Close
Radio Radio Radio Radio

Informe reveló que, como arzobispo, Benedicto XVI conoció de abusos sexuales y no hizo nada

El papa emérito Benedicto XVI sabía de la existencia de abusos sexuales a jóvenes y menores cometidos por miembros de la Iglesia católica alemana cuando sucedían, y tuvo en al menos cuatro de ellos una conducta reprochable, según los autores de un informe publicado este jueves.

El documento fue elaborado por un despacho de abogados de Múnich a encargo del arzobispo y ex presidente de la Conferencia Episcopal alemana Reinhard Marx. Sus autores escribieron cerca de 1.700 páginas que consignan cerca de 500 abusos sucedidos entre 1945 y 2019 y son un verdadero “relato del horror”.

El papa emérito fue arzobispo de Múnich y Freising entre 1977 y 1982, y aunque el informe reprocha también la conducta de otros altos jerarcas de la Iglesia católica alemana, el relato que se refiere a Joseph Ratzinger es el que suscitó la mayor atención en la larga exposición de su contenido a la prensa, durante esta jornada.

El informe documenta casos que llegan prácticamente hasta el presente, y responsabiliza a las sucesivas jerarquías eclesiásticas de no haber actuado o incluso haber encubierto lo que estaba pasando.

En dos de los casos atribuidos al periodo en que Ratzinger estuvo al frente de esa archidiócesis, los abusos fueron presuntamente cometidos por dos clérigos que prestaban asistencia espiritual y contra los cuales no se actuó en absoluto.

Los responsables del informe consideran “poco creíble” la reacción del ahora papa emérito, quien rechazó algunas de las alegaciones sobre el grado de conocimiento que llegó a tener de ciertos casos y sostienen, en cambio, que por parte de Ratzinger no hubo “ningún interés reconocible” en actuar frente a ellos.

Se muestran convencidos de que tuvo conocimiento del caso del párroco identificado como Peter H., quien en 1980 fue trasladado del obispado de Essen al de Múnich, tras haber sido acusado de pedófilo y que, en su nuevo destino, siguió cometiendo abusos.

En concreto, refieren a que, aunque Ratzinger declara ahora que no participó en una reunión celebrada el 15 de enero de 1980, en la que se debatió sobre ese párroco, el registro oficial de ese encuentro constata que el entonces arzobispo hizo comentarios sobre un servicio fúnebre y sobre detalles de una conversación que había tenido con el papa Juan Pablo II.

Ulrich Wastl, uno de los abogados, aseguró que Ratzinger tenía “que haber conocido los acontecimientos” y que “muy probablemente” sabía qué pasaba en la archidiócesis.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top
https://www.ladiscusion.cl/feed/rss/