Close
Radio Radio Radio Radio

Muerte de empresas en Ñuble aumentó 44,3% en 2019

Archivo LD

Un estudio del CER Regional a partir de las estadísticas del Servicio de Impuestos Internos (SII) reveló que el año pasado “murieron” 954 empresas de la Región de Ñuble, vale decir, dejaron de registrar actividad, cifra 44,3% superior a las 661 del año 2018, lo que según el director del CER Regional, Renato Segura Domínguez, responde al complejo escenario del año pasado, marcado por la desaceleración económica y el estallido social, con el factor adicional de la crisis que enfrenta el sector maderero en la región.

Respecto del empleo que generaban, el investigador comentó que la desaparición de estas 954 empresas, fundamentalmente micro, significó la destrucción de 1.236 puestos de trabajo.

No obstante, el investigador destacó la gran resiliencia de la economía local, que se refleja en la creación y en la sobrevida de las empresas.

Creación de empresas

En cuanto a la creación de empresas, entre 2006 y 2009 se observa una estabilidad en torno a 477-514 nuevas unidades, sin embargo, a partir de 2010 se inicia una curva ascendente que eleva la estadística a 557 en 2010, 611 en 2011, 848 en 2013, 1.195 en 2015, 1.557 en 2017, 1.906 en 2018 y 2.066 en 2019, con un alza de 8,3% en 2019. Acotó que se trata de empresas con personalidad jurídica que comenzaron a registrar actividad y que las 2.066 nuevas firmas generaron 4.067 empleos, lo que revela esa capacidad de absorber cesantía.

Segura hizo hincapié en que un factor importante es el emprendimiento por necesidad, vale decir, de aquellos que han perdido su empleo. “Acá un elemento importante es la capacidad que tienen las personas de reinventarse frente a crisis económicas, aquí parte con la crisis del 2008 y hay mucha gente que va perdiendo su empleo y empieza a ver como opción una alternativa válida de abrir su propia empresa, eso muestra el comportamiento de la población frente a los ciclos económicos, y desde 2008 el ciclo se ha acortado, pues después del 2008 tuvimos el terremoto, y luego la crisis del precio de los commodities, y luego la desaceleración”, subrayó, así como también las expectativas respecto de la creación de la Región de Ñuble.

“Lo que muestran los datos es que la región ha mostrado un comportamiento súper dinámico en la creación de empresas, y entre las causas la precariedad del mercado laboral es clave”, indicó el profesional, quien también reconoció que las mayores facilidades normativas para crear empresas han contribuido favorablemente, fenómeno que también se observa en el resto del país.

Segura acotó que la gran mayoría de las empresas creadas corresponde a micro y pequeñas, que si bien no son las que generan más empleo, sí hacen un aporte relevante en cuanto a la absorción de mano de obra, particularmente de aquellos que quedaron sin trabajo.

Sobrevida

En cuanto a la sobrevida, Segura detalló que al primer año sobrevive un promedio de 90% de las empresas creadas en Ñuble -es decir, un 10% dejó de tener actividad-, mientras que al segundo año la cifra baja a 81%. Al cuarto año queda un 69%; al séptimo un 57% y al décimo, un 51%, lo que subrayó que es positivo, pues por el tipo de empresas que nacen en la zona, principalmente micro y pequeñas, en general la tasa de mortalidad en otros territorios es más alta en los primeros años.

“Esto muestra que, en general, la muerte de las empresas no es tan alta en los primeros años, pues uno esperaría que la mayoría muera en los dos primeros años, porque no tienen ventas. Eso significa que las empresas locales efectivamente tienen resiliencia, pero lo que se observa acá es que la tasa de desaparición es relativamente suave, y termina estabilizándose a partir del octavo o décimo año, en torno al 50%. Esto significa que en Ñuble hay oportunidades para las nuevas empresas, lo que es muy positivo considerando que en la región no ha habido grandes inversiones, y también demuestra la estabilidad de la actividad económica de Ñuble, que no ha tenido grandes sobresaltos”, explicó el investigador.

Entre las principales causas de la muerte de empresas, mencionó los problemas de capital de trabajo, de acceso a financiamiento o la pérdida de oportunidades por las cuales la empresa fue creada.

Al analizar la evolución de la muerte de empresas, al acortamiento del ciclo económico también tiene un rol relevante, así como lo tiene en la creación. Es así como en 2009 desaparecieron 265 empresas, arrastrando consigo la pérdida de 2.318 empleos; en 2011 murieron 309, y se destruyeron 3.367 puestos laborales; en 2014, fueron 386 empresas y 2.164 empleos.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top
https://www.ladiscusion.cl/feed/rss/