Close
Radio Radio Radio Radio

Vacunación y contagios

Cristian Cáceres

En el mundo, la vacunación tiene ritmos distintos, marcados por la capacidad económica de los Estados y por la gestión efectiva de sus autoridades. En nuestro país, el proceso se está desarrollando con gran eficiencia. En un solo día se ha llegado a inocular a 90 mil personas, con un promedio de 1,08 dosis diarias por cada 100 habitantes, convirtiendo a Chile en el país que más rápido está administrando la vacuna contra el covid-19 en todo el planeta, totalizando a la fecha 5,5 millones de personas que han recibido una o las dos dosis. Incluso, es posible que ese ritmo se vaya acelerando, a medida que vaya disminuyendo la edad de los grupos convocados.

Dos factores han sido claves para el incipiente buen resultado de un proceso que, por muchas razones, ha sido calificado como el reto más ambicioso en la historia sanitaria del país. Uno es la gestión de compra, que ha garantizado el suficiente stock para llevar adelante el proceso, y el otro es el despliegue logístico para vacunar a las personas.

Con respecto al primero, incluso los opositores han reconocido el olfato negociador del presidente Piñera para cerrar acuerdos con múltiples farmacéuticas desde mayo del año pasado, cuando ni siquiera el país había alcanzado su primer peak de contagios. No fue una cuestión de capacidad financiera, sino de gestión, de anticiparse y llegar a acuerdos con un portafolio diversificado de laboratorios, entendiendo que algunas de las apuestas de ese portafolio podían salir mal.

Ventiladores, camas UCI, reconversión de camas, concentraron los esfuerzos del Gobierno el año pasado para la contención de la mortalidad y, debemos reconocer, con buenos resultados si el objetivo era ampliar la capacidad de manejo hospitalario. Sin embargo, esa visión no fue capaz de abordar la problemática del covid-19 en su total dimensión, partiendo porque dejó afuera a la red de salud primaria.

Sin embargo, ha sido esa misma red la que hoy lleva adelante el exitoso operativo de vacunación. De hecho, la región de Ñuble -donde hay más de 100 establecimientos y profesionales con experiencia en el trabajo comunitario, y que por lo mismo tienen un vínculo estrecho con la población- se ubica en el segundo lugar a nivel nacional en porcentaje de personas con ambas dosis administradas.

Se ha dicho, y con razón, que el daño del coronavirus se trata en los hospitales, pero la pandemia se controla en los territorios. Por eso, para lograr una buena estrategia en esta etapa donde se han intersectado la vacunación y un fuerte aumento de los contagios, se debe integrar a la atención primaria como un eje central, por tener situado allí el manejo territorial con la comunidad, que es donde se juegan hoy los dos factores críticos para superar la crisis sanitaria: continuar con la inmunización masiva y cumplir las medidas restrictivas, decretadas por la autoridad los últimos días. 

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top
http://www.ladiscusion.cl/feed/rss/