Close
Radio Radio Radio Radio

“Queremos trabajar en consolidar el Polo de Salud en la región de Ñuble”

Diario Concepción

Cuando el físico Mauricio Cataldo Monsalves asumió la rectoría de la Universidad del Bío-Bío, en 2018, planteó un programa que en gran parte debió modificarse, producto del estallido social y la pandemia. Eso, sin embargo, no lo desanimó, y hoy aspira a continuar en el cargo hasta 2026, liderando a la única casa de estudios estatal de Ñuble.

[bg_collapse view=”button-orange” color=”#4a4949″ expand_text=”Leer más” collapse_text=”Menos” inline_css=”width: 100%” ]

¿Qué objetivos de su actual período están pendientes debido a la pandemia? ¿Qué evaluación hace de estos cuatro años, y por qué cree que deberían reelegirlo?

-Hemos realizado una evaluación positiva sobre el trabajo de estos casi 4 años, y no lo digo solo por mi rol de rector, sino por el trabajo y compromiso transversal demostrado por toda la comunidad UBB para sobrellevar estos años de pandemia de manera eficiente, un logro que se facilitó tras mantener un liderazgo flexible y una gestión adaptativa que nos permitió transitar por la pandemia, manteniendo la excelencia académica y las aulas abiertas, sin dejar de lado la preocupación constante por las personas que integran la comunidad universitaria. Tal es así, que en nuestra UBB no se desvinculó a ningún trabajador, producto de la pandemia de Covid-19. Dentro de nuestros principales logros, destaco la acreditación institucional en todas las áreas por 5 años, logrando así obtener un reconocimiento como universidad compleja. También implementamos la Dirección General de Géneros y Equidad, lo que me llena de orgullo, ya que esto nos permite como universidad contar con las herramientas para la aplicación de buenas prácticas en temas de género y diversidad. También destacaría que pudimos hacer una completa evaluación al Modelo Educativo de nuestra universidad. Adicionalmente, hemos implementado una administración financiera responsable, logramos hacer sostenible las finanzas de nuestra UBB, todo esto apoyado de una estrategia de generación de recursos mediante diversos proyectos.

Tengo la convicción que con la experiencia adquirida estos cuatro años cuento con un conocimiento más cabal y profundo del rol de una universidad pública y el papel trascendental que debemos tener en los territorios de Ñuble y Biobío, por lo que debemos trabajar por la pertinencia territorial siempre respetando y valorando a la comunidad interna, que es la que ha hecho UBB día a día en nuestros 75 años de historia. Nos han quedado algunas acciones postergadas, un ejemplo es la creación de la Vicerrectoría de Vinculación con el Medio, que es un anhelo que debemos retomar como gobierno universitario.

-La UBB cumplió recientemente 75 años. ¿Qué acciones deberían comenzar a ejecutarse hoy, pensando en el centenario? ¿Tiene en mente algún plan a largo plazo?

-En la cuenta pública que di en Concepción, el gobernador Rodrigo Díaz en su saludo nos puso un bonito desafío: proyectar la UBB al centenario. 25 años pasan muy rápido, por eso es que queremos adentrarnos mucho más en nuestros territorios, reafirmando el compromiso y el liderazgo público, estatal y ambiental que define nuestra identidad frente a las transformaciones y desafíos futuros. Todo esto con especial énfasis en la educación pública de los establecimientos del territorio presentes en cada barrio. Queremos trabajar en consolidar el Polo de Salud en la región de Ñuble, que sin duda, es un tremendo desafío y compromiso.

Por último, y respondiendo a su consulta sobre si tenemos un plan a largo plazo, aún no, ya que creemos firmemente que debemos construirlo en conjunto con toda la comunidad UBB a nivel triestamental, ya que queremos desarrollar un centenario participativo y vinculante. Sin embargo, sí tenemos los grandes objetivos de ese plan a 25 años, que son lograr el bienestar de las personas de Ñuble y Biobío a través de nuestro aporte permanente al territorio en ciencia, arte y tecnología, con estrategias que sean sostenibles en el largo plazo.

Polo de Salud en Ñuble

-La sinergia entre organismos públicos y academia ha tenido su máxima expresión en el convenio con el Gobierno Regional para implementar la carrera de Medicina en Chillán. ¿Cuándo podría ver la luz este proyecto?

-La sinergia generada entre el GORE, CORE y la UBB sin duda promueve el desarrollo territorial de Ñuble, permitiendo con esto consolidar en el territorio un sistema educativo que permita avanzar en la formación de capital humano innovador y al desarrollo integral de las personas. Este convenio busca fortalecer el acceso a la salud de calidad para todos los habitantes de la región. Todo esto a través del establecimiento de un Polo de salud. Estamos trabajando arduamente en la creación de la carrera de medicina. Está en tabla del próximo Consejo de la Facultad de Ciencias de la Salud y los Alimentos. Posteriormente se llevará a las vicerrectorías de asuntos económicos y académica. Luego, la llevaremos al Consejo Académico, y posteriormente, a la Junta Directiva.

-Aparte de Medicina, ¿hay otras áreas que podrían potenciarse en Chillán?

-El convenio con GORE Ñuble contempla también la creación de lo que denominamos carreras no médicas. Me refiero por ejemplo, a Química y Farmacia y Terapia Ocupacional. A su vez, este convenio considera también la formación del Centro de Simulación en Salud, cuyos objetivos son, por una parte, el desarrollo de tecnologías educativas en simulación, y por otra, la incorporación de metodologías activas e innovadoras de evaluación de capacidades clínicas. También se suma la formación del Centro Epidemiológico de Ñuble, que tiene como objetivo establecer los factores determinantes en la salud de la población, para tomar las medidas pertinentes que posibiliten la prevención y promoción de la salud.

-Con la creación de la Región de Ñuble, surgieron voces en la sede Chillán que proponían “independizarla” de Concepción, para constituir una universidad estatal aparte. ¿Cómo evalúa esa posibilidad? ¿Es viable?

-Agradezco muy sinceramente esta pregunta, ya que deseo ser muy claro en esto. Permítame explicar el punto de vista que tenemos en la UBB. Siempre una universidad va a aportar a una región y ese aporte está en directa relación con el tiempo que toma la formación de masa crítica para el desarrollo de la investigación, innovación y asistencia técnica, y con el conocimiento que se tiene del territorio. Por esto, crear otra universidad implica que los frutos se verán en un muy largo plazo. También hay voces que señalan que se debe dividir la Universidad por sedes, y eso sin duda resiente la identidad de nuestra casa de estudios, que nace de instituciones que son de Ñuble y Biobío, y eso ha generado un fuerte arraigo cultural al interior de la UBB. A modo de ejemplo, el campus Fernando May es parte de la identidad de la UBB como un todo, lo mismo que la historia de la antigua Universidad Técnica del Estado. Si se optara por dividir la UBB por sedes, cometeríamos el gran error de tener dos universidades pequeñas, una en cada región, que al competir dentro del sistema de educación superior, no tendrían peso, ya que todos nuestros indicadores deberían en la práctica dividirse en dos. Esto claramente nos despotencia, como universidad y como territorios. La pertenencia de una universidad pública no está dada por el nombre que lleve, sino por el compromiso real que tiene con el territorio.

[/bg_collapse]

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top