Close
Radio Radio Radio Radio

Investigación relaciona la contaminación atmosférica con enfermedades respiratorias en Chillán y Chillán Viejo

A finales de febrero de este año la Revista Chilena de Enfermedades Respiratorias publicó una investigación sobre la “Relación entre contaminación atmosférica y consultas por enfermedades respiratorias en atención primaria de urgencia”. Esta se llevó a cabo en las comunas de Chillán y Chillán Viejo; bajo el trabajo multidisciplinario de Paula Cifuentes, enfermera y Magíster en Salud Pública; Alejandra Rodríguez, bióloga, Magíster Estadística y Magíster Salud Pública; Carolina Luengo, doctora en enfermería; y Leonardo Tapia, ingeniero ambiental.

Esta investigación se llevó a cabo debido a que, según la enfermera Cifuentes, “me llamó la atención que en otoño/invierno es terrible que no se puede respirar cuando se sale a la calle, por la calefacción de leña. Entonces, frente a la duda de qué pasa con esta contaminación y la gente que vive acá. Además, de que trabajo en el Servicio de Atención Primaria de Urgencias del Cesfam Federico Puga de Chillán Viejo, como enfermera, este se va llenando más y hay más cantidad de consultas en los meses de invierno”.

El estudio, que forma parte de una tesis de magíster, se realizó durante 2016-2017 y evidenció que en los meses mayo-junio-julio donde se registran episodios con niveles de emergencia (más altos) de contaminación atmosférica de MP 2.5, también aumentó el número de consultas respiratorias. De acuerdo a los registros de seis Servicios de Atención Primaria de Urgencia de las comunas de Chillán y Chillán Viejo obtenidas del Departamento de Estadística e Información en Salud (DEIS).

Para Paula Cifuentes, es importante dejar en claro que “mi estudio no es de causa efecto, no demuestra una causalidad de que A: hay una contaminación, y B: de por sí, va a haber enfermedades respiratorias. Solamente indica correlación positiva, es decir hay una relación entre una variable y otra”.

Sin embargo, “hay muchos otros factores que pueden influir a propiciarse enfermedades respiratorias. Aunque está ampliamente estudiado que la contaminación atmosférica nos aumenta la susceptibilidad de contraer infecciones respiratorias, porque cuando hay contaminación atmosférica se reduce la función pulmonar y también hay una respuesta inflamatoria de las vías aéreas”, señaló Paula Cifuentes.

Durante los meses de emergencia ambiental, se registró una mayor consulta en promedio en niños de entre 5 y 14 años que en los días sin alerta y esto se replica en mayores de 65 años. “Los niños son más susceptibles y vulnerables frente a la contaminación atmosférica, porque necesitan inhalar el doble de aire en relación a los adultos”, afirmó Paula Cifuentes.

Y finalizó señalando que “en otros países se ha estudiado que sí hay relación entre los niveles de contaminación atmosférica que ha estado expuesta la población respecto a patologías más graves y que causan una gran sobrecarga en salud para las personas y las familias, pero aparte un gran gasto para el estado. Por eso es importante estudiar el tema de la salud ambiental, porque si voy solucionando con políticas públicas efectivas voy bajando los niveles de contaminación”.

Por esto, “estoy analizando con datos de nuevos años, datos actualizados del 2018-2019 y 2020, y el 2020 va a ser un año interesante de estudiar por el tema del COVID-19, vamos a ver si incluimos esta variable y si afecta en algo o no”, aseguró Paula Cifuentes, en equipo con Alejandra Rodríguez y Leonardo Tapia.

Contaminación del aire en la capital regional

En 2012 el Ministerio de Medio Ambiente declaró a las comunas de Chillán y Chillán Viejo como zona saturada por material particulado (MP) respirable MP10 y MP2,5. Esto gracias a las mediciones de la estación de monitoreo INIA Quilamapu; mismas partículas estudiadas por Paula Cifuentes.

De acuerdo a esto, el Seremi de Medio Ambiente de Ñuble, Patricio Caamaño, señaló que “la caracterización, que es como sacarle una foto a la mala calidad del aire (al material particulado), se detectó que sobre el 90% es de procedencia de la combustión residencial, es decir las estufas. Y si se hiciera en Chillán y Chillán Viejo una restricción vehicular de todos los autos el impacto (reducción) no va a ser de un 3 o 4%”.

En este sentido, la leña verde o húmeda es la que genera mayor contaminación. “Hay gente que le gusta el calorcito de la leña, y nosotros creemos que está bien que lo conserven. Pero que ojalá puedan optar a leña seca y certificada, y que los equipos donde ellos van a calefaccionar esa leña estén en óptimas condiciones, que los mantengan”, afirmó la autoridad medioambiental.

Esto se explica, de acuerdo al ingeniero ambiental y Magíster en Políticas y Gobierno, Leonardo Tapia, en que “es habitual en el campo que las personas le echen un poco agua a la leña para que les dure más la combustión, pero al final eso es contradictorio porque se pierde mucho calor evaporando el agua en vez de calefaccionar”.

Y agregó que “también es importante la aislación térmica de la vivienda, no sacamos nada con tener una estufa funcionando bien si tenemos las puertas y las ventanas abiertas, o si no cerramos las cortinas, pues el calor se va”.

Plan de prevención y descontaminación atmosférica

Este plan se puso en marcha en 2016 en Chillán y Chillán Viejo, luego de la confirmación en 2012 que hay alta cantidad de contaminación atmosférica (MP10 y MP2,5) en ambas comunas. A través de este plan, se busca la reducción de las concentraciones diarias de MP2.5 hasta valores que no se cataloguen como saturados, y por consecuencia bajarían los de MP10.

Para ello, el Plan de Prevención y Descontaminación atmosférica para Chillán y Chillán Viejo se enfocó en dos medidas: el reacondicionamiento térmico de viviendas, que permitirá disminuir la fuga de calefacción de las casas, y la sustitución de los actuales sistemas de calefacción que generan mayor contaminación por sistemas eficientes y con menos emisiones.

En el caso de las estufas de leña, el recambio en 2016, 2017 y 2018 fue por pellet, kerosene y gas, alcanzado un total de 218, 499 y 699 sustituciones en total respectivamente por año. En tanto, durante los años posteriores se sumó la opción de aire acondicionado, llegando en totalidad a 1717 cambios en 2019, 1664 cambios en 2020 y, hasta la fecha, 289 cambios en 2021.

Además, desde la puesta en vigencia de este plan se prohibió quemar carbón mineral, maderas impregnadas, residuos o cualquier elemento distinto a la leña, briquetas o pellets de madera, en calefactores y cocinas a leña. Quedando la fiscalización y sanciones en manos de la Secretaría Regional Ministerial de Salud.

Asimismo, durante este viernes pasado la Seremia de Medio Ambiente en conjunto con la Superintendencia de Medio Ambiente, la Seremia de Salud, Seremia de Energía, MINVU, CONAF, los alcaldes Sergio Zarzar y Felipe Aylwin de Chillán y Chillán Viejo respectivamente y con los fiscalizadores de ambos municipios, se generó un estructura orgánica para fiscalizar el ingreso de leña en las comunas incluidas en el Plan de Prevención y descontaminación atmosférica, el cual se basa en las gestiones del año pasado, donde “hicimos un proceso del ingreso de la leña pero que fuese seca, a la altura de ingreso en el sector de Pinto. Generamos un enrolamiento de la gente que informalmente vende leña, pero nos quisimos asegurar que lo único que entrara fuese leña seca. Eso, por una parte, que tuvieran un porcentaje de humedad aceptable y por otra parte quien traía leña o madera que fueran de bosque nativo que pudieran contar con su certificado o su plan de manejo forestal, que esta procedencia fuese legal”, señaló el Seremi de Medio Ambiente.

Estaciones de monitoreo

En la actualidad, en la Región de Ñuble existen dos estaciones de monitoreo de la calidad del aire fijos en Chillán, una en INIA Quilamapu y otra en Purén. Estos son la base, a partir de sus mediciones, para la creación de políticas públicas de descontaminación.

“Destacar que ampliar las estaciones de monitoreo a otras localidades de Ñuble para levantar públicas en más sectores. Porque la realidad que hoy tiene Chillán y Chillán Viejo, no es distinta a lo que pasa en San Carlos, en Bulnes o en Yungay, donde el consumo de leña para calefacción domiciliaria tiene el mismo patrón”, afirmó el ingeniero ambiental Leonardo Tapia.

En este sentido, Patricio Caamaño, Seremi de Medio Ambiente, señaló “las estaciones de monitoreo se colocan en lugares que son representativos en relación a la densidad poblacional, donde si hay una estación de monitoreo cada 100 mil habitantes, debería tener una posibilidad de un plan de descontaminación atmosférica”.

Asimismo, Caamaño indicó “la estación de monitoreo portátil de San Carlos, que claramente no tiene 100 mil habitantes se suma a esta red regional y a nivel nacional de las estaciones de monitoreo”. A través de esta se empezó a medir en 2019 de forma exploratoria el aire, para saber si era bueno o malo. En 2020 los datos recogidos fueron certificados por la Agencia de Protección Ambiental (EPA).

Y este año, “gracias a los méritos de las mediciones de años anteriores, se está gestionando para que en Aire Chile o el Sistema de Calidad del Aire (SINCA), se pueda ver la calidad del aire de Chillán, Chillán Viejo y de todo Chile, y también aparezca San Carlos”, a partir de esto se podrá modificar el actual plan de descontaminación, crear un nuevo plan de Descontaminación para San Carlos o crear una zona que se trabaje la calidad del aire, afirmó el Seremi de Medio Ambiente.

En el caso de San Carlos, el sector más representativo para efectuar las mediciones es la Población 11 de Septiembre y el equipo portátil está ubicado en el Liceo Violeta Parra.

Campaña educativa con Profesor Rosa y Guru Guru

En el marco de este mismo Plan de Prevención y descontaminación atmosférica, este lunes 15 se hará el lanzamiento de una campaña con énfasis en la educación ambiental, consiste en un programa de 8 capítulos. En este se explicarán qué es una mala calidad del aire, qué es el material particulado, cuáles son los sistemas de calefacción eficientes, que es el recambio de estufas, entre otros temas.

“La difusión y la educación dentro de estos conceptos es la base. Por esto es que este año, nuestra Seremi va a aportar con un programa de educación ambiental, con el Profesor Rosa y Guru Guru. Es una apuesta súper importante porque se buscó cuál es la forma de llegar de mejor manera a quienes hoy sean dueños de casa probablemente en el futuro”, afirmó Patricio Caamaño, Seremi de Medio Ambiente.

Además, es el primer material de educación ambiental que va a ser de manera inclusiva, con lengua de señas, con subtítulos para quienes no puedan escuchar”, recalcó Patricio Caamaño. Estos serán publicados a través de las redes sociales de la Secretaría Regional Ministerial de Medio Ambiente. 

Texto: Antonieta Henríquez

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top
https://www.ladiscusion.cl/feed/rss/