Close
Radio Radio Radio Radio

Fiscalía busca levantar el secreto de las cuentas bancarias de Rojas Vade

Agencias

La Fiscalía Metropolitana Centro Norte busca levantar el secreto de las cuentas bancarias del constituyente renunciado, Rodrigo Rojas Vade, quien mintió con tener un supuesto cáncer y que, por cuyo diagnóstico, se realizó una rifa con una millonaria recaudación.

El Ministerio Público junto a la Policía de Investigaciones (PDI) llevan adelante una investigación contra Rojas Vade por su posible responsabilidad en delitos relacionados con un falso cáncer, hecho conocido en septiembre pasado, por lo que el fiscal Patrico Cooper busca determinar si cometió o no perjurio y si hubo una eventual recaudación ilegal de dinero a través de rifas.

Debido a lo anterior, se solicitó el levantamiento del secreto bancario ante el Séptimo Juzgado de Garantía de Santiago, según consignó El Mercurio, ya que los hechos investigados podrían constituir otros delitos, por lo que la Fiscalía revisaría la eventual entrega de datos falsos, como gastos médicos contenidos en su declaración de intereses y patrimonio.

El abogado defensor del convencional, Tomás Ramírez, señaló al matutino que “originalmente solo se investigaba perjurio, donde no se discuten los hechos, sino si la conducta es constitutiva de delito, pero ahora la Fiscalía ha ampliado la investigación y debemos analizar si procede o no acceder a sus peticiones, ya que se extiende más allá del perjurio”.

En su declaración judicial, el convencional indicó que “sobre mi apariencia física, debo señalar que se debe a una decisión personal que traigo desde el año 2003 y no tiene relación con darle más sustento a mi supuesta enfermedad. Sin embargo, respecto al uso de catéteres puedo señalar que fueron puestos por mí con la finalidad de aparentar un supuesto proceso de tratamiento médico relacionado con mi supuesto cáncer”.

Respecto a la realización de una rifa para recaudar fondos, declaró que “solo fue una y fue acá en Santiago, la cual fue promocionada a través de mis cuentas de Instagram y Facebook”, la cual fue apoyada por su hermana en la promoción y venta de la misma, y que el dinero recaudado “fue un monto aproximado de $13 millones (…), que destiné en su gran mayoría al pago de mis tratamientos”.

Ante la posibilidad de acceder a la información de sus cuentas bancarias, Rojas expresó que dichos datos “no lo proporcionaré, así como tampoco deseo autorizar la obtención de información relacionada con fichas clínicas y tratamientos que no haya proporcionado voluntariamente”.

Además, reveló que “nunca mencioné ni comenté nada respecto de mis afecciones reales, siempre sostuve mi teoría de un cáncer”, y que sus gastos en medicamentos “no superaba los $100 mil mensuales”, mientras que en hospitalizaciones eran “variables”, porque en las últimas ocasiones las cuentas fueron “por un monto total aproximado de $6 millones, así también tuve que cancelar un monto aproximado de $700 mil en Clínica BUPA por un tratamiento”.

“A la pregunta formulada en relación a si mentí en algún momento durante la información proporcionada para realizar mi proceso de postulación como convencional, debo señalar que no, nunca mentí ni proporcioné información falsa”, aseguró, y que la deuda por 27 millones de pesos “debo señalar que mi obligación legal consiste en la enunciación del pasivo, que indiqué en un monto redondeado, según lo que recordaba. Puse una frase adicional respecto del origen de la deuda, que no es efectiva porque nunca he tenido cáncer ni me he sometido a quimioterapia. Esta frase no vulnera ninguna de las obligaciones establecidas en la ley sobe probidad pública”.

Aun así, reconoció un “error muy grave y estoy pagando las consecuencias” y lamentó “todo el dolor que he generado, sobre todo las personas que tienen o tuvieron cáncer”, agregando que “mostré a todo el país mi situación de salud con un diagnóstico distinto, mucho antes de que fuera candidato”, y concluyó con que “quizá podría haber hecho lo mismo con un cartel más grande que hubiese dicho tuve sífilis, gastroenteritis aguda febril, síndrome disentérico, enterocolitis por campylobacter”.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top