Close
Radio Radio Radio Radio

Vecinos se organizan en olla común para ayudar durante la pandemia

Mientras la pandemia avanza y afecta económicamente a miles de familias que se han visto impedidas de generar su sustento, la solidaridad nuevamente afloró en los barrios. Es el caso de la junta de vecinos de la población Luis Cruz Martínez, donde Juan Matamala, su presidente, relató que “esto comenzó en vista de la necesidad del sector, el municipio me solicitó hacer una lista de personas que realmente lo necesitaran, para entregar unas colaciones”, comenzó, “aparecieron más de cien personas y eso que no podíamos salir, a fines de marzo”, detalló.

Apoyo solidario

“En vista de las circunstancias de que el tiempo pasó y la comida aún no se entregaba y la gente que preguntaba, yo me vi en la obligación moral de ver lo que podíamos hacer como junta de vecinos”, prosiguió el dirigente, “así surgió la idea y el equipo de personas idóneas, ellas trabajan como manipuladoras de alimentos en un colegio y cuatro niñas jóvenes”, expuso.

Así, desde el 27 de abril, abrieron la olla común, “comenzamos con nada, las puras ganas y los voluntarios e hicimos porotos para la gente”, narró Matamala. “Fue increíble la concurrencia, casi llegamos a los 200 almuerzos ese día, lo que nos motivó a seguir insistiendo, porque la gente tenía hambre y comenzamos a tocar puertas, a contactar a personas del mundo político y particulares que nos ayudaron”, precisó.

Juan no piensa detenerse. “Ahora ya ha pasado un mes y el municipio dijo que en realidad el sector está complicado y necesita ayuda, así que ahora contamos con ellos para que con las mismas personas que ya estamos, sigamos haciendo comida para la gente”, dijo, “mucha gente anónima que antes ha pasado hambre ha llegado a cooperar”, contó, “así complemento lo que me da el municipio con la ayuda de los particulares y así podemos darle suficientes raciones a las familias para que les quede comida para la noche también, con pan y ensalada”, explicó.

Las jóvenes voluntarias salen alrededor de las once de la mañana a retirar las viandas de los adultos mayores del sector, las que entregan a domicilio una vez que está listo el almuerzo. “El resto de las familias trae su olla y se llevan las raciones para compartirlas en su casa, para evitar las aglomeraciones”, aseguró, “nosotros no discriminamos a nadie, si vienen personas de los sectores vecinos son bien recibidas también”, aclaró el dirigente.

En promedio, se entregan 165 raciones diarias, de lunes a sábado, “con esto evitamos problemas, mejoramos las defensas de las personas y protegemos nuestro sector, porque cuando la gente no tiene para comer, sale a robar y sufrimos todos”, concluyó el líder vecinal.

Población Purén

También desde hoy, en la población Purén, se entregarán colaciones. En este sector la ayuda se coordina en conjunto con la Parroquia Sagrada Familia, “desde el Ejército, con la Parroquia, se nos invitó a una reunión con todos los sectores oriente para comenzar a coordinar la entrega de estos almuerzos”, explicó Clara San Juan, presidenta de la junta de vecinos del sector.

“Se comenzará a repartir por diez días y se evaluará de acuerdo a la demanda si se aumenta la cobertura y tiempo de entrega”, afirmó. “Nosotros, la junta de vecinos de la población Purén, nos unimos con la parroquia para trabajar juntos y vamos en ayuda de las familias con una bolsa de mercadería, para las personas que la municipalidad no les entregó canasta y son muchas”, detalló, “con ayuda de vecinos, dueños de locales y minimarket del sector, o dinero para comprar lo que ponemos, se han empapado de esta necesidad y trabajamos en lo que podemos hacer”, relató.

Trabajo en equipo

La entrega de mercadería básica se replica en las unidades vecinales de todos los sectores de Chillán. Cecilia Henríquez, presidenta de la Unión Comunal de juntas de vecinos, afirmó que los dirigentes estamos demostrando que nosotros sí trabajamos para nuestros sectores y se está trabajando en conjunto”, dijo.

“Si en una parte necesitan ayuda, aunque sea de otro sector muy lejano, la ayuda llega, porque estamos colaborando en conjunto y en equipo”, precisó la dirigente, “la gente tiene una confusión porque ahora la municipalidad trae ayuda y la gente piensa que es la que envían de Santiago, es un desorden”, lamentó.

“La ayuda siempre llega a la gente más necesitada, se olvidan de mucha gente de clase media que está en su casa con sus niños y no tiene como darse vuelta”, razonó Henríquez, “todo sirve, estamos empezando la crisis, así que hay que colaborar”, invitó.

Foto: Cristian Cáceres

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top
http://www.ladiscusion.cl/feed/rss/