Close
Radio Radio Radio Radio

Tres reos sin recapturar y dudas respecto a la ubicación de la cárcel

La sicosis que se generó en Ñuble luego que trascendiera que 261 reos se habían fugado de la cárcel de Chillán durante la madrugada del 27 F, no tuvo parangón.

Se hablaba de asaltos, violaciones y el homicidio de familias completas en las afueras de Chillán. Nada de eso fue cierto. Pero si tales relatos tuvieron crédito fue porque al fugarse, tras la caída del muro poniente, los reos quemaron cinco casas y un local de comida de calle 5 de Abril, amén de otras viviendas que invadieron para esconderse de las policías. Hubo tres reos muertos a balazos y otro que falleció calcinado al interior del penal, luego que sus compañeros de celda lo amarraran a los camarotes.

Poco a poco, los reos fueron siendo recapturados, y más de la mitad se entregó voluntariamente en ese mismo mes. El último en caer fue Esteban García Rebolledo, quien fue detenido en Argentina. Son tres los que aún falta por detener.

En cuanto a la cárcel se abrió un debate sobre la necesidad de sacarla del centro. Ha habido cerca de cinco intentos fallidos por comprar terrenos fuera de la comuna de Chillán y hoy el Gobierno baraja terrenos fiscales en esta comuna.

Los seis propietarios damnificados por el incendio, tras siete años de litigios, fueron indemnizados con $340 millones.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top
http://www.ladiscusion.cl/feed/rss/