Close
Radio Radio Radio Radio

Vacunas y reactivación

Cristian Cáceres

La paradoja de tener el proceso de vacunación más exitoso de Latinoamérica y los peores rebrotes infecciosos que se han registrado hasta la fecha en Chile nos demuestra que la gran amenaza aún está viva y que relajar las medidas de prevención es el peor error que podemos cometer. De ahí a las cuarentenas y la profundización de la crisis sanitaria y económica hay un paso.

En esa interfase hoy nos encontramos. Con los contagios disparados que obligaron a que las autoridades tomen medidas de protección general como es volver a encerrar a las personas y cerrar la actividad económica, decisiones que son muy nocivas para la reactivación económica, pero necesarias cuando las personas no hacen caso y siguen actuando como si el 100% de la población estuviera vacunada.

Aún no se ha pasado la página de los contagios y el miedo por las variantes sigue creciendo. Ayer se reportó el primer caso de la cepa neoyorkina y hay cientos de contagiados con las cepas británica y brasileña. Por eso insistimos que la situación de pandemia no ha sido superada y que debe haber un compromiso de todos para cambiar la realidad, pero eso solo se logrará avanzando en la vacunación y extremando los cuidados mínimos de seguridad: mascarillas, distanciamiento y cero aglomeraciones generadas por el comercio y el entretenimiento.

Este esfuerzo es urgente, y no solo para evitar el colapso de los hospitales y el aumento de personas fallecidas, sino también porque es la única forma de procurar que las débiles señales de reactivación económica que se vieron a fines de 2020 no se apaguen, y se vea amenazada la recuperación esperada para el segundo semestre de este año.

No será nada sano para la generación de empleos y el bienestar social que actuemos como si nada pasara, o nos anclemos a la falsa idea de que la vacunación todo lo puede. La economía chilena está tratando de pasar la peor página de su historia reciente con cifras en rojo establecidas desde el año pasado, y un PIB que cayó 6% en 2020. Esta situación corresponde al peor desempeño de la economía chilena desde 1982, cuando el PIB se desplomó en un 11%.

Pero este año pinta mejor y así lo ha reconocido el Fondo Monetario Internacional (FMI), que publicó los resultados de la evaluación económica de Chile para 2021, subiendo la proyección de crecimiento para el país, desde el 4,5% esperado en octubre a 6%, dando cuenta del poderoso efecto que tiene el exitoso proceso de vacunación que se lleva a cabo en el país.

Hay un antes y un después del plan de vacunación. Cuanto más avancen en Europa, Estados Unidos, China e India, más van a demandar cobre y alimentos, y favorecer un ciclo económico donde otras actividades también empiecen a mostrar su cara de recuperación.

No es un error ser optimista y ojalá todos los supuestos se cumplan, el punto es que todo ese optimismo económico está sustentado en dos bases que no están sincronizadas: el plan de vacunación que hasta ahora ha funcionado muy bien, y un oportuno freno a la ola pandémica, donde lamentablemente solo hemos visto acciones reactivas de corte draconiano e indisciplina social.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top
http://www.ladiscusion.cl/feed/rss/