Close
Radio Radio Radio Radio

Abuso de la prisión preventiva

Señor Director:

¿Debe preocuparnos el uso excesivo de la prisión preventiva? Definitivamente sí, desde que la medida cautelar más grave que contempla nuestra legislación ha perdido su carácter excepcional y de último recurso, cuya aplicación se usa con fines diversos de aquellos que buscan garantizar la realización del juicio y sus consecuencias, imponiéndose muchas veces como un castigo anticipado, más aún si se trata de casos de connotación pública, en los que la presión social y comunicacional tiene un fuerte impacto en la decisión de imponerla.

El uso indiscriminado de la prisión preventiva se debe, por un lado, a las reformas legislativas conocidas como agendas cortas antidelincuencia y, por otro, a la mala práctica de los operadores del sistema de justicia penal, como el Ministerio Público y los jueces de garantía, que han terminado por desnaturalizar su uso, transformándola en la regla general si de cautelares se trata.

Según datos de Gendarmería, más del 36% de las personas recluidas en recintos penitenciarios a lo largo del país están sometidas a la medida cautelar de prisión preventiva, muchas de ellas terminarán sus procesos sin ser condenadas o lo serán a una pena diversa a la privativa de libertad. Este dato resulta relevante si se piensa en las precarias condiciones de vida y habitabilidad de los recintos penitenciarios, los problemas de castigo excesivo, violencia, sobrepoblación y hacinamiento que viven las personas privadas de libertad

En pleno proceso constituyente urge reflexionar la desnaturalización de la prisión preventiva.

Grace Méndez Montes

Directora Pensamiento Penal Chile

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top