Close
Radio Radio Radio Radio

Confirman prisión preventiva de homicida de dentista cubano

La Corte de Apelaciones de Chillán confirmó la prisión preventiva para Rolando Villagrán Retamal (58), quien está formalizado por el homicidio calificado del odontólogo cubado Reinier Sánchez González, cuyo cuerpo fue hallado desmembrado y en bolsas de plástico, el 3 de agosto pasado en el río Perquilauquén, en Ñuble.

La defensa del imputado había apelado a la negativa del Juzgado de Garantía de San Carlos de rebajar la medida cautelar, resolución del pasado 31 de diciembre.

En esta investigación está formalizada por el mismo delito Clara González Figueroa (38), pareja de Rolando Villagrán y con quien tiene una clínica dental en Lampa, en donde la víctima trabajó hasta abril pasado.

Los primeros días de julio “tomaron la decisión de dar muerte a la víctima ante la posibilidad de ser denunciados por ésta por diversas prácticas reprochables, como el consumo de drogas en dependencias de la clínica, malos tratos hacia los trabajadores de la misma y la suplantación de identidad por parte del imputado Rolando Villagrán. Y, además, por haber la víctima mantenido una relación sentimental con la imputada”, se explicó en la formalización, en septiembre pasado.

La Fiscalía planteó en su formalización que la muerte se produjo con elementos contundentes, y lesiones cortantes y cortopunzantes, el 4 de julio, en algún lugar entre las regiones Metropolitana y Ñuble, donde casi un mes más tarde fue hallado parte de su cuerpo, el que fue cercenado con sierra y hacha, según reveló la autopsia. Las bolsas halladas en el río tenían piedras para evitar que afloraran a la superficie.

Clave resultó la georrefeenciación de los celulares de la víctima y sus agresores, pues los sitúa juntos en el trayecto realizado ida y vuelta, durante 12 horas, entre ambas regiones desde la noche del 4 de julio a la mañana del día siguiente. No sólo existen los tráficos de los teléfonos, sino que los registros de los pórticos de las autopistas.

Luego de ello, la misma mañana del 5 de julio comenzó el envío de una serie de mensajes de texto por WhatsApp a una amiga, a la arrendataria, a la madre y al hermano de la víctima en donde, supuestamente, el dentista cubano les decía que se iba al sur del país y luego a Argentina para radicarse allí. Se trata de mensajes estratégicos realizados por los imputados que tenían la finalidad de evitar que se interpusiera una denuncia por presunta desgracia y de esta forma sus agresores ganar tiempo, esperando que nunca se encontrara su cuerpo.

 

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top