Close
Radio Radio Radio Radio

“Nuestro objetivo es mejorar el acceso considerando nuestra ruralidad”

A dos meses de asumir en el cargo, Ximena Salinas, seremi de Salud de Ñuble, diagnostica cuáles son las principales problemáticas del sistema público de salud, define las prioridades sanitarias abordadas en su gestión, y planifica las estrategias a desarrollar con el objetivo de fortalecer los ejes de acción programáticos del gobierno del Presidente Gabriel Boric.

Enfermera de profesión y con una vasta trayectoria en el servicio público, fija su hoja de ruta política desde la Federación Regionalista Verde Social (FRVS), partido del que es simpatizante.

“Tenemos que generar condiciones de vida que nos protejan, con líneas de trabajo alineadas con la propuesta del Gobierno de generar un Sistema Universal de Salud (FUS) con protección financiera y acceso según las necesidades de las personas”, afirmó.

-¿Cuáles, a su juicio, son las dificultades del sistema de salud que el Gobierno pretende subsanar?

-Durante años el sistema ha adolecido de problemas que van en desmedro de las personas, especialmente, de los grupos más vulnerables. Hasta hoy, mantiene una estructura segmentada y fragmentada, con un subfinanciamiento público crónico, que estratifica a la población y genera desigualdades. Ello también crea amplios espacios para el mercado, con un desarrollo no coherente con las lógicas sanitarias de prevención y acceso a la red asistencial. En estos ítems, se propone disponer de nuevas estrategias integrales de revisión del gasto público en salud, incrementándolo de manera progresiva, reformando la institucionalidad del Fondo Universal de Salud, con una prohibición efectiva de la integración vertical entre clínicas y aseguradoras privadas.

-¿Eso significa terminar con las Isapres?

-Para nadie es un misterio que han existido comportamientos unilaterales de algunas prestadoras privadas con incrementos de los costos de los planes. El Gobierno, a través de un proyecto de ley que será presentado hacia fines de este año, considera la universalidad del Fondo Nacional de Salud (Fonasa), transformándose en el Fondo Universal de Salud, que recaude, gestione y distribuya los recursos para el Sistema Universal de Salud. Ello, tiene un impacto importante en nuestra región, considerando que el 80% de las personas cotiza en Fonasa. De esta forma, se podrá acceder a un régimen general de prestaciones en salud, sin distinciones de ningún tipo, entregando 100% de cobertura financiera, mitigando los actuales gastos en que incurren los ñublensinos a la hora de acceder a atenciones médicas. Con una prevalencia local etaria de adultos mayores, e índices altos de ruralidad, estas propuestas pueden traducirse en un efectivo cambio y disminución de las brechas de desigualdad.

-¿Cómo se incorpora el aspecto solidario en este proceso?

-La propuesta gubernamental busca hacer frente a la escasez de recursos en todo el sistema público de salud, apoyando desde la gestión financiera una red que responda de forma más oportuna y eficaz a las necesidades y requerimientos de salud de las personas. El objetivo es que se transforme en un sistema solidario, enfocado en las necesidades de la población y no en la capacidad de pago que exista, según los niveles de ingreso. El Fondo Universal de Salud financiará con una lógica territorial e integrada, organizada desde la Atención Primaria de Salud (APS), cuyo punto de partida serán los actuales Servicios de Salud. Otra meta es aumentar la calidad y la eficiencia.

– ¿Cómo se aterriza aquello a nivel local?

– Nuestro objetivo es mejorar el acceso a la salud tomando en cuenta el alto porcentaje de ruralidad de nuestra región, que supera el 30%. Ello, en forma equitativa, llevando atenciones a la comunidad, a través de un trabajo mancomunado entre la Seremi de Salud, Servicio de Salud y los 21 municipios. Además, se pueden generar articulaciones con el sistema privado para entregar más opciones a la población.

Vacaciones escolares

– ¿Cómo responde a las críticas por adelantar las vacaciones escolares?

– Es una decisión que responde al momento epidemiológico con alta circulación del Virus Sincicial Respiratorio (VSR), más prevalente, incluso, que el Covid-19. A ello se suma la saturación de las Unidades de Cuidados Intensivos (UDI) pediáticas. No es una determinación sanitaria antojadiza, sino por el contrario, busca proteger la salud de nuestros niños y niñas, bloqueando nuevos contagios y salvaguardando la salud pública. Aquí también es importante el compromiso de los padres, para que aprovechando las vacaciones, lleven a sus hijos a vacunarse.

– ¿Por qué cree que la gente sigue usando la mascarilla en la calle, pese a que ya no es obligatorio?

– Habla de que las personas están conscientes que la pandemia no ha terminado, y que el autocuidado es importante para evitar contagios. Si bien la mascarilla puede omitirse en espacios abiertos, en ambientes cerrados sigue siendo obligatorio su uso. Se ha flexibilizado la medida, pero en ningún caso eliminado por completo, más aún considerando la circulación viral de Virus Respiratorio Sincicial (VRS), Influenza y otras patologías invernales.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top