Close
Radio Radio Radio Radio

Covid en San Carlos: Tras fuerte alza de casos Punilla muestra signos de mejoría

Mauricio Ulloa

La provincia de Punilla y, en particular, San Carlos han estado en el centro de atención de las autoridades por la lenta mejoría de sus indicadores epidemiológicos, ya que por más de un mes los contagios de Covid-19 se han mantenido altos. Sin embargo, en los últimos días ha dado algunas señales de estabilización, que permiten tener una mejor perspectiva.

Su compleja situación, que mantuvo por semanas, llevó a impulsar un plan especial de fiscalización en la capital provincial con un aumento del 30% de la presencia de las fuerzas de Orden y Seguridad, además de personal de la Seremi de Salud.

En lo que va de año ha cuadriplicado sus contagios respecto al total del 2020, acumulando solo en el mes de abril 891 confirmaciones de coronavirus y una positividad del 21%.

Desde el lunes 10 de mayo a las 5.00 horas, San Carlos, Ñiquén y San Nicolás se mantendrán en cuarentena total. La capital provincial desde el 25 de marzo no ha logrado salir de la fase 1 en el Plan Paso a Paso.

“Solo en la comuna de San Carlos, hemos tenido en la última semana epidemiológica 30 brotes, de ellos 18 han sido intradomiciliarios. Además, en la misma comuna hemos tenido una media móvil de sobre 44 y una positividad de 21%, por lo que el llamado sigue siendo a la autodisciplina, a las medidas de prevención que ya conocemos y asociadas a la vacunación, que va exitosamente”, detalló la seremi de Salud Marta Bravo.

Autoridades locales y expertos han analizado diversos factores que pueden incidir en la lenta caída de los casos positivos.

Desde la mirada de la gobernadora de Punilla, Pía Sandoval, la interconexión entre comunas, por motivos laborales y familiares, favorecería el desplazamiento y con ello la dispersión del virus. Sin embargo, espera que con el cambio de estación el confinamiento se vea reforzado y los contagios comiencen a bajar más rápido.

“Me he dado cuenta que hay un fenómeno bien particular en nuestra provincia. Aquí están todos conectados, hay una trilogía entre San Carlos, Ñiquén y San Fabián. Pasa mucho que hay personas que son de San Carlos y que trabajan en Ñiquén o San Fabián o tienen familias en esos lugares. Creo que claramente se establecen estas alianzas y se desplazan bajo el mismo territorio, entonces, empieza a circular así el virus. Se ha comprobado que la mayor propagación es intradomiciliaria y también tenemos una actividad agrícola notable acá. Salimos del verano, hace poco tuvimos la vendimia por Nicolás y San Carlos, donde tenemos mucha parra. Entonces, creo que eso ha generado que quizás se extiendan un poco los contagios. Esperamos que, con el cambio de clima, que baja un poco la actividad agrícola y con el frío que hace, la gente se guarde un poco más, pero a nivel personal, lo atribuyó a la conectividad que hay entre las comunas, porque existe una especie de hermandad”, sostuvo.

Para contener el avance de la pandemia han intensificado los esfuerzos de la mano de los municipios fiscalizando el cumplimiento de las cuarentenas, aunque reconoció que a veces no es suficiente el personal de terreno para llegar a cada rincón, por lo que apelan a la responsabilidad de las personas.

“Con todas las comunas, a excepción de San Carlos, se ha logrado un trabajo impecable. De hecho a nivel regional, siempre se destaca la colaboración del municipio de Ñiquén y de Coihueco que tiene muy buena disposición. Hay cuadrillas que ayudan a la fiscalización, pero lamentablemente no lo hemos podido lograr en el municipio de San Carlos, así que hemos tenido que suplir nosotros como gobernación con los pocos funcionarios que tenemos. Cuesta un poco, porque a veces quedamos cortos, pero no podemos esperar que haya un carabinero y un militar en cada esquina para que la gente se cuide. Tiene que pasar por un tema de consciencia y autocuidado. Hay mucha gente que lo entiende y hemos tenido un gran avance”, explicó.

Ayuda de dirigentes vecinales

El alcalde (s) de San Carlos, Gonzalo Uribe, recalcó que la extensa cuarentena en la comuna ha logrado reducir la movilidad de la población, pero no tanto como quisieran. No pierde la esperanza de que en los próximos días la capital provincial de Punilla finalmente pueda salir del confinamiento.

“Hemos ido enfrentando los desafíos de la pandemia pero los indicadores no nos han acompañado, y estamos esperanzados que la próxima semana podamos salir de la fase 1”, dijo.

Ante el déficit de personal para realizar de manera efectiva los diferentes controles y procedimientos para dar cumplimiento a la normativa de la autoridad sanitarias, Uribe destacó que ha sido esencial el trabajo mancomunado con los dirigentes vecinales cuando se han detectado brotes por Covid.

“En la comuna tuvimos algunos brotes, y trabajamos directamente con las juntas de vecinos para gestionar operativos de PCR en distintos sectores. Hace dos semanas atrás fue bien compleja la situación en el secano sancarlino y pudimos resolver rápido el tema de los operativos PCR y poder aislar a la gente que estaba con Covid positivo. Hemos sido bien activos, proactivos y también reactivos”, expresó.

El alcalde (s) mencionó que los brotes de contagios también han afectado a los funcionarios municipales, lo que influye directamente en la gestión y desempeño para atender la pandemia, y otras tareas diarias.

Así como estamos mermados en recursos humanos, donde tenemos muchas veces los funcionarios que multiplicarnos hasta por dos, la pandemia también entró al municipio, tuvimos gente contagiada con Covid positivo y eso implica o impacta directamente la gestión municipal. Por otro lado, el recurso humano de Carabineros también sabíamos que estaban bien mermados, por ejemplo, algunas veces cuando teníamos que trabajar en puntos de control los fines de semana contábamos con uno o dos carabineros, la gente del Ejército era lo mismo, venía un número determinado de personas asignadas a la comuna y obviamente no daban abasto, y con eso quiero decir que responsablemente teníamos que remar con la gente que teníamos”, explicó.

Asimismo, la autoridad sancarlina destacó que la población está comprometida con el cumplimiento de las medidas de autocuidado para evitar contagios.

“En estos casi 15 meses de pandemia la gente ya sabe lo que hay que hacer, han aprendido a vivir en modo Covid pero desafortunadamente hay comunidades que en San Carlos no ha sido efectivo el tema de las medidas de autocuidado que ha tenido la población. Entonces ha sido complejo con todo esto llevar a cabo el tema de la fiscalización, por otro lado, si bien es cierto hemos contado con el apoyo de funcionarios en el trabajo de fiscalización creo que tampoco pasa por tener más puntos de control para impactar directamente en la disminución de contagios, tal vez sí, pero no es solamente eso lo que hace que los indicadores vayan a la baja”, señaló.

Baja de contagios

La provincia de Punilla dio indicios de la baja de contagios por Covid-19. Así lo evidenció el último informe de Proyecciones Covid-19 de la Universidad de Concepción, ya que la velocidad de transmisión del virus pasó de 1 a 0.66, por lo que este indicador podría favorecer en que algunas de sus comunas salgan de cuarentena y avancen a otras fases del Plan Paso a Paso.

“Desde el 22 de abril se viene viendo una baja importante, antes de eso estaba subiendo los casos, pero ahora sí están con una tasa menor, de 0.66, lo que significa que igual van a empezar a estabilizar si es que se mantienen las condiciones. Ellos estarían llegando en dos semanas más a 20 contagios diarios por 100 mil habitantes, y en la práctica hemos visto que es el umbral que se está usando para levantar las cuarentenas, junto a otros factores, tal vez de aquí a dos semanas podrían alcanzar”, explicó el doctor en Ciencias de la Ingeniería y académico de la UdeC, Julio Aracena.

A su juicio, Punilla es una de las provincias de la región de Ñuble que presenta mayor fluctuaciones en los indicadores de la pandemia.

“Punilla tiene un comportamiento muy especial, en términos matemáticos lo llamamos como ‘caótico’ porque sube y baja, es muy oscilatorio, y puede ser que como la población no es tan numerosa suele pasar eso, que afecta a un grupo grande y cambia toda la dinámica de la provincia, entonces cuando algún foco de contagio en alguna empresa o se ha detectado contagios en grupos familiares puede cambiar totalmente la curva porque no es una población muy grande”, afirmó.

Actividad agrícola

Desde la visión de la académica de la Universidad Pedro de Valdivia y perito enfermera, Daniela Raffo, no es una tarea fácil contener la pandemia en la provincia de Punilla y, en particular, en San Carlos, debido a ciertos factores que tornan compleja la fiscalización, por lo que consideró que es indispensable concientizar una vez más a la población sobre las circunstancias que elevan el riesgo de contagio.

“El hecho de que haya mucha actividad agrícola y que esté retirada de los centros urbanos significa que la fiscalización propiamente tal es más difícil que logre llegar. Lo otro, es que la gente que vive en el campo tiene que ir a la ciudad para estudiar, trabajar y comercializar o comprar sus productos. Y todo ese ir y venir de alguna manera dificulta el control sanitario que se tiene que llevar. Y ese control sanitario es súper complejo, porque necesita no solo de mucho personal para poder hacer las barreras sanitarias o las fiscalizaciones de los permisos, sino que también necesita un poco de la consciencia de la gente, porque si la gente no está consciente de que se mantenga en la casa y cumpla con las medidas preventivas, va ser muy difícil bajar los contagios”, expresó.

En función a la principal actividad económica de la provincia, la docente consideró que tal vez es conveniente revisar si las diversas empresas que desarrollan actividades esenciales estén cumpliendo los protocolos contra el Covid-19, para asegurar la protección de sus trabajadores y evitar brotes.

“Está contemplado en la ley del trabajo que los dueños de empresas o alguna industria de trabajo esencial tienen que de alguna manera proveer los implementos de seguridad, sobre todo en estos momentos, enfocándose a la protección del Covid-19, porque si no son capaces de proveer, la ley dice que no pueden trabajar en funciones esenciales si no tienen las medidas apropiadas. De alguna manera, creo que habría que fiscalizar si efectivamente las industrias agropecuarias están cumpliendo todas las medidas que son contra el Covid, porque a lo mejor creen que lo hacen regio y no se asesoran. Las mutuales o el IST están con campañas para que los empleadores funcionen con medidas apropiadas para el Covid-19 y eso es gratuito, si estás afiliado, para ayudar en la fiscalización y la educación”, recomendó.

Texto: Susana Núñez-Antonieta Meleán

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top
https://www.ladiscusion.cl/feed/rss/