Close
Radio Radio Radio Radio

Quinta ola

Mauricio Ulloa

Ñuble es la región del país donde más han aumentado los casos de covid-19 en los últimos 7 días, y podrían incrementarse en más de un 30% la próxima semana, si se mantiene la actual velocidad de transmisión del virus, estiman especialistas que fueron consultados por La Discusión en la Edición Domingo.

La alerta se justifica por las características de Ómicron y la probabilidad de que sigamos viendo rebrotes periódicos de Covid este invierno, lo que podría acentuarse más ante la posible aparición de nuevas variantes y dificultar el llegar a establecer un estado una endemia.

Los expertos coinciden en que hay que ser cautelosos con el alza de casos, a pesar de que se constata una menor tasa de mortalidad y hospitalizados en estado crítico, ya que una mayor circulación viral aumenta la probabilidad de generación de nuevas variantes.

Por eso es clave mantener comportamientos que minimicen la infección, y por lo mismo resulta muy preocupante el debilitamiento de un factor clave, como es la vacunación. En Ñuble, pese a la amplia cobertura de las primeras tres dosis de la vacuna contra el coronavirus, de la población objetivo, que es 498.497, a la fecha solo 148.989 han recibido la cuarta dosis, es decir no más del 30%.

Este descenso se aprecia en prácticamente todas las regiones del país y ha dado paso a críticas a las nuevas autoridades de salud, provenientes de exfuncionarios del anterior gobierno, por lo que consideran una inadecuada comunicación de riesgo que habría conducido a un relajo de la ciudadanía.

Cierto o no, lo real es que los casos aumentan y según el Grupo Epidemiológico Matemático para la Vigilancia de Epidemias y Pandemias de la Universidad de Santiago, Chile entró de lleno a la quinta ola de la pandemia, y por lo mismo es hora de tomar en serio las recomendaciones de reforzar la vacunación y desoír la información falsa que se propaga con tanta facilidad en las redes sociales. Las vacunas son seguras y salvan vidas.

La vacunación de los más jóvenes, niños y adolescentes es primordial para no exponer a sus padres y abuelos; los más jóvenes en particular, han sido los más reacios a las vacunas, por incredulidad y por los bajos índices de contagio y mortalidad. Sin embargo, está ampliamente demostrado que en esta pandemia nadie se salva solo, y que si realmente valoramos esta nueva normalidad que todos esperan no volver a perder, necesitamos de la responsabilidad de todos y todas, pues el virus sigue allí, en cualquier superficie insospechada, agazapado en silencio para adherirse a las personas expuestas, aquellas que no siguen las enseñanzas aprendidas en más de dos años, que ayudan indiscutiblemente a mantener el covid a distancia.

No estamos en la misma situación que hace un año y menos que hace dos, pero no hay que relajarse. Como bien reza el adagio popular: “En la confianza está el peligro”.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top