Close
Radio Radio Radio Radio

Todos pueden postular a la Constituyente, pero los partidos corren con ventaja

La carrera por formar parte de la histórica convención constitucional que redactará la nueva cartamagna está lanzada.

Medios y redes sociales se han inundado de posibles nombres, algunos conocidos; otros no tanto, que aspiran a ser elegidos el próximo 11 de abril.

Sin embargo, la ciudadanía dio una señal clara el pasado domingo: quiere renovación y mayor participación del mundo social e independiente.

Los partidos tienen el gran desafío de escuchar este llamado, y abrir sus puertas a candidaturas que no necesariamente comulguen con viejas prácticas electorales, como “compensar” a aquellos que no podrán repostular a alcaldes o parlamentarios, o “acomodar” a operadores políticos.

Surge entonces la pregunta en muchos hogares: ¿Puedo yo postular a constituyente?

Quienes deseen competir deben cumplir con los mismos requisitos que quienes postulan al parlamento: ser mayor de 18 años, tener derecho a voto, y no haber sido condenado a pena aflictiva (tres años y un día o más tiempo). Si un extranjero tiene derecho a voto en Chile, también puede ser candidato.

La forma de elegir a los 155 convencionales constituyentes será la misma utilizada para a los diputados.
El país se divide en 28 territorios (distritos), por lo tanto, se elegirá el mismo número de constituyentes que de diputados por cada uno de ellos.

El mínimo es tres constituyentes en los distritos pequeños, y ocho integrantes en los más grandes. En el caso de Ñuble (distrito 19, que incluye a las 21 comunas), se elegirán cinco constituyentes. Está en discusión actualmente en el Senado, en tanto, la reserva de escaños para pueblos originarios.

Todos quienes postulen a la convención constitucional deberán efectuar campaña rigiéndose por la ley del límite de gasto en cada distrito, que depende del número de electores y la devolución por parte del Fisco, que entrega 0,04 UF por voto obtenido si es hombre, y 0,05 UF por voto obtenido por una mujer.

Quienes deseen postular como independientes, no necesariamente tienen que formar parte de una lista. Sin embargo, debido a que el sistema electoral que se aplica es el método proporcional D’Hont, tienen muy pocas probabilidades, ya que las listas presentadas por los partidos suman sus votos. Los independientes, en cambio, no suman con nadie.

Cada lista puede presentar un candidato más que el número de convencionales que se elige. Es decir, en Ñuble, cada lista podrá presentar seis candidatos(as).

Las alternativas que el actual sistema da a los independientes para postular con cierto grado de competitividad son unirse a un partido político e ir dentro de su lista, o formar una lista de independientes afines. También pueden correr como personas naturales, pero bajan sus posibilidades de ser electos.

Actualmente se encuentra en el congreso un proyecto de ley que rebaja de 1,5% a 0,5% de la votación registrada en la última elección de diputados el número de patrocinios (firmas que apoyan la candidatura independiente) para listas de independientes y de candidatos independientes. Por ejemplo, en Ñuble votaron en los últimos comicios de diputados 196.265 personas, por lo tanto, de aprobarse la ley, una lista de independientes requeriría 981 firmas.

En tanto, un candidato independiente requiere actualmente del 0,4% de la votación, cifra que el mismo proyecto buscar rebajar a 0,2%. De aprobarse, un candidato independiente en Ñuble necesitaría del patrocinio de 392 firmas, las que no requerirían presentarse ante notario o un oficial del Registro Civil, como es en la actualidad.

Cancha dispareja

Respecto de las posibilidades de los independientes en la Constituyente, el investigador y académico de la UdeC y Doctor en Ciencias Políticas, Sergio Toro, sostuvo que “el punto es que el electorado está acostumbrado a votar por los individuos, y cree que nuestro sistema electoral es mayoritario, cuando en realidad lo que regirá para la convención constitucional es un sistema proporcional por listas, que está hecho para competencias con partidos fuertes, no con partidos débiles. El gran problema que se genera con esto, es que como la mayoría de los partidos están desenraizados de la sociedad, y por tanto, son partidos ‘desfondados’, lo que ocurre es que se les dificulta generar la lógica de representación para que las personas entiendan que están votando por una etiqueta primero, y después por un candidato”.

Algo que reafirma el abogado y encargado electoral del PPD, Paulo de La Fuente.

“Cualquier independiente puede ser candidato a la Constituyente, pero es más difícil serlo que estando dentro de un partido político o de un pacto, que no requiere del requisito de las firmas. En el caso de constituir una lista de independientes, pueden ir seis independientes en una, en el caso de Ñuble, pero también es complejo, pues reunir a seis personas que no se conocen y que no están organizadas como movimiento, supone una desventaja”, afirmó.

No obstante, dijo, también pueden formar parte de listas de partidos políticos, “lo que los obliga a alcanzar la mayor votación dentro de ellas, compitiendo con quienes representan a dichos partidos políticos. En el caso que un independiente quiera ir solo, sin lista, tendría que ganarle a un pacto completo de partidos políticos, y eso es muy difícil. Es lo mismo que ocurrió en las últimas parlamentarias, por ello se está exigiendo facilitar el acceso de los independientes y reformular nuestro sistema electoral, para que permita la representación de los sectores minoritarios”, aseveró.

Jeanne Simon, politóloga y académica de la UdeC, agregó otro factor.

“Muchos dirigentes sociales tampoco están dispuestos a presentarse como candidatos al alero de los partidos, porque hay mucha desconfianza y no quieren ser instrumentalizados. Hay que pensar en una larga tradición que han tenido los partidos de ir reclutando a destacado dirigentes, a quienes al final terminan ‘quemando’. Basta recordar del caso del dirigente de los pescadores de Aysén, Iván Fuentes, quien llegó al congreso y terminó desmovilizado. No sé cuánta flexibilidad hay para cambiar el sistema electoral, se están tratando de mejorar las condiciones para los independientes, pero más allá de eso, yo haría un llamado a los electores de regiones a que opten por sus propios candidatos. Las regiones elegirán a 2/3 de los convencionales, por lo tanto, no deberíamos dejar que vengan candidatos de Santiago pidiendo cupos acá. Los candidatos deben representar de manera efectiva a los territorios”, sentenció.

Incompatibilidades

Los constituyentes no podrán compatibilizar su función con cargos en organizaciones y gremios, ya que representan a los ciudadanos. Por ejemplo, si un dirigente gremial es electo convencional, deberá dejar su cargo, por el tiempo que sea constituyente.

Distinto es el caso de quien ejerza otro tipo de funciones. Un constituyente puede seguir siendo médico, empresario, periodista, entre otros.

En el caso de los funcionarios públicos, también deben dejar sus cargos, y no pueden tener negocios con el Estado porque recibirán una dieta pública ($2,5 millones mensuales).

Convención paritaria

Una de las particularidades que tendrá la futura convención constitucional chilena, y que la distinguirá en el mundo, es que será paritaria en los distritos pares. Es decir, en un distrito que reparte 4 escaños, deben ser electos 2 hombres y dos mujeres. En el caso de un distrito impar, como Ñuble, que elige cinco, la diferencia entre hombres y mujeres no puede ser superior a 1, es decir tres hombres y dos mujeres, o viceversa.

En caso de no cumplirse la paridad, se elimina al candidato menos votado del sexo sobre representado, y se le reemplaza por el siguiente del sexo opuesto.

Los pactos e independientes que aspiren a competir por un cupo en la Constituyente, deben inscribir sus candidaturas hasta el 11 de enero próximo, fecha en que el Servicio Electoral cerrará las listas definitivas o nombres como candidatos a la convención constituyente.

El 10 de febrero comenzará la propaganda electoral de las candidaturas, y el 12 de marzo se dará inicio a la franja televisiva gratuita, hasta el 8 de abril, día en que finalizará el período de propaganda.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top
http://www.ladiscusion.cl/feed/rss/