Close
Radio Radio Radio Radio

Plan de Descontaminación busca sumar comunas de Ñuble en la gestión ambiental

En 2012 el Ministerio de Medio Ambiente declaró a las comunas de Chillán y Chillán Viejo como zona saturada por Material Particulado (MP) respirable MP10 y MP2,5. Desde entonces, se han tomado diversas medidas para disminuir la contaminación ambiental en estos sectores.

La más importante llegó después de tres años de trabajo. Así, el 25 de octubre de 2015, se promulgó para ambas comunas el Plan de Prevención y Descontaminación Atmosférica (PPDA) que comenzó a funcionar un año después. Dicho plan contempla medidas como: el reacondicionamiento térmico de viviendas, recambio de calefactores y la renovación de buses y mejoras en el transporte público.

Tras cinco años de funcionamiento, al PPDA de la región le corresponde una actualización. Así lo informaba el subsecretario del Ministerio del Medio Ambiente, Javier Naranjo Solano, en su visita del año pasado. “Los planes de descontaminación se revisan cada cinco años; eso es lo que establece la normativa y eso es lo que justamente se hace porque uno tiene que revisar la eficacia de las medidas; si son o no son suficientes. De hecho, el de Ñuble tenemos que revisarlo el próximo año”.

Hasta el momento, desde el Seremi de Medio Ambiente informaron que se está trabajando en la Propuesta de Macrozona Valle Central Ñuble, que buscará incorporar a las comunas de San Carlos, Bulnes, Coihueco, Pinto y San Nicolás.

“Si consideramos que la Región de Ñuble posee una población de 480 mil habitantes, la macrozona podría incluir 340 mil habitantes, lo que representa sobre un 70% del total de la población”, establece el proyecto.

Episodios críticos

Dentro del PPDA, también se considera un Plan Operacional de Gestión de Episodios Críticos, cuyo objetivo es enfrentar y monitorear los días de mayor contaminación atmosférica por Material Particulado Respirable MP10 y MP2,5.

A través de las estaciones de monitoreo de calidad del aire fijos, ubicados en el Instituto Nacional de Investigación Agraria (INIA) Quilamapu y Purén, se miden y detectan los días de mayor contaminación para que el Seremi de Medio Ambiente pueda crear políticas públicas de descontaminación.

Este plan se implementa desde el 2016 y mide el período entre el 1 de abril y el 30 de septiembre. De acuerdo con los registros oficiales, el primer año declararon 70 días con episodios críticos, los que bajaron a 61 el 2017. Mientras que en 2018 subieron a 76 y al año siguiente bajaron nuevamente a 54 días.

Durante los dos años de pandemia se han registrado 95 días de episodios críticos en total: 44 el 2021 y 51 este 2021. Al término del periodo de este año, el seremi de Medio Ambiente, Patricio Caamaño, sostuvo que “este último día de Gestión de Episodios Críticos nos entrega una calidad de aire bueno, tendencia que se repite en gran parte de este periodo. Actualmente tenemos planes de descentralización en la región, ya que sumamos a la comuna de San Carlos para hablar de una Macrozona central de Ñuble”.

La integración de San Carlos a la red de monitoreo se ha conseguido a través de un equipo móvil, instalado en dependencias del Liceo Violeta Parra, ubicado en una zona de alta concentración poblacional, al nororiente de la comuna.

Mientras que el delegado presidencial regional, Cristóbal Jardúa, enfatizó que “efectivamente los números de este año 2021 son bastante positivos en materia de calidad de aire en nuestra intercomuna, así que estamos muy contentos con el trabajo realizado por parte del Ministerio del Medio Ambiente y por el trabajo del equipo de Salud, ya que esto considera varios elementos, como mediciones, fiscalizaciones o el Programa de Recambio de Calefactores”.

Pese a que este año hubo más episodios críticos que en 2020, quién también catalogó como un buen año en el periodo de Gestión de Episodios Críticos fue el jefe regional de la Superintendencia de Medio Ambiente, Cristian Lineros, quién explicó que “nosotros consideramos que fue un buen año, las actividades de fiscalización se realizaron fundamentalmente en días de episodios críticos, Preemergencia y Emergencia ambiental, donde destaca que como región hemos aprobado al menos tres programas de cumplimiento del orden de 100 millones de pesos, asociados a cambios de matriz energética, otro a medidas de abatimiento y otro a mejora en todo lo que es el sistema de reportabilidad”.

En cuanto a cifras, el seremi de Salud, Erick Jiménez dijo que “en este periodo se fiscalizaron 2 mil 72 viviendas. De ellas, se cursaron sumarios a 209, además de dos empresas. Es importante señalar que hemos visto una disminución en cuanto a los sumarios y que la gente ya está comprando leña seca. Además, cuando inspeccionamos los domicilios, vemos que ya cuentan con el recambio de calefactor, por lo que el humo visible dura menos de 15 minutos y no constituye sumario sanitario. Hemos visto este cambio cultural en nuestra ciudad y estamos agradecidos de nuestro gobierno que ha hecho todas las gestiones para disminuir esto”.

En los 183 días de medición de episodios críticos este año, se decretaron 18 en Alerta, 26 en Preemergencia y 7 días en Emergencia.

Adiós a la leña

Dentro del PPDA, se incorporó el Programa de Recambio de Calefactores, que contempla un recambio de, al menos, 20 mil equipos que combustionen leña en la zona saturada en un plazo de 0 años.

La postulación se hace dependiendo los metros cuadrados de la vivienda y cada beneficiario puede optar por un equipo de combustión a pellet, kerosene o aire acondicionado.

Hasta la fecha, se han realizado 7 mil 753 recambios de calefactores en Ñuble. 5 mil 798 son posteriores a la creación de la región.

El seremi de Medio Ambiente, Patricio Caamaño, comentó que “nosotros como Ministerio de Medio Ambiente, buscamos la posibilidad de entregar una mejor calidad de vida y una mejor condición con todo el trabajo que estamos haciendo principalmente en terreno, ya que familias han recuperado espacios en sus hogares gracias al Programa de Recambio de Calefactores, algo que es fundamental, por lo tanto estamos muy contentos porque este año hemos disminuido las cifras en relación a los números, lo que ha sido un compromiso del presidente Sebastián Piñera de trabajar en un pilar fundamental que es la calidad del aire, que al mismo tiempo es uno de los elementos troncales de nuestra región, para sumar a más comunas con instrumentos reales de gestión medioambiental y así mejorar la calidad de vida muchas más personas”.

En promedio se hacen tres llamados por año, para ir cumpliendo paulatinamente con los 20 mil equipos instalados para el 2023. Para este año se esperan dos llamados, uno para la línea kerosene y otro para pellet. Los procesos se informarán oportunamente a través de los medios de comunicación y redes sociales de la Seremi de Medio Ambiente de Ñuble.

Eficiencia energética

Con respecto a las viviendas, el PPDA establecía que el Servicio de Vivienda y Urbanización con apoyo del seremi deberían progresivamente reforzar la fiscalización de las obras financiadas a través de programas de subsidios de mejoramiento térmico de viviendas del Minvu.

Este reacondicionamiento térmico de viviendas tiene por objetivo disminuir el requerimiento energético de la población. Entre los beneficios que entrega el programa están la reparación de cimientos, pilares, vigas, cadenas o estructura de techumbre y pisos u otras similares. También considera el mejoramiento de instalaciones sanitarias (agua o alcantarillado), eléctricas o de gas; reparación de filtraciones en techos y muros; adaptación de la vivienda cuando uno de los integrantes del núcleo familiar presente movilidad reducida, entre otros.

Asimismo, en materia de innovación de eficiencia energética se consideró: colectores solares, iluminación solar, tratamientos de separación de aguas u otros similares, entre otros.

Desde el Seremi de Vivienda y Urbanismo Región de Ñuble informaron que el “ahorro energético y económico por vivienda anualmente, para viviendas con aislación térmica, es de un 45% en leña y/o parafina”.

Además, señalaron que desde 2020 a la fecha se han asignado 4 mil 688 subsidios equivalentes a 820.326 UF. El primer lugar lo ocupan los PDA con 2 mil 410 subsidios. Así, el año pasado Ñuble recibió el 19% del total de subsidios PDA a nivel nacional. Este año la cifra aumentó al 25% del total Nacional.

Buses nuevos

A partir de la publicación del PPDA en el Diario Oficial, se estableció la meta de recambiar 100 buses en un período de cinco años en la zona saturada. Así, a través del Programa de Renovación de Buses y proyectos de Mejoramiento al Transporte Público se realizó el retiro de vehículos de transporte público de mayor antigüedad para renovarlos por vehículos de menor antigüedad. De esta manera alcanzar el objetivo de reducir las emisiones de MP y NOx en un 60% y 20%, respectivamente.

Según las cifras oficiales del Seremitt, desde el año 2018, se han renovado 269 vehículos menores y la inversión total alcanza los 661 millones de pesos. Mientras que, por el lado de los taxibuses, tanto urbano como rurales, se han sustituido 192 buses con una inversión de más de 4 mil 353 millones.

“Este programa consiste en un apoyo directo a los operadores del transporte público, que entrega un subsidio económico estatal con el objetivo de renovar la flota tanto de los servicios rurales como urbanos de la región. Desde que somos región se han otorgado recursos directamente a los operadores de Ñuble y con eso podemos contar con vehículos de menor antigüedad, más eficientes y menos contaminantes. Esto, está directamente conectado con la mejora de la calidad de vida de las personas”, explicó la seremi de Transportes y Telecomunicaciones, Bárbara Kopplin.

En la Regulación para el Control de Emisiones del Transporte, del PPDA de las intercomunas Chillán-Chillán Viejo, se detalla que para cumplir con la reducción de las emisiones de MP y NOx, se podrán incorporar sistemas de post tratamiento de emisiones y otras alternativas tecnológicas a los combustibles tradicionales.

Sobre esto, Kopplin señaló que “creemos como Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones que seguir potenciando la renovación de la flota del transporte público es una muy buena medida para disminuir los efectos contaminantes. Asimismo, continuar con el fomento al uso de modos de transportes sustentables y también, poder generar un masivo uso de la electromovilidad tanto para scooters o bicicletas, como también, crear proyectos que vayan en la línea de mejorar la infraestructura adecuada para autos y locomoción colectiva con sistemas eléctricos”.

Texto: Ignacia Oyarce

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top
https://www.ladiscusion.cl/feed/rss/