Close
Radio Radio Radio Radio

Cinco motivos para comprar autos usados

Comprar un vehículo, sin importar dónde te encuentres, supone una inversión importante. Lógicamente, no siempre se puede empezar por un auto sacado de la agencia. Por ello, el mercado de autos usados está lleno de atractivas oportunidades con las que puedes adquirir un vehículo que te brindará mucha más comodidad y movilidad.

¿Qué motivos tienes para comprar autos usados? Presta atención a los siguientes puntos:

1. Alcanzas más rápido la meta de tener un vehículo

Dado que necesitarás un presupuesto menor (los vehículos usados, por lo general, tienen un costo más bajo que los cero kilómetros), podrás encontrar un buen vehículo sin tener que pasarte un largo periodo de tu vida pagándolo.

De hecho, si tienes ahorros, puede que no sea necesario valerte de un crédito o préstamo para alcanzar esta meta.

En ese sentido, es importante que evalúes qué autos tienen una alta demanda en el mercado y qué modelos quizá tienen un precio más bajo. Por ejemplo, un precio promedio entre los sedanes más buscados ronda los casi 10 millones de pesos.

Además, recuerda que, a mayor demanda, mayor será el precio de ciertos vehículos. No obstante, pensando en una inversión a futuro, puede ser positivo invertir en un vehículo demandado y buscado por muchos usuarios.

2. Suele ser más económico asegurarlo

En un vehículo nuevo puede ser más costoso pagar un seguro, ya que los factores que impactan en el precio de la cobertura están relacionados, entre otros, con su valor y costos para reponerlo.

Sin embargo, en el caso de un auto usado, dado que su valor es inferior, puede salir un poco más económico.

Pero no es lo único: un auto nuevo suele ser un poco más atractivo ante los robos, lo que también puede imprimirle un incremento en el costo de su seguro.

Finalmente, en algunos concesionarios te obligan a contratar seguros y talleres en específico. En cambio, esto no sucede al comprar autos usados. Más bien, tendrás un mayor abanico de alternativas para elegir.

3. Tienes un margen más favorable para negociar

¿Te imaginas negociando con un concesionario para intentar rebajar el precio de un auto nuevo? Esto solamente sucede cuando el auto ya tiene un dueño con el cual puedes entablar una relación de negocios.

Si lo piensas bien, el margen es tan amplio que puedes negociar la forma de pago mediante otro tipo de activos que no se aceptarían en la formalidad de compra de un auto nuevo.

4. El proceso de compra es mucho más sencillo

A menor cantidad de intermediarios, más sencillo es el proceso y menos protocolos para comenzar a conducir. Además, estarás seguro de que el precio de compra es el que te está indicando su dueño.

En el mercado de autos usados hay un sinfín de oportunidades de vehículos con poco o muy buen uso, a los que accederás a un precio muchísimo más bajo que desde una casa concesionaria.

5. La depreciación es menor en relación con un auto nuevo

Solamente al salir del concesionario con un vehículo nuevo, este habrá perdido un 20% de su valor inicial. ¿Te sorprende? Pues no acaba allí. En realidad, cada año se depreciará aproximadamente un 5% en lo que se refiere al precio que lo adquiriste (aunque esto puede variar debido a crisis económicas, por ejemplo).

En contraste, es interesante cómo se está moviendo el mercado de autos usados en el país. Cifras recientes destacan un incremento del 50% en el valor de estos vehículos. Así que, lejos de ser una inversión que se depreciará rápidamente, puede que su venta futura te genere altos retornos.

En definitiva, sobran motivos para invertir en autos usados. Evalúa todos estos factores, calcula la opción más rentable y adquiere un auto que pueda llevarte cómodamente adonde necesites.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top
https://www.ladiscusion.cl/feed/rss/