Close
Radio Radio Radio Radio

Áreas verdes y la futura Teletón: primeros hitos de un municipio con nuevo alcalde

Con la promesa de realizar diversas auditorías y mejorar los niveles de transparencia al interior de la Municipalidad de Chillán, Camilo Benavente Jiménez asumió como el nuevo alcalde de Chillán, el pasado 28 de junio de 2021.

Junto con él, se integraron al Concejo Municipal un equipo de siete nuevos ediles: Quenne Aitken, César Riquelme, Marina Crisóstomo, Rodrigo Ramírez, Ricardo Valdebenito, Yanina Contreras y Pedro Sánchez, constituyendo el equipo de concejales más joven que se recuerde en la capital regional.

Ellos se unieron a Brígida Hormazábal, Patricio Huepe y Joseph Careaga, quienes resultaron reelectos.

Todos ellos y sin excepción (alcalde incluido) han puesto hincapié en la necesidad de realizar fiscalizaciones más exhaustivas a cada proyecto, contratación, asignación de recursos o licitación en la que se involucre al consistorio chillanejo, puesto que sobre ellos pesa la necesidad de recuperar la resquebrajada confianza de la comunidad tras una serie de situaciones polémicas que surgieron a raíz de otras licitaciones, donde muchas de ellas, llegaron a tribunales civiles y penales.

El más potente de todos fue el “Caso Led”, investigado por el Ministerio Público y que se relaciona con una red de cohecho y sobornos a nivel nacional entre la empresa proveedora de alumbrado público con tecnología led, Itelecom S.A., y diversos funcionarios municipales.

Este caso cuenta con dos exfuncionarios (Ricardo Vallejos y Marcelo Campos) y un exconcejal (Víctor Sepúlveda) en calidad de imputados y privados de libertad.

Lo anterior, sumado a diversos sumarios por razones laborales, de salud e infraestructurales que acumulaba la Municipalidad de Chillán al recibir a su nueva administración, hizo que el alcalde Benavente catalogara todos estos cabos sueltos como “la herencia maldita”.

Actualmente, hay tres auditorías en curso. Una está a cargo de la Contraloría General de la República; otra, a cargo de la Subdere y una tercera, de carácter externa, fue contratada vía licitación, adjudicándose la investigación a la empresa del particular Danilo Cerda Pradenas.

Esta última, que apunta a los procesos de licitación, debería estar arrojando conclusiones en la última semana de enero de 2022.

“El propósito de estas auditorías es conocer y transparentar el real estado financiero en el que se encuentra la municipalidad y también revisar cuáles son los errores que se han cometido en las licitaciones, porque muchas de ellas o se caen o se declaran desiertas por falta de interesados”, explicó el alcalde.

Los primeros hitos

Dentro de los primeros hitos que se pueden destacar dentro de estos primeros seis meses de la “administración Benavente”, están la reorganización de la Dirección de Desarrollo Comunal (Dideco), la que hasta el 31 de diciembre está a cargo de la abogada Pilar Gutiérrez, quien a contar del 1 de enero, asumirá la dirección de la Oficina Municipal de Seguridad (OMSE).

Junto con resolver algunos sumarios sanitarios por hacinamiento y situaciones de insalubridad, se resolvió que la Dideco ya no seguiría distribuida en tres inmuebles distintos, sino que se trasladaría íntegramente a la exEscuela 4 (Los Héroes), en calle Arauco, para lo que fue necesario un trabajo de remodelación del edificio.

Otro proyecto que se concretó fue el de realizar un catastro a la totalidad de los árboles de las plazas del centro de Chillán, para determinar cuáles estaban en condiciones de salud que importaban un riesgo de derrumbe.

Esta tarea se gestionó con la ayuda del ingeniero forestal, Felipe Galfano, quien se ofreciera a realizar este trabajo con su equipo de Santiago, conmovido por la muerte de un adolescente chillanejo quien fue golpeado por un pesado tronco que caía sobre una amiga, a quien logró empujar para salvarla, falleciendo en cambio él.

Galfano, además, realizó una inserción de un chip y de un código QR en cada especie para que cualquier persona pudiera conocer el tipo de árbol instalados en las plazas.

Teletón y áreas verdes

Finalmente, quizás los dos hechos de mayor trascendencia fueron la licitación para la mantención de las áreas verdes y el traspaso de terrenos bajo la forma de comodato, de 5 mil metros cuadrados de terreno para la Corporación del Niño Lisiados (Teletón).

Respecto al primero, la licitación llegó tras casi un semestre de no contar con mantención para las áreas verdes, lo que hizo que casi la totalidad de las más de 42 hectáreas de espacio verde-urbano se deterioraran al punto de estropearse por completo.

La empresa que se adjudicó la licitación fue la santiaguina Parques Johnson, la que además, propuso un sueldo líquido de $365 mil para cada jardinero, esto es casi 100 mil más que lo que hasta entonces recibían.

Y respecto a la Teletón, la firma se hizo en una sesión de Concejo Municipal especial, realizada en el Teatro Municipal de Chillán (votación unánime), estableciéndose en el acta que el traspaso es por 50 años, prorrogables de manera tácita, del terreno ubicado en la Avenida Argentina y que hasta antes del terremoto del 2010, ocupara el exGrupo Escolar, en donde además, a futuro se pretende instalar el primer Centro Oncológico de Ñuble.

En suma, para el alcalde el año concluye con nota azul y dice que el balance del año es positivo tras este primer semestre.

“Creo que hemos concretado logros importantes en distintos ámbitos y con un enfoque social, siempre buscando priorizar los temas que importan a nuestros vecinos y vecinas. Sin embargo, sabemos que hay mucho por seguir avanzando y estamos trabajando para ello. Para 2022 hay una serie de medidas que implementaremos en temas como salud, seguridad y desarrollo comunitario, que han sido construidas escuchando a la comunidad, por lo que esperamos puedan traducirse en mejoras en la calidad de vida de todos los chillanejos”, expresó.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top
https://www.ladiscusion.cl/feed/rss/