Close
Radio Radio Radio Radio

Pandemia no detiene atenciones de pacientes crónicos en Ñuble

Agencia Uno

Cuatro meses atrás la llegada del coronavirus a la región de Ñuble y el miedo al contagio dejaron interrogantes respecto a la continuidad de los tratamientos de los enfermos crónicos que se controlan en los recintos de salud del sector público, ya sea por diabetes, hipertensión, dislipidemia, asma, entre otras.

La crisis sanitaria ha mermado las consultas presenciales, sin embargo, las autoridades y equipos de salud han puesto en marcha diversas estrategias para garantizar la continuidad de la atención y evitar la descompensación de los cerca de 122 mil pacientes crónicos que existen a nivel local y que constituyen la población más vulnerable a la infección.

“Aún cuando nuestros esfuerzos han estado enfocados en la mayor demanda asistencial producto de la pandemia, no hemos dejado de preocuparnos por nuestros usuarios con enfermedades crónicas que si bien, tienen las mismas probabilidades de contagiarse que alguien sano, la forma en que el Covid-19 los afectará es diferente, ya que hemos visto que pueden generar cuadros mucho más graves”, asegura el director (s) del Servicio de Salud Ñuble, Ricardo Sánchez Opazo.

Para ello, todos los establecimientos de la atención primaria despliegan una serie de iniciativas que apuntan a este propósito, como la entrega de fármacos para dos o tres meses, con el objetivo que las personas con patologías compensadas, no deban acercarse a su centro de salud.

“Se realiza el despacho de medicamentos a domicilio, seguimiento telefónico de los usuarios, visitas a los hogares, se han implementado líneas telefónicas para mejorar la comunicación con los usuarios y se están tomando exámenes de control con énfasis en quienes tienen sus patologías descompensadas, entre otras medidas puestas en marcha a nivel local”, detalla el directivo.

Desde la Dirección de Salud Municipal de Chillán informan a La Discusión que la tecnología ha sido un apoyo a la hora de mantener el contacto con sus usuarios.

“Es así que los cesfam siguen haciendo seguimiento a pacientes crónicos y atendiendo consultas de programa infantil, de la mujer, cardiovascular, salud mental, adulto mayor, entre otros. Esto ha sido posible gracias a la teleasistencia, llamadas telefónicas y consultas por redes sociales. (…) Cuando se identifica una situación de urgencia se indica a los pacientes a recurrir a su cesfam. También es importante destacar, que a pacientes con movilidad reducida y de la tercera edad, se les se les visita en sus hogares e igual se le presta atención”, indican.

En los últimos días, la región ha presentado una escalada de casos nuevos de coronavirus y la cifra de 81 hospitalizados a causa de la infección, es una de las más altas desde el inicio de la pandemia.

En este escenario, si bien se informa que los recintos de salud cuentan con las medidas, el SSÑ reconoce que existe un grupo de personas que por temor no acude a estos lugares, pero aseguran que se está trabajando con estos usuarios para que permanezcan en contacto con su equipo de salud.

“Debemos aclarar que si bien, necesitamos que las personas se queden en sus casas para disminuir la propagación del coronavirus, esto no significa que las personas deban ausentarse de sus controles agendados cuando son citados, dado que esto le ayudará a mantener su estado de salud”, señaló Sánchez.

“Recalcar que hoy todos nuestros establecimientos cuentan con estrictos protocolos sanitarios, con áreas de atención diferenciadas para pacientes Covid y no Covid y con servicios de urgencia que atienden de manera separada las consultas respiratorias, de las que se generan por otra causa. Por lo tanto, podemos asegurar que es mucho más seguro estar en un centro de salud controlando su patología, que ir a un supermercado o salir al centro”, agregó.

El presidente de la Federación Democrática de Profesionales Universitarios de la Salud (Fedeprus) Ñuble, Cristian Peña, recuerda que a mediados de marzo, cuando inició la fase cuatro de la crisis sanitaria, se notó la disminución en las atenciones de enfermos crónicos.

“Si teníamos un sistema de salud público que ya venía mermando y venía bastante complejo, tuvo que agotar todas sus energías para resolver la situación de pandemia, entonces las atenciones comunes y corrientes se han visto totalmente mermadas por esta condición. Los trabajadores de la salud, en general, han hecho todo los esfuerzos posibles para poder retomar ese tipo de atenciones, pero es un trabajo que todavía necesita harto más tiempo, entendiendo que todavía Ñuble se encuentra en una condición super compleja por el coronavirus”, detalla.

Como parte de las medidas para dar continuidad a las atenciones de las personas con enfermedades de larga duración, han extendido el tratamiento médico que ya tenían en los casos donde el paciente se mantiene estable y tiene una reacción favorable a los fármacos, y de esa manera, resolver las situaciones más urgentes que requieran evaluación de especialistas o necesidad inmediata de tratamiento.

El presidente de Fedeprus Ñuble destaca que muchos funcionarios han orientado sus funciones para reforzar otras áreas de la salud. “Tenemos profesionales, por ejemplo de salud mental, que están entregando medicamentos a domicilio y esa es su tarea en estos momentos, para evitar que sea la población que salga y colapse los hospitales”, agrega el psicólogo.

Evaluaciones a domicilio

En esa línea, Mónica Salazar, presidenta de la Asociación de Funcionarios de la Salud Municipal en Chillán (Afusam), junto con detallar el abordaje que realizan los profesionales con los diferentes pacientes, asegura que hasta ahora no existen consultas pendientes.

“Los cesfam cuentan con médicos que hacen los controles a crónicos mayores de 75 años en domicilios. En el caso de los menores de 75 edad, éstos son evaluados vía telemática, Por otra parte, si existen usuarios descompensados mayores se les toman exámenes en sus domicilios y se hacen las indicaciones de la misma forma, es decir en sus hogares. Con la implementación de estos procedimientos no existen controles pendientes, pues se han organizado de forma tal de absorber la demanda de la manera más eficiente posible”, explica.

Corina Merino, presidenta de la Federación de Funcionarios de la Salud Municipal (Fefusam) Ñuble, agrega que los enfermos crónicos que son adultos mayores reciben sus fármacos a domicilio, momento en el que se aprovecha de hacer una evaluación para saber cómo evoluciona.

“A los menores de 65 años se les están haciendo controles telefónicos por parte del equipo cardiovascular, donde se les llama y consulta respecto a cómo están llevando su tratamiento farmacológico, cómo se han sentido, si han tenido algún problema y así se va seleccionando a quienes necesitan un control presencial”, explica.

A las personas que manifiestan no sentirse bien se les cita a exámenes en su Cesfam correspondiente, los cuales son revisados y de arrojar resultados alterados se le asigna control médico.

“Todo el equipo cardiovascular, incluyendo el médico, están permanentemente haciendo controles telefónicos y están pesquisando quien tiene la necesidad de un control presencial. Además, la enfermera y nutricionista los llaman para darles las indicaciones, evaluar cómo llevan su dieta y a su vez van pesquisando los que manifiestan problemas, o estén descompensados”, precisa la dirigenta gremial.

Merino señala que los controles incluyen seguimiento de la alimentación de los pacientes crónicos, buscando que ingieran comidas balanceadas acorde a sus patologías. En caso de que la persona presente problemas de ingresos económicos se le brinda ayuda social.

“Se les dan indicaciones adecuando los ingresos y lo que la persona dispone para alimentarse, la nutricionista les pregunta qué come habitualmente, con qué cuenta para preparar el almuerzo o la alimentación en general, y les va adecuando la dieta, de acuerdo a lo que dispone, ahora si pesquisa que hay una persona la cual está con serios problemas de ingresos, y por tanto no tiene para comprar alimentos, o algún problema del tipo social, hace la coordinación con la asistencia social para que lo visite o se comunique para buscarle ayuda social”, detalla.

La presidenta de Fefusam Ñuble reveló que solicitaron a la Seremi de Salud autorizar que los funcionarios de la salud puedan realizar controles presenciales a los pacientes crónicos en sedes comunitarias o colegios, y así evitar tengan contacto con un potencial portador de Covid.

“Las atenciones no se pueden hacer de forma normal porque las salas de espera de nuestros establecimientos municipales son muy pequeñas, y además están divididos en dos áreas, uno pacientes con enfermedades respiratorias y otro acceso para pacientes que no son respiratorios, y el espacio es muy reducido”, expresó Merino.

Por su parte, el Colegio Médico de Ñuble reconoció que el retraso de las consultas médicas por otras patologías es algo complejo, por lo que instó a los pacientes a mantener sus controles al día.

“Los pacientes tienen que consultar y mantener sus controles cuando sea necesario, no es la idea de que no se hagan los controles, tanto de las patologías como de los controles de tipo preventivo en niños o mujeres embarazadas. Creo que la atención primaria tiene que mantener su rol de control de la salud en la población y eso es lo que se tiene que implementar. Estamos esperando que se tenga un plan de reinicio de las actividades de control sanitario y de las patologías crónicas”, mencionó Juan Pedro Andreu, presidente de Colmed Ñuble.

¿Aumento de patologías por confinamiento?

Respecto a un supuesto aumento de patologías crónicas como la diabetes o la obesidad, que podría desencadenarse por el sedentarismo o los malos hábitos alimenticios en el contexto del confinamiento, el subdirector de Gestión Asistencial, Igor Gebauer, indica que aún es muy pronto realizar proyecciones en ese sentido.

“Es prematuro afirmar hoy si existirá un aumento o reducción de las patologías crónicas, eso es algo que está en análisis y se abordará una vez superada esta emergencia. El llamado es a permanecer con los controles al día para evitar que en el futuro tengamos que decir que existe un incremento de enfermedades producto del sedentarismo y la alimentación”, recalca.

Texto: María Antonieta Meleán| Susana Núñez

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top