Close
Radio Radio Radio Radio

Pandemia y digitalización aumentan la brecha en la recuperación del empleo

Si bien las cifras agregadas de empleo correspondientes al primer trimestre de 2022 muestran una recuperación de la ocupación en la región respecto a igual periodo del año pasado, el análisis por segmentos permite identificar un rezago en el grupo etario de 45-59 años, así como también entre aquellos con menor educación.

Son diversos los factores que permiten explicar este fenómeno, entre ellos, la pandemia, cuyos efectos siguen presentes para muchos que han optado por salir de la fuerza de trabajo o que han decido emprender de forma independiente, y en gran medida, de manera informal; pero también se pueden identificar otros procesos de más largo aliento, como la incorporación de tecnologías, que exigen competencias específicas para los operarios y por otro lado, han reemplazado puestos de trabajo más elementales mediante la mecanización y automatización de algunas tareas, algo que se ha hecho más evidente en la agricultura, también como respuesta a la escasez de mano de obra.

Según el Observatorio Laboral Sence en Ñuble (OLÑ), se observa un aumento de la tasa de ocupación en la mayoría de los niveles educacionales, excepto en los grupos con enseñanza básica incompleta y media completa, entre marzo de 2021 y marzo de 2022.

En el grupo de los profesionales, la tasa de ocupación se incrementó desde 68,0% a 68,3%; en aquellos con enseñanza superior técnica completa, la tasa creció de 72,7% a 77,2%; quienes tienen educación superior incompleta aumentaron su ocupación desde 27,6% a 39,9%; y por otro lado, aquellos con enseñanza media completa disminuyeron su ocupación desde 59,2% a 58,4%, así como también aquellos con enseñanza básica incompleta, donde descendió desde 33,5% a 30,6%.

También queda en evidencia que el segmento de los profesionales, el grupo de aquellos con enseñanza superior técnica completa y con enseñanza superior incompleta, ya recuperaron los niveles del primer trimestre de 2020; mientras que, por otro lado, los grupos con enseñanza media completa, básica completa o media incompleta y básica incompleta todavía no lo hacen.

Asimismo, en 12 meses se aprecia un incremento de la tasa de ocupación en casi todos los tramos de edad en la región, excepto en el grupo de 45 a 59 años.

Se observa que en el tramo de 15-29 años la tasa de ocupación se elevó desde 38,5% en enero-marzo de 2021 a 42,7% en 2022; en el tramo de 30-44 años, la tasa creció desde 68,9% a 74,0%; en el tramo de 60 años y más, también aumentó la ocupación, desde 24,6% a 26,7%; sin embargo, en el tramo de 45-59 años se redujo desde 66,9% a 61,1%.

Se advierte, además, que ningún grupo etario ha recuperado las tasas de ocupación del primer trimestre de 2020, aunque el grupo de 30-44 años es el que está más cerca de alcanzar el 74,8%.

Factores del rezago

Jonathan Labra, coordinador técnico del Observatorio Laboral, acotó que, “en 12 meses, el crecimiento de los inactivos entre los 45 y 59 años fue de un 18,6% . Al indagar en las razones de inactividad de este grupo, se destaca, en primera instancia, las razones de salud temporales y permanentes con un alza de un 27,1% en 12 meses; le sigue, la categoría de otras razones (jubilado, rentista, próximo a comenzar un trabajo, razones familiares temporales, entre otras) con un alza de 25,9%; y en tercer lugar están las razones familiares permanentes, con un alza de un 9,8% en 12 meses”.

De igual manera, la seremi del Trabajo en Ñuble, Natalia Lépez, complementó que “considerando los determinantes sociales de este grupo se podría atribuir al ciclo de vida laboral y familiar en el que se encuentran. Sin embargo, debemos considerar que la contingencia sanitaria aún permanece, lo cual ha dificultado la reincorporación a la fuerza laboral”.

En tanto, en aquellos grupos con menor nivel educacional, Sofía Sánchez Nova, analista cualitativa del Observatorio, explicó que “por una parte, la edición de mayo del Termómetro Laboral muestra que, en 12 meses, existe un aumento de un 17% de los trabajadores de los servicios y vendedores de comercios y mercados, y de 9% del personal administrativo. Situación contraria ocurre con las ocupaciones elementales (caída de un 3%) y los operadores de instalaciones, máquinas y ensambladores, con una caída de 3,2%, que serían grupos ocupacionales con menores niveles de calificación. En este mismo sentido, se ha documentado en trabajos previos del Observatorio, que en el sector silvoagropecuario las empresas señalan una falta de interés por ese tipo de trabajos y una falta de postulantes”.

Al respecto, Constanza de la Hoz, quien también es analista cualitativa del Observatorio, sostuvo que “las razones del rezago de la recuperación de las personas con menor nivel educacional se pueden visualizar por varias alternativas, en donde se destaca de forma preliminar: 1) una cierta cantidad de personas dejó de participar de forma activa en el mercado laboral; 2) es posible que la demanda laboral local esté agregando mayores requisitos educacionales para sus postulantes; 3) en los últimos años empresas han optado por la mecanización de procesos que busca reducir horas de personas en aquellas ocupaciones con actividades rutinarias; y 4) también es posible que muchas de esas personas estén realizando su propio emprendimiento como trabajados a cuenta propia, situación que se ha reflejado en los últimos resultados del INE”.

Mecanización

Existe coincidencia entre especialistas y actores económicos locales que en los últimos años la adopción de la mecanización y automatización se ha acelerado, motivado en parte por el aumento del costo de la mano de obra, lo que se puede observar, por ejemplo, en labores de cosecha de algunas especies o en el procesamiento en la agroindustria.

La seremi Natalia Lépez, aportó que “no sólo en Ñuble visualizamos este fenómeno, sino que es un escenario a evaluar, pues a nivel mundial se están generando cambios en la modalidad de enfrentar la producción, es por ello, que esperamos contar dentro de un corto plazo con estudios que nos permitan diseñar nuevas líneas programáticas en reconversión de fuente laboral”.

En ese sentido, la analista Sofía Sánchez afirmó que “los levantamientos cualitativos realizados por el Observatorio, indican que la adopción de tecnología y automatización de algunos procesos en el comercio o en la industria, generan crecimiento económico, innovación y competitividad, siendo parte de estos procesos accesibles para empresas grandes y medianas, teniendo en cuenta que estas tecnologías tienen un valor económico elevado para ser costeado por todas las medianas y pequeñas empresas”.

“Sin embargo -continuó la profesional-, la velocidad del cambio respecto a la automatización, es distinta entre las empresas que tienen su casa matriz en localidades urbanas y aquellas en comunas más rurales, ya que, en estas últimas, su desarrollo es un poco más lento”.

Respecto a los puestos y perfiles sustituibles por sistemas automatizados, Sánchez precisó que “se relacionan con competencias que, en su gran mayoría, son de carácter rutinario, es decir, tareas mecánicas en ambientes controlables, altamente probables de ser reemplazadas por tecnologías, tanto físicas como digitales”.

“Si bien es cierto se ha transitado a procesos de sustitución de la mano de obra en ocupaciones elementales, se percibe, en general, que para los sectores económicos de la región, aún es necesaria la intervención humana, teniendo en cuenta, por ejemplo, que para la recolección de la fruta se requiere especial cuidado para la manipulación del alimento” concluyó Sánchez.

Políticas públicas

La analista Constanza de la Hoz indicó que “la automatización es un fenómeno mundial que está generando cambios en las formas de hacer los trabajos y en las competencias que son requeridas para desempeñarse, por lo que, las políticas en esta materia deberían apuntar a entregar las herramientas y competencias necesarias a las personas para la transformación del empleo actual o para la reconversión laboral”.

La profesional planteó que “dentro de las opciones en el mediano horizonte, se puede implementar una oferta de cursos técnicos de corto plazo que ayudan a la actualización y adquisición de habilidades en la fuerza laboral provistos por nuevos actores”.

Incentivos al empleo

Pese al rezago de estos grupos, los incentivos del Estado en el empleo y particularmente en la contratación, han estado puestos desde el gobierno anterior, en las mujeres y los jóvenes, una política que apunta a favorecer una mayor participación laboral de estos segmentos.

La seremi del Trabajo en Ñuble recordó que “una de las primeras acciones de reactivación económica de este Gobierno es el Plan Chile Apoya, el cual considera incentivos a la contratación y a la búsqueda de empleo, principalmente para quienes se encontraban por más de tres meses cesantes, otorgándoles un subsidio para la nueva relación laboral”.

Y añadió que “por su parte, desde el Sence existen líneas programáticas que incorporaron el componente de inserción a abarcando un amplio espectro de población”.

Según expuso Jonathan Labra, “teniendo en cuenta que los recursos son escasos y las necesidades son múltiples, es requerido priorizar y enfocar el uso de estos recursos en algunos grupos de la población. En este sentido, las mujeres fueron las más afectadas en materia laboral por la pandemia, retrocediendo su participación laboral a niveles inferiores al año 2010, por lo cual, es fundamental generar medidas de apoyo que faciliten el retorno de ellas al mundo del trabajo”.

De igual forma, Labra argumentó que “tal como se muestra en el Termómetro Laboral del mes de mayo, los jóvenes entre 15 y 29 años son el grupo de la población con mayor tasa de desocupación en la región de Ñuble (15,8% en enero-marzo de 2022), por ende, hay un grupo personas de este tramo etario que muestran intención y han realizado acciones para encontrar un trabajo, sin encontrar uno, de ahí la importancia de generar incentivos para la contratación de estos”.

En esa misma línea, la seremi del Trabajo enfatizó que “nunca se ha dejado de lado a los grupos mencionados como “rezagados”, pues históricamente se han entregado opciones de capacitación y empleo para ellos. Sin embargo, los grupos de mujeres y jóvenes en edad laboral necesitan el respaldo de políticas públicas que aseguren igualdad de oportunidades”.

Intermediación laboral

Rodrigo Riquelme, jefe de la Oficina Municipal de Intermediación Laboral (OMIL) de Chillán Viejo, indicó, respecto a los grupos sin estudios, que “la mayoría de las empresas tuvieron que informatizar muchos de sus procesos, y un gran número de personas hasta ese momento no necesitaban competencias en informática para desempeñar sus labores, era un trabajo más análogo o manual, a diferencia de lo que ocurre ahora, y ahí fue quedando un grupo rezagado”.

En cuanto al rezago de las personas mayores de 45 años, Riquelme apuntó que el fenómeno también tiene que ver con la oferta de empleos, en particular con el nivel de salarios, porque son trabajadores con más experiencia y, por lo tanto, más “caros” para el mercado. En este grupo, añadió, hay técnicos y profesionales de los rubros que comenzaron a quedar rezagados, como seguridad, administrativos y salud.

El profesional manifestó que precisamente en este grupo las personas pudieron hacer importantes retiros de los fondos de pensiones, porque tenían años de ahorros, y que muchos lo hicieron por necesidad, porque quedaron cesantes. “En esto hay que ser bien honesto y reconocer que hubo empresas que despidieron a diestra y siniestra al inicio de la pandemia, se aprovecharon y desvincularon a los trabajadores más caros; y un buen número se lanzó a emprender, la gran mayoría en la informalidad”, comentó.

Según Riquelme, sí existen oportunidades laborales para los mayores de 45 años, principalmente en el área de producción, en mantención industrial, eléctricos y en construcción en general, donde precisamente los trabajadores son escasos. Por ello, planteó que es clave un mayor grado de decisión regional en la definición de los cursos de capacitación en el territorio.

De la misma manera, dijo que para los segmentos con menor nivel educacional también hay ofertas de empleo, cuyos ciclos regulares responden a la actividad agrícola y agroindustrial, sin embargo, subrayó que también hay oportunidades en el rubro de la logística y la distribución, en un importante número empresas que se han instalado y que han aportado dinamismo al mercado laboral local. Aclaró, sin embargo, que tendrán que contar con ciertas competencias técnicas específicas que requiere ese rubro.

Por su parte, Jorge Salgado, jefe de la OMIL de Chillán, aseguró que existen ofertas de empleo para los segmentos rezagados, sin embargo, reconoció que un gran número de personas salió de la fuerza de trabajo en el contexto de la crisis sanitaria y tras el estallido social, particularmente mujeres. “Hasta ahora no se han recuperado todos los empleos de la prepandemia”, aseveró.

El funcionario reconoció, además, que para los mayores de 45 años se ha hecho más difícil la reinserción, debido, entre otras razones, a que las condiciones laborales actuales no son las mismas. “Algunos están esperando que mejoren las condiciones, que vuelvan a ser las mismas de antes, está difícil la situación, porque las empresas, por su parte, se están resguardando, han estado recortando costos, bajar los sueldos que eran demasiado altos”, explicó Salgado, quien hizo hincapié en que “lo que se ganaba antes, no se gana ahora. Solamente los trabajadores especializados, los carpinteros de primera, los albañiles, los enfierradores, entre otros, están ganando bien”.

A pesar de ello, subrayó que en los últimos meses “hemos tenido harta oferta en la agroindustria, en servicios, forestación, construcción, entre otros rubros, y si bien hemos observado un aumento de personas buscando empleo, no hemos tenido mano de obra suficiente; hemos tenido cursos para especializarse, pero muchas veces hay poco interés, porque la gente quiere ingresos y no quiere perder el tiempo en capacitarse”.

 

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top