Close
Radio Radio Radio Radio

Vecinos y municipio suman fuerza en contra de central de paso en río Diguillín

En “estudio” quedó hoy la sentencia relacionada con la reclamación presentada por habitantes de la comuna de Pinto, que se oponen a la construcción de la central hidroeléctrica Halcones,que busca generar  12 MW  de energía al Sistema Interconectado Central (SIC).

El ministro del Tribunal Ambiental de Valdivia, que tiene jurisdicción sobe Ñuble, Iván Hunter, declaró al término de los alegatos finales que “el tribunal, luego de una deliberación, ha tomado la decisión de dejar esta causa en estudio, lo que significa que comenzará un período de análisis de los antecedentes con el objeto de arribar prontamente a una decisión”.

El magistrado agregó que la reclamación analizada fue presentada por “Rosa María Lama y otras personas naturales (de Pinto), en contra de la decisión del Comité de Ministros que rechazó los recursos administrativos interpuestos en contra de la Resolución de Calificación Ambiental (RCA), por indebida consideración de las observaciones ciudadanas que se realizaron en el estudio del proyecto”.

La concejala de la comuna cordillerana, Rossana Sandoval Vidal, que forma parte del grupo de ciudadanos que contrató a los abogados patrocinantes contra la decisión del Comité de Ministros, enfatizó que lo que buscan es la defensa del río Diguillín y los ecosistemas relacionados con ese curso fluvial.

La profesional agregó que “el proyecto de desarrollo energético sin lugar a dudas generará un deterioro en el ambiente y será perjudicial para la vida, flora y fauna y además para las personas que viven en un espacio privilegiado como es la Reserva de la Biósfera”.

Rossana Sandoval subrayó que en la actualidad este tipo de centrales de paso no son necesarias, pues existen en el país muchas otras alternativas menos invasivas con el medio ambiente y las comunidades rurales.

Municipio inconforme

El alcalde de Pinto, Manuel Guzmán, indicó igualmente que la entidad edilicia ha manifestado de manera permanente su rechazo a esa iniciativa empresarial por los efectos que puede tener en la comuna.

La autoridad subrayó que “el municipio se encuentra inconforme y rechaza el proyecto denominado‘Pequeña Central Hidroeléctrica de Pasada Halcones’, debido a que es incompatible con los instrumentos de planificación territorial de la comuna, emplazándose en un sitio prioritario de conservación como lo son la Reserva de la Biósfera Corredor Biológico Nevados de Chillán- Laguna del Laja y aledaño a la Reserva Nacional Ñuble”.

Junto con ello, Guzmán agregó que esta iniciativa desconoce y minimiza “los beneficios ecosistémicos, ecológicos y turísticos de estas localidades. El proyecto además no identifica los impactos ambientales apropiados que genera su construcción, tanto en el área de influencia como en sus alrededores, lo que provocará una modificación de cauces naturales, fragmentación de hábitat, alteración de paisaje, amenazando la biodiversidad y patrimonio natural de nuestra comuna”.

Tribunal

Según indicó el Tribunal Ambiental de Valdivia, los reclamantes sostienen que la RCA no consideró debidamente las observaciones ciudadanas, lo que es descartado por la administración y la empresa.

Hoy l Tribunal Ambiental de Valdivia, con jurisdicción desde Ñuble a Magallanes, escuchó los alegatos en la reclamación interpuesta por un grupo de habitantes de las comunas de Pinto y El Carmen, contra la resolución del Comité de Ministros que rechazó su reclamación administrativa por no debida consideración de las observaciones ciudadanas que presentaron en el proceso de Participación Ciudadana (PAC), de la evaluación ambiental del proyecto “Pequeña Central Hidroeléctrica de Pasada Halcones”, de la empresa Aaktei Energía SpA.

En su alegato, los reclamantes sostuvieron que las respuestas a las observaciones ciudadanas no cumplen con los criterios de completitud y precisión, claridad, ni de autosuficiencia, establecidos por un instructivo del Servicio de Evaluación Ambiental (SEA) y señalaron que el proyecto es incompatible con las áreas protegidas ubicadas en sus inmediaciones.

Según los reclamantes, la evaluación ambiental fue deficiente y no se hace cargo de manera correcta de los impactos que el proyecto tendrá en la flora y fauna del sector, el turismo y el paisaje y, especialmente, en el hábitat del huemul. Los reclamantes argumentaron que la central se emplazará a 800 metros de la Reserva Nacional Ñuble y que la deficiente línea base respecto del huemul, implicó un mal diseño de las medidas de mitigación y compensación a la afectación del hábitat de esta especie protegida, que ya había sido afectada a fines de la década del 90 con la construcción de un gasoducto en la misma zona.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top
http://www.ladiscusion.cl/feed/rss/