Close
Radio Radio Radio Radio

230 funcionarios de la salud conservarán sus puestos en HCHM

Covid-19

La Discusión

Hace poco más de una semana, el diputado de la UDI Cristóbal Martínez demostró su preocupación por la continuidad de los funcionarios de la salud que están contratados bajo el decreto de Emergencia Sanitaria, ya que la medida vencía este 30 de septiembre.

Sin embargo, tras la renovación de la alerta hasta diciembre de este año, más de 230 trabajadores y trabajadoras conservarán sus puestos en el Hospital Clínico Herminda Martín. Los que fueron contratados para dar respuesta a las necesidades de la pandemia por Covid-19.

Actualmente, esta cantidad de funcionarios representa a cerca de un 10% de la planta con la que cuenta la institución y además con su labor han cubierto la brecha histórica de personal con la que contaba el hospital.

Es por ello que desde la Federación de Profesionales de la Salud de Ñuble (Fedeprus) comentaron que el personal de planta estaba preocupado por el vencimiento del decreto porque evidenciaría nuevamente la falta de profesionales.

“Vemos positivamente que este decreto se haya extendido y, a la vez, esperamos y solicitamos como Fedeprus que estas personas se queden y continúen por medio de cargos”, manifestó el secretario de Fedeprus, Nicolás Avendaño. Desde la organización esperan que las autoridades se hagan cargo de esta brecha de recursos humannos antes de fin de año para que en diciembre no vuelva este clima de incertidumbre.

Las 230 personas que están contratadas bajo este decreto en el HCHM están distribuidas en unidades clínicas, de apoyo y administrativas.  “La comunidad ve esperanzada la posibilidad de que esta personas se queden para que mantengan servicios y refuercen los equipos que tienen brecha de recursos humanos”, precisó el secretario.

Esperan que la mesa de trabajo que ya se ha instalado con el Ministerio de Salud rinda frutos, no solo con el reconocimiento de sus desempeño en esta contingencia sino también expresada en cargos, recursos, nuevos puestos de trabajo.

Por el momento, una de las novedades de la Fase de Apertura es que fortalecerá la hospitalización domiciliaria y comenzará a regir un nuevo decreto GES, el que incluirá la rehabilitación de personas con riesgo de secuela por Covid-19. 

Este plan, busca optimizar la recuperación del paciente y reducir la discapacidad secundaria, abordando las deficiencias motoras, respiratorias, cognitivas, nutricionales, de la comunicación, entre otras, enfocándose en los pacientes mayores y aquellos con condiciones crónicas preexistentes que pueden ser más vulnerables a los efectos de este cuadro grave, del Covid prolongado, por lo que la rehabilitación es particularmente beneficiosa en recuperar el nivel de independencia previa al cuadro agudo.

Los profesionales que deberían conforman este equipo son kinesiólogos, terapeutas ocupacionales, fonoaudiólogos, psicólogos, nutricionista, enfermera y trabajador social.Desde Fedeprus, detallaron que a través de los dos años de pandemia estos funcionarios se han incorporado implícitamente en estos servicios y prestaciones específicas. Así que sus labores no se verán tan modificadas.

Mientras, desde el Servicio de Salud de Ñuble, comentaron que “como red asistencial estamos en coordinación con el Ministerio de Salud definiendo el detalle de la puesta en marcha de esta medida, que beneficiará a usuarios del sistema público como privado”.

Nueva etapa de la pandemia

A pesar de la implementación de esta nueva Fase de Apertura, desde el Servicio de Salud de Ñuble informaron que la red asistencial continuará trabajando como lo ha hecho hasta ahora.

“En esta fase de apertura, mantendremos la estrategia de conversión de camas y la integración público-privada, con el fin de seguir con una red integrada y en el caso de ser necesario, hospitalizar a cualquier paciente que así lo requiera”, detalló la directora del SSÑ, Elizabeth Abarca. 

En esta nueva etapa, que comenzará a regir desde el 1 de octubre, se termina con el uso obligatorio de las mascarillas, salvo en centros de salud. Y se recomienda para personas con síntomas respiratorios y a quienes están en situaciones de aglomeración, como el transporte público.

Por otro lado, el pase de movilidad dejará de ser una exigencia y se eliminarán las limitaciones de aforo en espacios abiertos y cerrados, entre otras medidas.

“Afortunadamente, la situación epidemiológica es favorable, actualmente vemos una disminución en la tasa de contagios, una baja de la positividad, un bajo uso de las camas críticas; un muy buen avance en la cobertura de vacunación; logrando tener una población altamente inmunizada, tanto con los esquemas básicos como con la inoculación de refuerzo”, declaró la directora.De todas maneras, las autoridades han reiterado el llamado a mantener algunas medidas de prevención como el constante lavado de manos.

Texto: Ignacia Oyarce.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top