Close
Radio Radio Radio Radio

53,5% de los ñublensinos han trabajado desde el hogar

Agencia Uno

Compatibilizar las labores domésticas y trabajo, organizar el tiempo y un cambio en la dinámica familiar son algunos de los efectos de la pandemia que confirmó la encuesta online Covid-19, aplicada a 563 trabajadores de la región, la que fue desarrollada por el Observatorio Laboral de Ñuble (OLÑ) dependiente de Sence.

Los resultados fueron entregados durante el conversatorio virtual “Desafíos del mercado laboral de Ñuble en tiempos de pandemia”, organizado en conjunto con la Seremía del Trabajo, Sence, y OTIC Sofofa Capital Humano.

Resultados

De las personas que declararon trabajar, un 34,4% afirmó que trabajó las horas habituales, un 17,6% aseguró que trabajó más horas de las habituales y un 48%, menos horas. El grupo más afectado en el número de horas trabajadas fueron los individuos con educación media completa, quienes declararon en un 56,3% trabajar menos horas. Al consultar por las razones que llevaron a trabajar menos horas, un 67,7% declaró que por razones asociadas a las restricciones debido a la emergencia sanitaria.

Hay que considerar que la encuesta se aplicó entre el 22 de abril y el 3 de mayo, período marcado por el fin de la cuarentena en Chillán, pero la mantención del cordón sanitario.

Del total de individuos que afirmaron trabajar cuando la cuarentena total aún estaba vigente, un 53,5% lo hizo desde su hogar. Se tiene además, que los individuos con educación superior son quienes utilizan mayoritariamente esta modalidad de trabajo.

Un 35,4% declaró que la empresa en la que trabaja ha sufrido un impacto importante en sus operaciones, mientras que un 16,1% sostuvo que la empresa debió cerrar.

Según género, un 47% de los hombres han adoptado la modalidad de teletrabajo, versus un 31,9% de las mujeres.

La mayor dificultad asociada a esta modalidad es compatibilizar las labores domésticas y trabajo (23% del total de hombres y 32,9% del total de mujeres). Le sigue, en el caso de los hombres, mayores dificultades para organizar el tiempo de trabajo desde casa (22,6% de los hombres), mientras que un 31,4% de las mujeres dijo que es más difícil concentrarse en el trabajo.

Se observa, además, que los hombres están más satisfechos con esta modalidad, pues un 49,8% califica con nota mayor a 7 su experiencia con el teletrabajo (en escala de 1 a 10), mientras que en el caso de las mujeres esta cifra es de 38,9%.

Al consultarles si mantendrían el teletrabajo una vez superada la pandemia, un 37,2% de los hombres declaró que no, mientras que, en el caso de las mujeres, esta cifra es de 51,6%.

Se aprecian pocas diferencias en cuanto a la participación en el trabajo doméstico entre hombres y mujeres. Sin embargo, al analizar el tipo de labores que asume cada uno, las mujeres afirman encargarse ellas o principalmente ellas de lavar la ropa (23%), preparar la comida (23%), realizar la limpieza (19%) y cuidar a miembros de la familia enfermos (12%). Mientras que los hombres en su mayoría se encargan de efectuar reparaciones menores en la casa (21%) y hacer las compras del supermercado (12%).

Encuesta

“En la encuesta participaron personas de las 21 comunas de Ñuble, donde la mayor representación corresponde a Chillán con 61,6%, seguida de San Carlos, con 9,4% y Chillán Viejo con 8,3%”, explicó Bernardo Vásquez, director del OLÑ.

La seremi del Trabajo, Yeniffer Ferrada, afirmó que “los resultados de esta encuesta, sin duda, son muy reveladores, por cuanto nos dan una mirada contingente de lo que los trabajadores han vivenciado en este tiempo de pandemia. Desde que asumimos el Gobierno, hemos impulsado una agenda que se hace cargo de modernizar nuestra legislación laboral, con temas como el teletrabajo muy presente. Ahora, dada la emergencia, se ha tenido que priorizar la protección de los puestos de empleo, pero en esencia lo que se busca es contar con un mundo del trabajo estable, moderno y que se adapte a las nuevas maneras de relacionarnos según cada realidad”.

A su vez, el director de Sence Ñuble, Rodolfo Zaror, destacó este nuevo estudio del OLÑ, que se suma a los resultados de la encuesta COvid-19 en empresa de la región y de la primera Encuesta Nacional de Demanda Laboral (Enadel), que también fue aplicada en Ñuble.

“Toda esta información es un insumo valioso tanto para medidas implementadas para responder al contexto actual por esta pandemia de coronavirus, como para las acciones que se aplicarán pensando en la reactivación post pandemia”, señaló.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top