Close
Radio Radio Radio Radio

Desmunicipalización de Educación Pública parte en 2022: ya se nombró directorio

Cristian Cáceres

Tal como se había anunciado en junio de este año, ya para el año 2022 se espera que en Ñuble comience a regir la Ley N° 21.040 que creó un nuevo Sistema de Educación Pública, transfiriendo los establecimientos educacionales de los 345 municipios del país a 70 nuevos Servicios Locales de Educación, cuyo objetivo era poder desmunicipalizar la educación pública en el país.

El primer paso, ya fue dado por el Consejo Regional, donde  nombraron como representantes del Gobierno Regional de Ñuble, en el Comité Directivo del Servicio Local Punilla Cordillera de Educación Pública, a Juana Castro y Fernando Bórquez, quienes fueron ratificados en el cargo, por mayoría absoluta, y presentados oficialmente el día de ayer por el gobernador, Óscar Crisóstomo.

La autoridad regional, junto con destacar la dilatada trayectoria como profesores y servidores públicos de ambos, fue claro en advertir que este cambio de paradigma en la administración de la educación pública significaría el despido de al menos un 60% de los funcionarios de los DAEM.

El gobernador dijo a La Discusión que personalmente se hizo parte del debate que se ha sostenido en estos meses para discutir cómo contrarrestar esa consecuencia, materia que también fue parte de la conversación que sostuvo con la directora de Educación Pública, María Alejandra Grebe.

“Y efectivamente, esto va a tener consecuencias laborales y ahí hay que ser muy transparentes, no en los profesores, no en los asistentes educacionales, pero sí en los equipos de los DAEM, cerca del 60% de las personas que hoy trabajan en los DAEM, en esta nueva estructura que viene a reducirse ostensiblemente, no va a quedar dentro de ese proceso”, comentó.

Por lo anterior es que afirma que se trata de una consecuencia que como autoridad regional mira con preocupación y como una de las maneras que han hallado para paliar estos efectos, se ha conversado con algunos parlamentarios para que los procesos se vayan dando gradualmente.

Además, se espera que, como ha pasado en otras instituciones, “ya sea el momento de ir jubilando, para que se vayan llenando esas mismas vacantes, que es algo natural y menos invasivo”, propuso.

Como una medida, ideada ya a nivel regional para los trabajadores de Ñuble que no serán contemplados en el nuevo sistema, está la posibilidad de crear un emprendimiento personal, a través de un programa con Corfo.

“Esto ha despertado interés en muchos de ellos, entendiendo que tienen otros espíritu de hacer otras cosas, pero esto es algo que se va a hacer aquí en la región, no es algo que venga incorporado en la Ley”, precisó.

Finalizando este punto, Crisóstomo destacó la importancia  de incorporar a estos dos profesionales del área, ya que se buscaba que quienes asumieran este directorio fueran personas que tuvieran conocimientos y también empoderamiento, porque ambos son líderes y han tenido responsabilidades muy potentes en la Región de Ñuble, por lo tanto, sus palabras, aparte de dar cuenta de conocimiento, deben dar cuenta de ese movimiento que tiene que producirse en esta discusión”.

Con un sello regional

Sobre este nuevo directorio, en la presentación realizada en dependencias del Gobierno Regional, se destacó que Juana Castro es académica de la Universidad del Bío – Bío, doctorada en Educación con una amplia trayectoria en el servicio público como directora provincial de Educación durante 10 años.

En tanto, Fernando Bórquez es docente de la Universidad de Concepción con magíster y actual candidato a un doctorado, fue director del Campus Chillán de la misma casa de estudios e integrante del consejo del Liceo Agrícola de Cato. Además, fue el primer seremi de Agricultura de la Región de Ñuble

Ambos, durante la presentación del día de ayer, destacaron como un objetivo esencial para ellos como directorio el poder establecer que el trabajo de la educación pública cuente con un sello propio de lo que significa vivir, desenvolverse y proyectarse en esta nueva región.

“Para nosotros, los consejos locales con todo el devenir político que tiene esta ley, siempre representa un gran desafío para mejorar cualitativamente la educación pública en nuestra región”, dijo Juana Castro.

Advirtió que “por eso he aceptado, porque conozco la región, porque he estado en cada uno de sus establecimientos escolares, conozco a muchos profesores, directores, jefes de Daem y sé donde están las debilidades y fortalezas, pero nosotros tenemos que trabajar desde las debilidades para transformarlas en oportunidades de mejoramiento cualitativo”.

En tanto Fernando Bórquez  puso en relieve lo que podría presentarse como algunos obstáculos a superar, entre ellos, los bajos ingresos del ñublensino promedio, y en especial a quienes son usuarios de la educación pública.

A su juicio, esta realidad se hizo aún más notoria cuando se accedió a cifras locales tras la separación de Ñuble de Biobío. “Debemos hacer todos los esfuerzos por tratar de nivelar esos polos tan opuestos que hay entre la educación pública y los establecimientos Bicentenario, como el Liceo San Nicolás. Uno ve esa realidad y nota que hay algo que no está funcionando, porque este liceo está demostrando que de poderse, se puede entregar educación integral de calidad”, plantea.

En este punto es donde le atribuye un rol a los profesores que “es muy importante, y como docente universitario, me llama la atención que el área de la pedagogía siempre es la que tiene más paros y más huelgas, pero la carrera termina en el mismo tiempo, entonces vemos que se ofrece una formación de 40 meses, pero en la práctica eso no se da, lo que a la larga va en desmedro de la formación profesional”.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top