Close
Radio Radio Radio Radio

Normas transitorias: el rol clave que tendrá la nueva comisión de la Convención

Convención

La Convención Constitucional está concluyendo el trabajo de sus siete comisiones temáticas y presentará en la sesión del 16 de mayo en la Región de Antofagasta, el borrador de nueva Constitución.

De inmediato, además, los convencionales se constituirán en tres nuevas instancias: la Comisión de Normas Transitorias, la Comisión de Preámbulo y la Comisión de Armonización. Todas iniciarán su trabajo el 17 de mayo.

¿Qué son las normas transitorias?

Esta comisión, conformada por 33 constituyentes (cuatro de ellos representantes de los pueblos originarios), comenzará a trabajar los artículos aprobados previamente por cada una de las comisiones temáticas. Este listado apuntará a generar una transición entre la actual Constitución y la nueva, en caso de que ésta se apruebe en el plebiscito de salida del 4 de septiembre.

Se encargará, por ejemplo, de definir cómo será el mecanismo de traspaso y cuánto tiempo llevará si se decide suprimir el Senado; qué pasará con las actuales autoridades regionales, o cómo se instalará el sistema de justicia que reemplazaría al Poder Judicial.

Hasta el momento son pocas las normas de este tipo que se han debatido en las comisiones. No todos los artículos van a requerir de normas transitorias. Por eso en la propuesta que hizo la mesa directiva de la Convención se establece que cada una de las coordinaciones de las comisiones temáticas deberá definir qué temas son susceptibles de recibir artículos transitorios.

Una vez definidos los temas, los convencionales podrán presentar sus propuestas en las comisiones temáticas, para las cuales necesitan el patrocinio de 32 constituyentes. En este punto, la propuesta señala que “cada convencional podrá patrocinar solo una propuesta de norma constitucional transitoria por cada unidad temática”.

Una vez recibidas todas las propuestas, cada comisión elaborará un sistematizado con los artículos transitorios, los cuales deberán ser debatidos y votados en general, sin posibilidad de pedir votación separada de incisos o partes de estos. Tampoco se podrán ingresar indicaciones en la comisión.

Posteriormente, se agruparán en un único informe todas las normas transitorias aprobadas en general por las comisiones temáticas. En esta etapa, entraría la nueva comisión de Normas Transitorias, la cual deberá recibir el informe emanado de las comisiones temáticas.

Respecto del quórum, se propuso que en la comisión se obtenga como mínimo el respaldo de tres quintos de sus integrantes en ejercicio para aprobar las propuestas de normas transitorias.

Todas las normas aprobadas en esa comisión deberán ser enviadas al Pleno en un solo informe, donde será sometido a una única votación en general. Para la votación en particular, las propuestas que sean aprobadas por los dos tercios serán remitidas a la Comisión de Armonización.

Las propuestas rechazadas por no alcanzar los dos tercios, volverán a la comisión de Normas Transitorias para que elabore una segunda y última propuesta. Si en el Pleno no logran los dos tercios, quedarán definitivamente fuera del borrador constitucional.

El cronograma establece que en los próximos días, los artículos comiencen a votarse en las respectivas comisiones.

Importancia de las normas transitorias

Según el abogado y académico de la Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales de la Universidad de Concepción, Alfonso Henríquez, “la entrada en vigencia de la nueva Carta Fundamental, de ganar la opción Apruebo, obligará a hacer operativos los derechos y obligaciones que ésta establece. Lo anterior supone modificar la legislación existente, adaptar la normativa al nuevo articulado constitucional, crear nuevos organismos, modificar diversos aspectos de las instituciones que se mantendrán subsistentes, entre otros. Ninguno de estos cambios podrá hacerse de un momento para el otro, la mayoría tomará tiempo, probablemente años. De este modo, los artículos transitorios buscarán hacerse cargo de estos problemas, y asegurar una transición tranquila desde la actual regulación constitucional a la nueva”, aseveró.

Según el académico, “se trata de una tarea crucial, puesto que los convencionales deberán balancear la necesidad de asegurar que la Constitución pueda tener efectividad práctica, con la necesidad de que estos cambios no generen inseguridad jurídica, efectos económicos poco deseables, o dudas interpretativas, y que las nuevas normas se vayan aplicando de forma gradual”, advirtió.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top
https://www.ladiscusion.cl/feed/rss/