Close
Radio Radio Radio Radio

Diputados de Ñuble esperan que nueva mesa de la Cámara se enfoque “en los temas relevantes”

La llegada del liberal Vlado Mirosevic a la presidencia de la Cámara de Diputados es considerada un hecho clave para el oficialismo, que estuvo a punto de perder la mesa, y que en la última jugada, logró construir una mayoría, pequeña y débil por el momento, pero mayoría al fin, que le permitirá tramitar con mayor celeridad sus reformas sociales.

Entre los parlamentarios de Ñuble, solo el ind.-DC, Felipe Camaño, respaldó al representante de Arica en las dos votaciones (primera y segunda vuelta), apoyo importante, pues el ñublensino era uno de los votos de la bancada DC que estaba en duda “Creo que las votaciones importantes como la elección de la mesa de la Cámara, merecen un período de reflexión. En esta oportunidad cada parlamentario votó en consecuencia de sus convicciones. Yo decidí sobre la base de lograr una mesa más dialogante, conciliadora y lejos de los extremos. Me interesa avanzar en el bienestar de Chile, pero por sobre todo, por el de Ñuble”, afirmó el legislador yungayino.

Respecto de lo que ocurrió al interior de la bancada DC (que dividió su votación entre Mirosevic y uno de los suyos, Miguel Ángel Calisto), “fue una sorpresa para todos, y siendo bien responsable, debo enfatizar que yo no respaldo improvisaciones de ningún tipo”, aseveró.

Fragilidad de las mayorías

Entre los diputados opositores, también hubo reacciones en torno a la llegada de Vlado Mirosevic a la presidencia de la Cámara.

“La elección de la mesa demuestra la fragilidad que tienen hoy las mayorías para poder dirigir no solo la Cámara, sino la fragilidad de los propios partidarios del gobierno, que a pocos minutos de la definición, tenían un resultado incierto. Obviamente siempre el gobierno tiene una influencia mayor en quienes votan, y se vio un despliegue amplio de las autoridades los días previos para poder ofrecer alguna prebenda a los diputados que estaban en duda”, sostuvo el diputado de RN, Frank Sauerbaum.

El legislador lamentó también “el desorden en las bancadas de los distintos partidos, porque hay que ver cómo votó la DC, de ocho diputados, cuatro votaron por una opción, cuatro por otra; en el PDG lo mismo. Algunos de RN simplemente no votaron, entonces se echa de menos un poco de disciplina interna, que le dé gobernabilidad a la estructura política completa”, aseveró, recordando que esta elección “demuestra que el gobierno no tiene las mayorías suficientes para poder sacar adelante sus reformas, será muy necesaria la conversación y poder llegar a acuerdos más transversales”.

Desde la UDI, la diputada Marta Bravo destacó que “lo más importante es que la nueva mesa dé garantías de ecuanimidad a todos los parlamentarios, tal como ocurrió con la mesa anterior. Estamos viviendo un momento muy importante en nuestro país, en que el Congreso va a jugar un rol fundamental en materia de proyectos y reformas, por lo que es indispensable que exista una buena conducción de la nueva mesa”.

Su compañero de bancada, Cristóbal Martínez, afirmó que le solicitó al nuevo presidente de la Cámara “que le dé urgencia a los proyectos de seguridad que se encuentran incluso años esperando. Debemos avanzar en este tema y recuperar la confianza de los chilenos, quienes ven que el foco está en otras prioridades. Le deseé desde mi vereda la mejor de las suertes, él representa a todos los parlamentarios, a todos los conglomerados, y como en toda elección, hay ganadores y perdedores, en este caso, la diputada Karol Cariola no fue electa por el bien de la Cámara, en el sentido que hoy los cargos deben representar a los chilenos. El presidente que asume tiene una visión más transversal en ese sentido”.

En tanto, la ind.-RN, Sara Concha, espera que la nueva mesa de la Cámara “sea realmente democrática y coloque su foco en los temas de relevancia para la ciudadanía. Al asumir, ellos tienen la responsabilidad de poder decidir qué proyectos de ley serán puestos en tabla para su discusión, por lo que espero que en ese aspecto sean transversales y no se cieguen por una ideología política, que ha impedido que avancemos en temas importantes”.

Sobre la oportunidad que perdió la oposición para dirigir la Cámara, Concha planteó que “efectivamente, se perdió la oportunidad por las ansias de poder que tenían algunos, y porque nunca se escuchó -y yo lo advertí-, que no era confiable hacer alianza con el PDG, porque no nos daba garantías. Hace un par de semanas estaban negociando con el PC, por lo que no nos daban certezas, y se termina cayendo este pacto precisamente por el PDG, lo que trajo repercusiones, como que no tengamos injerencia en las decisiones que se puedan tomar desde la mesa”.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top