Close
Radio Radio Radio Radio

A 115 años de su natalicio Chillán recordó la figura de Marta Colvin

Este miércoles, Chillán conmemoró los 115 años de natalicio de una de sus hijas predilectas. Se trata de la escultora Marta Colvin, quien nació en la ciudad un 22 de junio de 1907. Temprano en la mañana, la Municipalidad de Chillán, a través de su Departamento de Cultura, Artes y Patrimonio, depositó una ofrenda floral en el lugar donde reposan sus restos, el Parque de los Artistas del Cementerio Municipal.

Edgardo Venegas, director de Cultura del municipio chillanejo, precisó a La Discusión que “sin duda, Marta Colvin ha ido nuevamente adquiriendo una dimensión distinta en el entorno, tanto de Chillán como del país y el mundo. Participamos en el simposio que realizó la UBB y es muy interesante cómo se ha ido redescubriendo la importancia de su obra, ahora además, desde el punto de vista de género, considerando que son pocos las artistas mujeres que han logrado el Premio Municipal”.

“En esos tiempos, era todo el desafío ser madre, artista y alejarse un tiempo para perfeccionar su obra, como ha ocurrido con otras mujeres como Violeta Parra. Ellas tuvieron que hacer sacrificios como dejar familia y radicarse en otro país. Con Marta Colvin hay un revivir del reconocimiento a la grandeza de la obra que ella realizó”, agregó.

Simposio UBB

Hoy por la mañana, en la Universidad del Bío-Bío se realizo un seminario para repasar la vida y obra de la escultora. Participaron Soledad García (quien ha sido coordinadora de programas públicos de Museo de la Solidaridad Salvador Allende y del Centro de Documentación de las Artes Visuales Centro Cultural Palacio de la Moneda), Varinia Brodsky (coordinadora artística Museo Nacional de Bellas Artes), y Valentina Valdés (especialista en políticas públicas y territorios).

Además, el historiador y jefe del Departamento de Extensión Sede Chillán, Marco Aurelio Reyes repasó la historia universitaria ligada a la vida de los May, quienes donaron a la casa de estudios los terrenos en donde hoy se emplaza uno de los campus en Chillán.

Valentina Aravena recordó los inicios de Marta Colvin en la escultura: “El llamado del arte estaba latiendo en su ser. Ella una noche fue a una charla de filosofía, era una de las pocas mujeres que tenía auto. Saliendo de la charla, y bajo una lluvia torrencial divisa a una mujer y se ofrece a llevarla para que no se moje. Esta mujer era Noemí Mourges, quien la invita a pasar a su casa y le muestra su arte escultórico y le entrega una porción de greda a Marta Colvin. Esto marca un inicio en la creación de Marta, porque ella llegando a su casa, esbozó la silueta de una mujer con la greda que le había dado Noemí”. Con el tiempo, la autora del mural que está en el hall de acceso a Diario La Discusión, se convertiría en la maestra de Colvin y quien guió sus primeros pasos”.

Más tarde, Soledad García se refirió a cómo Colvin pasó del taller al espacio público, sobre todo después de su muerte. Por su parte, Varinia Brodsky se refirió al rol de la mujer dentro del arte. 

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top