Close
Radio Radio Radio Radio

“Entrar al catálogo de Dust Channel me abre muchas puertas para proyectos de cine”

Mañana domingo se celebra el Día del Cine Chileno y Ñuble tiene bastante qué decir en un día como este. Son varios los cineastas que han seguido el camino que tomó en el siglo pasado un personaje como Tito Davison y uno de ellos es el joven cineasta local Juan Pablo Arriagada.

Tras varias producciones a su haber, este año su cortometraje “I Dream” fue adquirido por el estudio norteamericano Gunpowder & Sky para ser parte del catálogo de Dust Channel. Cabe señalar que este estudio es responsable de films como “Prospect” (con Pedro Pascal), “Family Blood” o “Cam” (todos actualmente en la plataforma Netflix).

“Cuando me llamaron no lo podía creer. Lo hicimos con harto esfuerzo, es algo bien pequeño, y hay otros cortos que son bien grandes. Esta agencia hace mucho contenido para Netflix”, cuenta contento por este nuevo logro.

Estos meses de pandemia, Juan Pablo se ha quedado en la ciudad, pendiente de las últimas novedades de “I Dream” y preparando lo que será su próximo material. Se trata de “Cydonia”, un proyecto financiado por Fondart que tiene la intención de convertirse en una serie y que cuenta con las actuaciones de Antonia Bosman y Vivianne Dietz, entre otros destacados actores de la escena nacional que ya fueron reclutados por el cineasta chillanejo.

Respecto de la historia, Juan Pablo adelanta que “en un misterioso incidente, Catalina (Vivianne Dietz) sobrevive a un ataque donde su pareja Antonia (Antonia Bosman) es asesinada. Meses después, Catalina descubre en su interior poderosas habilidades que le permiten controlar el curso del tiempo y realidades paralelas, lo que le otorga una segunda oportunidad para recuperar a su pareja”.

¿Qué sentimientos te embargaron cuando te contactaron por “I Dream”?

Fue un respiro a este 2020, fue bien positivo en lo que es la adquisición de ese corto y la proyección que tiene la compañía conmigo, eso potencia mi proyecto con el Fondo de Cultura, porque no solo tendré la posibilidad de mostrarlo en Chile sino que afuera.

¿Cuándo y dónde grabaste el cortometraje?

Lo grabamos en Chillán con cero peso, dura 15 minutos, lo hicimos a fines del 2014, pero con la edición y el trabajo me llevó un poco de tiempo cerrarlo. Tuvo un pequeño estreno a mediados del 2016. El 2018 lo empezamos a presentar en festivales, sin mucha expectativa, pero funcionó bien y nos ganamos algunos premios como en Berlín en el Festival de Cine Fantástico; fuimos finalistas en Columbia, Estados Unidos; y ganamos otras cosas en Chile.

¿De qué se trata?

El corto se trata sobre la privatización de los sueños. Nuestro protagonista es un policía que fiscaliza sueños ilícitos, pero en un momento sufre un accidente y se vuelve un infractor más porque empieza a soñar de manera ilegal. Su ex compañero, también policía, lo empieza a seguir. Se grabó en Chillán, en el centro, cerca de la Universidad de Concepción, buscando lugares donde pudiéramos configurar una ciudad ficticia. El equipo que grabó vino de Santiago un fin de semana.

Háblame de “Cydonia”…

Estamos viendo que se pueda convertir en una mini serie, estamos tratando de conseguir financiamiento para esto. Así también podemos ser parte de plataformas como Netflix o Amazon, porque ofreces contenido. Una vez que pase la pandemia vamos a grabar la primera parte con el Fondo de Cultura. Ese corto durará 25 minutos, con ese material, queremos desarrollar tres o cuatro capítulos que ya están escritos. Con estas relaciones que se están dando. Ahora lo importante es desarrollar este fondo. Acá están Vivienne Dietz, Antonia Bosman, y funcionan muy bien en el grupo que estamos armando.

¿Cuánto van a esperar para grabar?

Con el tema de la pandemia no podemos aún. Esperamos aguantar el elenco. Hemos visto que de a poco se han retomado algunos proyectos y nosotros estamos pendientes del curso de la pandemia para cuando podamos grabar. Lo ideal es comenzar pronto, creemos que el proyecto es bien interesante, todo funciona bajo la lógica del empoderamiento femenino. Ellas son buenas, ellos son los malos. Vamos jugando con los prejuicios, arqueotipos. Creemos que es la oportunidad porque todos esperamos que la cancha se empareje cada vez más entre hombres y mujeres. Esa es la contingencia que nosotros explotamos, las relaciones de género, la discriminación, la cosificación, todo entre subtextos.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top