Close
Radio Radio Radio Radio

Comunas turísticas cuentan con protocolos para vivir un verano en pandemia

Las principales comunas turísticas de la Región del Ñuble cuentan con los protocolos sanitarios para enfrentar al Covid-19 durante la temporada de verano 2021. Quillón, Cobquecura y Pinto están siguiendo las recomendaciones del Ministerio de Salud sobre las obligaciones y precauciones que se deben cumplir, pero demandan una mayor fiscalización.

Las medidas publicadas en octubre del año pasado por el Minsal, sobre el manejo y prevención ante Covid-19 en piscinas, playas, turismo y alojamiento, están siendo implementadas en las comunas que reciben más turistas de la región.

“Nosotros adelantamos las medidas que tomábamos todos los veranos hace más de un mes, ya que empezamos a recibir a 10 mil personas por fin de semana. Desde ahí, también comenzamos a seguir las recomendaciones sanitarias para evitar la propagación del virus”, informó Julio Fuentes, alcalde de Cobquecura.

Evitar los contagios

Entre las normas exigidas por el Gobierno para prevenir los contagios, se encuentran las medidas de prevención obligatorias y de autocuidado para toda la población. Sin embargo, para la asistencia a piscinas o playas el reglamento es más específico. En el caso de las primeras, se recomienda implementar un sistema de reserva y pago online. También, establecer un aforo máximo y la prohibición del uso de toboganes, juegos acuáticos y camarines.

Mientras que en la playa, el uso obligatorio de mascarillas no es necesario en los espacios abiertos, pero debe mantenerse el distanciamiento de un metro entre toallas, reposeras y sillas personales, ya que se sugiere clausurar los mobiliarios públicos.

Desde el seremi de Salud de Ñuble concluyeron que la falta a cualquiera de estas medidas terminará en una sanción. “Es súper simple, existe un protocolo y quien lo incumpla se verá expuesto a un sumario”.

Falta de fiscalización

Si bien las distintas municipalidades han seguido las recomendaciones del Ministerio de Salud, desde Pinto y Cobquecura acusan una baja cantidad de fiscalizaciones. “Yo pienso que cualquier protocolo que se establezca será difícil hacerlo efectivo sin una buena fiscalización. Esto se logra con más gente, pero eso conlleva tener un mayor presupuesto”, declaró la autoridad de Cobquecura.

Esta es la principal causa identificada por Fuentes, ya que para hacer más fiscalizaciones se necesita contratar a más personal. “Ojalá pudiésemos fortalecer el poder fiscalizador para cuidar la comuna y así brindarle más seguridad a nuestros ciudadanos y a quienes nos visten”.

Por otro lado, en la comuna de Pinto destacaron que el control sanitario del sector El Chacay ha ayudado a tener mayor supervisión de quienes ingresan hacia los principales destinos turísticos de la comuna.

Sin embargo, informaron que la cantidad de fiscalizaciones a centros hoteleros, cabañas o complejos de piscinas ha disminuido en el último tiempo. “Al principio se hacían muchas más fiscalizaciones, ahora no tanto. Creemos que con los permisos de vacaciones los turistas se van a concentrar en esta zona, así que esperamos que desde el seremi aumente la supervisión de las medidas”.

Texto: : Ignacia Oyarce Cea

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top
https://www.ladiscusion.cl/feed/rss/