar los resguardos del caso. No podemos modificar el cambio climático que tenemos encima, pero creemos que la política de embalses debe ser una política de Estado, que no tengamos más postergaciones en el inicio de estas obras”.

En esa línea, el presidente de la Junta de Vigilancia del Río Diguillín, Juan Carlos Villagra, aseguró que “la verdadera solución es ampliar la zona de riego de Ñuble. El clima para acá está cambiando, hay más temperatura y tenemos agua para que sea embalsada, por lo tanto, la construcción de embalses es prioritaria”.

Para Héctor Jaque, presidente de la Junta de Vigilancia del Río Chillán, es primordial que “el Gobierno haga un catastro lo más pronto posible de las necesidades urgentes de los sembrados que hoy necesitan el recurso agua y que no se vayan a ver afectados en enero y febrero, que son los más críticos, eso en lo inmediato”.

Salvador Salgado, gerente de la Junta de Vigilancia del Río Ñuble, afirmó que “es importante que las autoridades le tomen el real peso a la situación por la que hoy atraviesa la agricultura nacional y que no excluye a nuestra zona. Si bien el Gobierno inyectó recursos que fueron principalmente administrados vía concursos de la CNR, en gran medida solo pudieron acceder a ellos las zonas declaradas con Emergencia Agrícola, dejando de lado a Ñuble, que también presenta gran déficit”.

Bórquez comprometió también evaluar la posibilidad de continuar con instancias como estas y transformarlas en una de las mesas que dirige la Seremi. “Para esta temporada, mientras tanto, hay que ver qué nos indican los informes, para ver si se solicita una Emergencia, por el momento, hay que tener los datos”, agregó.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top
https://www.ladiscusion.cl/feed/rss/