Close
Radio Radio Radio Radio

“El hecho de estar entre las mejores del mundo me hizo sentir una campeona”

Con apenas 12 años, la bicicrosista chillaneja Florencia Herrera ha demostrado que tiene talento para brillar a nivel internacional, sumando destacadas participaciones en torneos mundiales, representando a Chillán y Chile.

El año 2016 fue quinta en el Mundial de Colombia, tierra de grandes corredores de BMX en Sudamérica.

En 2017 obtuvo el noveno lugar en el Mundial de Estados Unidos, donde se dieron cita los mejores exponentes de la disciplina y fue octava en el Mundial de Francia.

Ahora viene de competir por el país en el Mundial de Nantes, Francia, donde corrió la gran final de su serie, mostrando todo su temple, técnica y concentración pedaleando contra las mejores del mundo.

Logró un octavo lugar aplaudible, considerando que en Chillán aún no está disponible la nueva pista de bicicross en el Complejo Quilamapu y que promete tener medidas de sello internacional.

“En este nuevo Mundial de Francia al comienzo estuve un poco nerviosa en los primeros entrenamientos, pero después estuve súper feliz de estar en la pista, súper feliz de llegar de Chile a Francia. En las primeras carreras estuve muy nerviosa, pero después me sentí muy bien, confiada en lo que podía correr, a pesar del clima que en Chile no nos deja entrenar”, comenta Florencia, tras vivir una gran experiencia en Francia.

“Entre las mejores del mundo”

La bicicrosista de 12 años, a pesar que no pudo estar entre las tres mejores, valoró su actuación en la cita planetaria.

“Pensar que estaba con las mejores del mundo me hizo decir ‘wow, estoy entre las mejores del mundo’. Antes de pelear el campeonato, el mundial, ya me sentía campeona. Y llegar a la final y hacer lo que hice creo que me hizo bien. Hice una buena carrera, aunque quizá pude tomar otras decisiones, pero fue muy positivo”, recalcó, antes de revelar que su mayor urgencia es poder contar con el respaldo de la empresa privada para poder seguir compitiendo en el extranjero.

“Espero tener algún tipo de auspicio, porque este viaje lo financiaron solo mi papá y mi mamá”, sentencia la chica dorada del bicicross chillanejo, a quien dirige su padre Miguel Herrera.

“Soy su entrenador papá. También venía de entrenador para los demás niños de Chile y pilotos. Llegué a los cuartos de final en las dos categorías que corro”, contó Miguel, quien pedaleó en las categorías challenger y crucero, y terminó con el pecho inflado tras ver a su hija, Florencia, entre las mejores del planeta.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top