Close
Radio Radio Radio Radio

“Perder a mis hijos fue pisar fondo”

Hace cinco años su vida llegó a un punto en donde se arriesgó a perderlo todo. Su adicción a las drogas le había hecho perder el rumbo y sus hijos pequeños estaban siendo vulnerados en sus derechos. Una denuncia del jardín infantil ante tribunales le hizo tocar fondo.

Esta es la historia de Carol Sandoval Plaza. “Tenía tres hijos, el mayor fue entregado a mi mamá y los dos menores a una familia para que los cuidara mientras yo entraba a rehabilitación. Fue bien duro lo que pasé, fue difícil, reconozco que yo no estaba bien y aunque mis hijos eran lo más importante, los perdí…fue difícil dejarlos, nunca me había separado de ellos”, cuenta quien es ese momento pasó a ser Familia de Origen para estos dos niños que comenzaron a vivir con una Familia de Acogida.

Lo primero que hizo Carol fue salir del barrio, alejarse de las malas juntas y recibir el apoyo del equipo de profesionales del FAE “Los Naranjos”. Entró a rehabilitación, más de un año estuvo en terapia, y con apoyo salió adelante. “Las asistentes sociales y la sicóloga siempre estuvieron preocupadas de que yo pudiera avanzar para recuperar a mis hijos. Mientras yo pasaba ese proceso, podía ver a mis hijos por una hora, dos veces por semana. La familia de acogida los llevaba y podía verlos un ratito en las oficinas del FAE. No perdí el vínculo y eso fue importante para mi recuperación”.

El proceso le permitió, en la medida que mostraba avances en su recuperación, rearmar su vida, mostrar estabilidad y demostrar que se preparaba para el retorno de sus hijos. “Gracias a Dios estuvieron con una Familia de Acogida que los trató muy bien. Pero igual fue complejo, siempre que los veía me preguntaban que cuando podrían volver, era doloroso cada vez que partían”, cuenta y agrega que siempre fue una meta recuperarlos, por eso se superaba. “Perder a mis hijos fue pisar fondo”.

Hoy a sus 32 años muestra una nueva vida. Se casó, tuvo dos hijos más, y su marido también fue clave. La estabilidad, un hogar tranquilo y con amor le demostraron al tribunal que ella había cambiado. Trabaja vendiendo joyas de plata y perfumería, sin horarios, lo que le permite dedicarse a sus hijos y proyectar un futuro.

Su vida tuvo una segunda oportunidad, pues tomó la decisión de cambiar y recibió el apoyo profesional y contención familiar necesaria. “Sí se puede, depende de la voluntad propia. Estar apartada de los hijos es muy doloroso. Yo me mentalicé en lo que lo malo que hice lo podía dejar atrás, salir adelante, tener una familia, y no depender de las drogas ni de la delincuencia.

Una red de apoyo que necesita de voluntarios, por eso Coanil, a través de su programa FAE “Los Naranjos” invita a las familias con conciencia social a la campaña “Súmate a las familias de Acogida”, para que más familias de origen tengan la posibilidad de enmendar el rumbo y recuperar lo más valioso en sus vidas. Escríbe a [email protected] o por mensaje de WhatsApp al celular +56 942361146.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top
https://www.ladiscusion.cl/feed/rss/