Close
Radio Radio Radio Radio

Cárcel de mujeres de Bulnes será inaugurada a fines de este año

Cristian Cáceres

Un 95% de avance es lo que a la fecha presenta la remodelación del Centro Penitenciario Femenino de la ciudad de Bulnes, que durante este mes ya materializará el trámite de recepción de obras, para poder cumplir con el objetivo de inaugurarlo entre la última semana de noviembre y la primera de diciembre de este año.

Como antesala al cumplimiento de esta exigencia administrativa, el recinto fue recorrido durante la mañana de ayer por el gobernador de Ñuble, Óscar Crisóstomo; el delegado presidencial, Claudio Ferrada; la seremi de Justicia, Elizabeth Riquelme; la presidenta de la Corte de Apelaciones, Paulina Gallardo, quienes acompañaron al director regional de Gendarmería, coronel Rafael Ruiz, y a la capitán Leslie Vargas, en la inspección de la obra, cuyo costo bordea los $1.300 millones, con fondos del Gobierno Regional.

Finalizado el recorrido, el gobernador dijo que este tipo de construcciones permite proyectar un cambio de paradigma, respecto a lo que deben ser los centros de reclusión en el país. “El objetivo es darle las mejores condiciones, no solo a las internas, sino también a quienes trabajan en estos recintos penitenciarios”, dijo.

La obra de 1.290 metros cuadrados, sobre un paño de tierra de 3.500 metros, incorpora cuatro secciones, para separar imputadas de condenadas. Hay también una sección materno-infantil, la que según detalló la seremi, “nos va a poder proporcionar ocho plazas de funcionamiento interno, la que contará con todo el equipamiento necesario. A esto hay que agregar espacios para el desarrollo y protección a los infantes, para quienes se contemplan espacios seguros, con implementos para trabajar en su estimulación y su futuro desarrollo”.

Actualmente, hay 49 mujeres privadas de libertad en la Región de Ñuble, todas ellas internas en un ala de la cárcel de Chillán, donde “tuvimos que adaptar un espacio para ellas, por lo que este nuevo centro también les significa mayor espacio y mayor dignidad, además nos permitirá enfocarnos a nuestro trabajo de reinserción de la mejor manera posible”, apuntó el coronel Ruiz.

El futuro recinto femenino contempla un máximo de 104 internas.

Mediana complejidad

Respecto al perfil de las internas que actualmente hay en el sistema penitenciario regional, en su gran mayoría son mujeres condenadas o imputados por delitos de la Ley 20.000.

En cuanto a su peligrosidad, se las ha calificado como de baja a mediana, siendo precisamente este perfil al que se orientará en términos de seguridad la nueva cárcel de Bulnes.

Así lo detalló la capitana Vargas, quien explicó a La Discusión que “los estándares de seguridad son para reclusas de mediana complejidad. Siempre vamos a pensar que Ñuble es una región cuya población penal en general es de mediana complejidad y esperamos que a futuro esa característica se mantenga”.

Sin embargo, la autoridad penitenciara admitió que es muy probable que, dado a que el recinto cuenta con espacio para más internas de las que actualmente hay en Chillán, es altamente probable que se deriven a otras internas desde diversas regiones del país.

“Nuestras autoridades están conscientes de las necesidades de seguridad que nuestros funcionarios necesitan para realizar una buena labor en este recinto, y aunque es altamente probable que lleguen personas de otros penales, Gendarmería ya ha hecho hincapié en la importancia que se le debe asignar a la seguridad de la población y de los funcionarios”.

La cárcel en la calle Serrano esquina Manuel Bulnes, de la capital del Punilla, sufrió daños perimetrales tras el terremoto del 2010, por lo que ya fue objeto de una primera remodelación y hoy su acceso es por calle Bulnes.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top